Enhanced by Google
Buscador Terra. Buscar en Internet
Saltar navegación

Buscador de Cotizaciones y Noticias

20 respuestas para entender el plan de rescate de Zapatero

/ www.invertia.com
Miércoles, 8 de Octubre de 2008 - 17:22 h.
usuario_conectado MARIA MARTINEZ
Invertia.com

El Gobierno ha decidido poner remedio a la crisis financiera y acaba de aprobar dos medidas extraordinarias para fortalecer al sistema financiero español y tranquilizar a los ahorradores. El Ejecutivo ha elevado a 100.000 euros por titular y entidad la garantía de los depósitos y va a crear un fondo temporal con cargo al Tesoro de 30.000 millones de euros ampliable a 50.000 para inyectar liquidez a los bancos. A continuación, damos respuesta a algunas de las principales dudas que puede suscitar el plan de rescate de Zapatero.

¿Por qué se crea este fondo de emergencia y hay tanto interés en aumentar la garantía de los depósitos?

El mercado interbancario, en el que bancos y cajas se prestan dinero entre sí, ha entrado en crisis, y las entidades están encontrando muchas dificultades para financiarse, sobre todo a largo plazo. Ahora no tienen recursos para seguir concediendo préstamos y, por ello, el Gobierno ha creado un fondo de 30.000 millones de euros ampliable a 50.000, que garantice, por un lado, que las empresas y ciudadanos puedan financiarse y, por otro, que facilite a las entidades que los activos a largo plazo tengan salida en el mercado.

¿Y qué pasa con nuestros ahorros?

La mayor parte de los ciudadanos tienen sus ahorros en los bancos y cajas en cuentas corrientes o depósitos, los cuales están cubiertos, para caso de quiebras, por el Fondo de Garantía de Depósitos, dotado con más de 6.000 millones de euros. Si en la actual crisis una entidad española tuviera dificultades financieras (como ocurrió con Banesto en 1993) o incurre en bancarrota, los ciudadanos pueden recurrir a este fondo. No obstante, éste no cubre la inversión en acciones y en otros activos de naturaleza similar.

¿Para qué me sirve que el Gobierno haya aumentado a 100.000 euros la garantía de estos depósitos?

Hasta ahora, el Estado aseguraba para estos casos de rescate bancario, un importe máximo por persona y entidad de 20.000 euros y ahora esta cifra pasa a los 100.000 euros. En el modelo español, son las entidades, a través del denominado, coeficiente de caja, las que nutren al Fondo de Garantía de Depósitos. De momento, se ha previsto que los bancos y cajas no tengan a aumentar su contribución al fondo.

¿Y quién me cubre si mi dinero está en un banco extranjero?

Si el banco extranjero que opera en España lo hace como filial o sucursal, la garantía que cubre los depósitos del ahorrador corresponde al país de la matriz. En cambio, cuando opera como entidad propiamente dicha y con ficha bancaria en el Banco de España, la garantía corre a cargo del estado español. Por ejemplo, es el caso de ING Direct, Barclays, ING, Deutsche Bank o Lloyds, los bancos más populares entre los ahorradores de nuestro país, la garantía corre a cargo del país de origen. En el caso de ING aunque depende del Banco de Holanda, la entidad ha asegurado que ampliará la garantía de los depósitos a los clientes españoles de esta entidad hasta los 100.000 euros establecidos en el plan de choque de Zapatero. En la propia web del Banco de España (www. bde.es), es posible consultar el registro de entidades sujetas a su control e inspección, en el apartado de Servicios al Público.

-¿Cómo se respaldan los fondos de inversión y los planes de pensiones?

Quien tenga invertido su dinero en fondos de inversión y planes de pensiones no debe temer nada, ya que estos productos nunca pueden quebrar. Además, el depositario y la gestora no pueden tocar el dinero del partícipe, que nunca deja de ser propietario del mismo.

¿Y si el producto es un seguro?

Por lo que se refiere a los seguros, también existen mecanismos para evitar la desprotección del consumidor o cliente. Es importante tener en cuenta que la sociedad con la que se contrata la póliza esté registrada, supervisada y controlada por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. El registro público de entidades aseguradoras autorizadas a operar en España se encuentra disponible en su «web» (www.dgsfp.mineco.es). Ahí figuran también nombres de entidades no autorizadas para operar en España como entidades aseguradoras. El encargado en este producto de hacer las veces de Fondo de Garantía es el Consorcio de Compensación de Seguros, que también está adscrito al Ministerio de Economía. En casos de insolvencia o quiebras de entidades aseguradoras, el consorcio asume la liquidación. No existe una cantidad máxima a recuperar, sino que dependerá del balance de cada empresa. El consorcio se encarga de valorar los activos y pasivos de la compañía y de aplicar medidas de mejora.

¿Peligran mis ahorros ante una hipotética afluencia masiva de ciudadanos que acudan a rescatar su dinero del banco?

