Enhanced by Google
Buscador Terra. Buscar en Internet
Saltar navegación

Buscador de Cotizaciones y Noticias

Blesa asegura que en Caja Madrid nadie se ha llevado dinero fraudulentamente

EFE
Miércoles, 28 de Noviembre de 2012 - 18:02 h.

Blesa, que ha continuado esta tarde con su comparecencia ante la Comisión de Economía que trata de averiguar las causas de las crisis de las cajas, ha indicado que en España las entidades financieras han empezado a incurrir en pérdidas tras las provisiones del sector inmobiliario que han tenido que dotar en aplicación de los decretos de reforma legislativa aprobados por el Gobierno.

En cuanto al plan estratégico anunciado hoy por Bankia, entidad creada a partir de Caja Madrid y otras cajas, que prevé más de 6.000 despidos y el cierre de unas 1.100 oficinas, Blesa ha eludido responder alegando que ya no está en la entidad y que desconoce cómo se ha elaborado ese plan.

El expresidente, que ha despachado la segunda parte de su comparecencia en unos 15 minutos, ha insistido en defender su gestión y ha pedido que se evalúe su trabajo al frente de Caja Madrid teniendo en cuenta toda su trayectoria, que se prolongó durante casi 14 años.

A modo de ejemplo, Blesa recordó que en 2003 el beneficio de la caja fue de 758 millones de euros, cifra que creció hasta 1.321 millones tres ejercicios después.

En cuanto a las preferentes, el expresidente de Caja Madrid ha dicho que su riesgo se ha puesto de manifiesto cuando se han dirigido a los pequeños ahorradores, pero ha defendido su legalidad.

Tras la comparecencia, la diputada del PSOE Cristina Narbona ha criticado "la falta de asunción de responsabilidades" demostrada por Blesa y el "desprecio" al Parlamento que evidencian sus palabras.

Narbona ha señalado que la negativa a crear una comisión de investigación ha causado que "un espectáculo" en el que los responsables financieros se niegan a contestar al Congreso de los Diputados.

La diputada del PSOE ha sido especialmente crítica con la negativa de Blesa a detallar su retribución total del año 2009 (incluidos los consejos de administración de las sociedades participadas y otros conceptos que no están en la memoria de Caja Madrid) y a explicar las pérdidas de más de 7.000 millones que Rodrigo Rato, el sucesor de Blesa al frente de la caja, dijo que se encontró al llegar a la entidad financiera.