Saltar navegación

Buscador de Cotizaciones y Noticias

Los fondos inmobiliarios estrenaron sus primeras pérdidas (-0,91%) este noviembre

/ www.invertia.com
Miércoles, 17 de Diciembre de 2008 - 11:01 h.
usuario_conectado JUAN ESTÉBANEZ
Invertia.com

Los fondos inmobiliarios directos pierden fuelle. A salvaguarda de la crisis gracias a su carácter conservador, estos fondos sufrieron en noviembre una rentabilidad mensual negativa (-0,91%) por vez primera en su historia. La mayor amenaza estriba, sin embargo, en la ingente salida de dinero. El aluvión de reembolsos, que se ha acelerado durante el mes, reduce el mercado de estos productos. Uno de los nueve fondos del sector ya se ha liquidado y otro más ha cortado la posibilidad de rescatar el dinero.

¿Están en peligro los fondos inmobiliarios? Por el momento cerraron diciembre con una rentabilidad negativa del 0,91%, según los datos de Inverco, algo desconocido para estos fondos hasta ahora. Los serios problemas por los que atraviesa el sector del ladrillo han terminado por alcanzar a los fondos inmobiliarios directos, que adquieren bienes inmuebles para su arrendamiento. De hecho, el Habitat Patrimonio ha tenido que ser liquidado y el BBVA Propiedad ha suspendido los reembolsos.

El proceso de valoración de activos de estos fondos, relativamente conservador les había permitido seguir reportando rendimientos negativos en plena crisis, aunque también había limitado sus ganancias en el periodo de bonanza. Durante el pasado boom del ladrillo, los fondos inmobiliarios contribuyeron con modestos pero sólidos rendimientos. La rentabilidad anualizada de estos productos alcanzó el 6,37% en los últimos diez años. Como contrapartida, los fondos inmobiliarios directos reportaron ganancias a sus clientes mientras el resto de productos financieros se sumergía en pérdidas.

“Son fondos patrimonialistas y no están tan contagiados por la crisis del sector”, aseguran en Santander Real Estate. Pese a ello, el “efecto contagio” ha terminado por alcanzarlos. Durante el año, los fondos inmobiliarios conservan todavía una rentabilidad positiva del 1,48%.

Los reembolsos se multiplicaron en noviembre

El mayor peligro acecha en la salida de dinero. Durante el pasado mes, los reembolsos netos superaron los 600 millones de euros, la mayor parte de ellos a cargo del Santander Banif Inmobiliario. Pese a la fuerte salida de capital, acentuada por ser noviembre uno de los dos periodos anuales de reembolsos, la gestora del fondo –Santander Real Estate- descarta seguir el mismo camino que BBVA Propiedad.

Los partícipes del fondo del BBVA tienen en diciembre el último mes para retirar su dinero si lo desean, algo por lo que no sufrirán comisiones de reembolso. Pasado diciembre, habrá un corralito de dos años en los que no se podrá rescatar el capital invertido. Una medida similar se tomó en Alemania con sus fondos inmobiliarios directos acuciados por la falta de liquidez.

La pérdida de capital ha contribuido a mermar en un 14% el patrimonio de Santander Banif Inmobiliario en tan sólo un mes. Antaño líder del sector, la gestora del fondo asegura que continuará operando. Pese a la caída del capital, el fondo del Santander sigue liderando el sector en patrimonio con casi 3.500 millones de euros.

En general, la iliquidez parece hacer merma entre los partícipes de los fondos inmobiliarios, lo que ha provocado una retirada récord de dinero. Los reembolsos brutos alcanzaron la espectacular cifra de 870,7 millones de euros, que duplica los 436 millones que salieron en marzo, hasta ahora la cantidad más alta del año.

Las suscripciones de noviembre fueron también muy elevadas, casi 261 millones, lo que maquilla en parte la huida de capital. No obstante, los 610 millones de euros de reembolsos netos del mes elevan la cifra total a 1.213 millones, casi el triple del total del pasado año, único año hasta ahora en el que se consignaron salidas neta de capital.