Una afluencia masiva a las oficinas bancarias puede provocar un colapso el sistema y romper uno de los principios básico en el que se asienta cualquier sistema financiero, en la confianza de las partes. La entidad no puede hacer frente a la situación ya que no existe entidad alguna que pueda tener liquidez sobre todos sus activos. Es entonces cuando el Estado tiene que intervenirla y tomar las riendas de la misma. Esta situación es prácticamente imposible en nuestro país ya que todos los bancos han demostrado tener una gran salud financiera.

¿En qué se diferencia del plan de rescate anunciado por EE UU?

El Estado español comprará activos de máxima calidad, calificados con triple A por las agencias de calificación, y no activos “tóxicos”, que no cuentan con un respaldo real y cuyo valor puede ser ínfimo. De hecho, en EE UU buena parte de los activos adquiridos por el Tesoro del país son aquellos cuya garantía son bienes inmobiliarios que se han depreciado fuertemente. En nuestro país no se trata de un plan de rescate para sacar a flote a entidades al borde de la quiebra sino un plan de financiación que restaure la liquidez en el sistema bancario español. Al contrario que en EE UU, donde el fondo será gestionado por una agencia pública de nueva creación, en España será el Tesoro el encargado de su gestión.

¿Incluye el paquete de medidas del Ejecutivo español bajadas del Impuesto de Sociedades como ha hecho Portugal?

No lo recoge. Portugal va a recortar un 50% del impuesto sobre las empresas (IRC), que pasará del 25% al 12,5%, lo que según el primer ministro José Sócrates beneficiará a unas 300.000 empresas, el 80% pequeñas y medianas (Pymes). Pero a diferencia del Gobierno socialista de Portugal, el Ejecutivo español no contempla recortar el Impuesto de Sociedades, una medida que sin duda aliviaría la carga fiscal que soportan las compañías pero que aminoraría los ingresos de las arcas públicas. La oposición del PP lleva tiempo defendiendo esta medida junto al aumento de deducciones para aquellas personas que tienen créditos hipotecarios, autofinanciación (reinversión de los beneficios) y facilitar el crédito a las empresas saneadas. El líder del PP ha reiterado en muchas ocasiones que si llega al Gobierno recortará al 20% el Impuesto de Sociedades, pero falta por saber cuál será la escala de deducciones, ya que no afecta igual a una pyme que a una multinacional.

¿Contempla el plan la compra de acciones de bancos como ocurre en Reino Unido e Italia?

De momento, entre los planes del Gobierno español no está entrar en el capital de las entidades financieras, ni mucho menos nacionalizarlas como han hecho otros Estados. El plan de Zapatero consiste en liberar recursos de los bancos y cajas mediante la compra a las entidades de determinados activos de máxima calidad, como titulizaciones y cédulas hipotecarias, pero no acciones. Sin embargo, aún no se sabe al cien por cien qué tipo de activos comprará el Estado y si aceptará aquellos que no sean hipotecarios. La compra de acciones es una medida que han aprobado otros Gobiernos europeos para sanear su sistema financiero, ante la precaria situación de sus principales bancos. Este es el caso de Reino Unido, que ya ha nacionalizado alguna entidad y que entrará en el capital de sus bancos con 63.000 millones de euros, y el de Italia, que ha anunciado la creación de un fondo para comprar acciones preferentes de los bancos en dificultades. Asimismo, el Departamento del Tesoro de EE UU está estudiando la posibilidad de tomar participaciones en bancos del país ante el poco éxito de las medidas adoptadas. La ley otorga al Tesoro estadounidense el derecho a tomar posiciones en los bancos, incluidos los sanos.

¿Cómo se va a nutrir el fondo de 50.000 millones anunciado por Zapatero?

Este fondo de entre 30.000 y 50.000 millones se nutrirá con letras, bonos y obligaciones que emitirá el Erario Público. De hecho, el Estado elevará su deuda del 36% del PIB al 42% para poder hacer frente a esta eventualidad.

¿Y qué es lo que va a comprar el Estado con este dinero?

Aunque aún no se ha especificado qué tipo de activos serán, deberán estar calificadas por una agencia de riesgo como “buenos”. En estos momentos, hay voces que apuntan a que serán cédulas hipotecarias y emisiones titulizadas (paquetes de créditos) que se conceden especialmente para hipotecas. En cualquier caso, esos 50.000 millones anunciados supone menos del 60% de los vencimientos de deuda de las grandes entidades hasta el cierre de 2009. Si se compara con el total de los créditos de los bancos al sector privado, apenas representa un 2,7% de los 1,83 billones que hay en el mercado. En cambio si se compara con los 35.000 millones que bancos y cajas prestaron al mercado hasta julio parece más adecuado.

¿Por qué los bancos europeos no obtienen los fondos que necesitan en las subastas que hace el BCE?

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha asegurado que la compra de activos a entidades financieras mediante el fondo se convertirán en operaciones a largo plazo, es decir más de un año, frente a las que se hacen a corto plazo (un día, una semana o un mes) por parte del Banco Central Europeo (BCE) u otros bancos centrales. Sin embargo, los plazos van a depender de la tipología de los activos. En cualquier caso, son préstamos que se dan a los bancos con una garantía que da plena seguridad de que ese dinero se va a recuperar.

¿Cuánto durará esta línea de financiación?

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha asegurado que esta línea de financiación no es permanente sino que se mantendrá hasta que se normalice la liquidez del mercado. Tampoco se ha especificado una fecha. El objetivo es que este fondo funcione como una especie de banco central que da liquidez al sistema hasta que las aguas vuelvan a su cauce. Después se supone que estos activos, que lógicamente tienen un rendimiento, revertirán al Tesoro. Por ello, su gasto no se queda consolidado en la deuda, ya que desaparecerá en el momento en que desaparezcan esos préstamos.

¿Cuánto va a costar al Estado?

Como tendrá que retribuir las letras o bonos que emita con una rentabilidad acorde al mercado, dicha deuda conllevará unos costes por el interés abonado de unos 3.000 millones.

¿Puede crear distorsión en el mercado financiero?

Puede llegar a ser contraproducente, ya que el Estado será un competidor aún más feroz para las empresas en la captación de recursos del mercado. Sin embargo, España no está en una situación demasiado difícil si se compara con otros países de nuestro entorno que, en casos como el de Italia, el porcentaje se eleva hasta el cien por cien.

¿Qué interés obtendrá el Estado español por las emisiones que compre a los bancos?

Aún se desconoce ese dato pero fuentes de Ministerio de Economia especulan con la posibilidad de que se cobre el mismo interés que paga el Estado cuando emite letras y bonos más un pequeño diferencial. En la última subasta de agosto el Tesoro Público adjudicó 4.000 millones de euros en la subasta de letras con vencimiento a doce meses al 4,380%.

¿Cómo se asegura el Ejecutivo que el dinero irá a préstamos?

El Tesoro exigirá que sean nuevas emisiones para nuevos préstamos, pero es difícil saber que todo el dinero que cojan los bancos se ponga en circulación y no se utilice para refinanciar deuda antigua. Además, el Gobierno hará un seguimiento de ese dinero para que las entidades no lo destinen a cubrir sus propios gastos.

¿Quién controlará el dinero que se dé a los bancos para evitar que acabe financiando a promotores inmobiliarios con problemas?

Aún se desconoce qué organismos controlarán el plan y tampoco si la supervisión será tan detallada para evitar que llegue hasta promotores inmobiliarios con problemas. Probablemente en los próximos días el Gobierno informará de estos detalles ya que hay una gran sensibilidad pública al respecto.

¿Quién comprará las ingentes cantidades de deuda pública que tendrá que emitir el Estado?

En estos momentos de incertidumbre, en teoría hay numerosos fondos e inversores institucionales y particulares interesados en la deuda de estados solventes como el español. Sin embargo, el hecho de que numerosos estados vayan a realizar emisiones de deuda parecidas creará una gran congestión en la oferta que podría complicar la financiación al Estado y bloquear el plan.

¿Cuál ha sido la reacción de la Oposición al plan?

Desde la oposición, también se ha dado un “apoyo son condiciones” a la decisión de aumentar el monto de la garantía mínima y la “buena disposición” a la creación del fondo de 30.000 euros. No obstante, Mariano Rajoy ha apuntado que habrá que "hablar con mucho detalle" en la reunión de los equipos económicos del Gobierno y del Partido Popular de mañana. “Hay que hablar de cuál va a ser el precio que se va a pagar por esos 30.000 ó 50.000 millones, cuál va a ser el plazo del préstamo a esos bancos y garantizar que sirva para dar dinero a las familias y a las pymes y no a tres o cuatro con nombres y apellidos", ha destacado.

¿Qué piensan otras formaciones políticas y los agentes sociales del plan?

Las patronales de los bancos y las cajas, y la Asociación de Trabajadores Autónomos, han aplaudido la creación del fondo con cargo al Tesoro. La Asociación Española de Banca (AEB) considera que las medidas pueden servir para paliar "en parte" la situación de falta de liquidez de los mercados internacionales, mientras que el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos (Asnepa), Pedro Mezquida, ha reclamado "mecanismos de control jurídico" para asegurar que el dinero de los contribuyentes se destine a aliviar la deuda de las familias y ayudar a las pymes. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, no descarta que haga falta sumar 30.000 millones de euros más al fondo de liquidez anunciado para que el dinero "se reparta correctamente" y llegue a las empresas. Por su parte, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, ha calificado de "razonables" las medidas por generar confianza en empresas, bancos y consumidores, pero cree que se tendrá que ver si son "suficientes".