Enhanced by Google
Buscador Terra. Buscar en Internet
Saltar navegación

Buscador de Cotizaciones y Noticias

Dos meses sin superdepósitos: Alternativas para recuperar la rentabilidad perdida

Han pasado ya dos meses desde que el Banco de España pusiera límites a los tipos de los depósitos. ¿Qué ha pasado? A grandes rasgos puede decirse que la contratación de estos productos ha descendido, que la mayoría de las entidades respeta la limitación y que otras alternativas están tomando el testigo entre los ahorradores despertando la imaginación de las entidades financieras.

/ www.invertia.com
Viernes, 1 de Marzo de 2013 - 12:17 h.
Los ahorradores tiene que hacer números Los ahorradores tiene que hacer números

Los últimos datos publicados por el Banco de España indican que los depósitos cayeron un 0,56% en enero respecto al mes anterior hasta los 1,457 billones de euros.

Con este panorama las entidades financieras, indica Antonio Gallardo de deiAhorro.com, han usado todo su ingenio para no perder los preciados euros de sus clientes, con soluciones de todo tipo, algunas buenas, otras malas y otras con algunos pros pero también algunos contras:

Depósitos a 13 meses y 25 meses: La mejor solución (o la menos mala según se mire) para que los ahorradores rasquen “medio puntito” más de interés a cada uno de los tramos, que como está el mercado, no es poco. Así podemos encontrarnos con depósitos a 13 meses al 2,25% frente al 1,75% de los de un año, o al 2,75% para los de 25 meses frente al 2,50% de los de dos años.

Depósitos en especie: Vende más “un televisor” que un exiguo 2,75%, pero si para conseguirlo necesitamos inmovilizar nuestro dinero tres años sin capacidad de cancelar el producto (a no ser que devolvamos el valor del televisor) y resulta que este es como si hubiéramos cobrado intereses inferiores al 2,75%, no estaríamos haciendo tan buen negocio. Esto es lo que pasa con los depósitos en especie, que con tipos bajos crecen como la espuma. Productos que por su escasa rentabilidad, y mala liquidez no es una buena solución para los clientes, a no ser que desees ese regalo.

Productos del Tesoro: Casi de forma simultánea a que saltara la noticia de los límites impuestos por el Banco de España, el Tesoro cerraba con éxito subastas de productos a corto y medio plazo (Letras y Bonos) con una importante reducción en su tipo de interés. Pero mientras en los depósitos fue una imposición, en el Tesoro, fue resultado de la buena evolución de la prima de riesgo. Todo ello ha llevado a que estos productos seguros (si se espera a su vencimiento) pero con una liquidez muy distinta a los depósitos también perdieran su atractivo. Pero Italia y sus turbulencias pueden volver a situarlos como productos interesantes, eso sí, también hay grandes diferencias en nuestro rendimiento final según quien lo comercialice. Si lo hacemos a través de un banco, podemos encontrarnos que a nuestra ya de por si baja rentabilidad le descontemos importantes comisiones, si lo hacemos directamente a través de la web del Tesoro (www.tesoro.es) los gastos son mucho menos importantes.

Depósitos estructurados: Un producto para huir (con excepción de los más expertos). El primer nombre “depósito” da una seguridad que le quita o al menos confunde con el segundo “estructurado”. Y es que de depósitos tiene poco, ya que, aunque con múltiples fórmulas lo más común es encontrarse con un producto que liga su rentabilidad a la evolución de acciones o índices bursátiles y que puede acabar con fuertes pérdidas para nuestra inversión.

Fondos de renta fija/fondos garantizados: Alguna ventaja, pero muchos inconvenientes. En la renta fija, se invierte en valores que tanto en la Zona Euro, como Estados Unidos, Reino Unido, Suiza o Japón tienen intereses muy bajos, con lo cual la ganancia es muy limitada, más cuando los Fondos de Inversión si tienen comisiones a diferencia de los depósitos. La única ventaja es que podemos traspasar a otro tipo de fondos sin gastos. Para paliar esta rentabilidad nula la otra opción es ofrecernos fondos garantizados, en este caso no se pierde capital y sabemos la ganancia, pero siempre que se cumpla la garantía, es decir, que si queremos o necesitamos retirar nuestro dinero antes de esta podemos encontrarnos con pérdidas muy importantes.

UN DECÁLOGO PARA CLIENTES CON DUDAS

La decisión del Banco de España ha provocado una catarata de dudas entre los inversores particulares. En este contexto, EFPA España ha elaborado un decálogo para aclarar algunos detalles sobre la decisión y ofrecer una serie de consejos que los clientes deben tener en cuenta a la hora de elegir dónde mantener sus ahorros a buen recaudo y obtener una atractiva rentabilidad.

Información facilitada por EFPA

1 La medida del Banco de España trata de acabar con la guerra abierta entre las entidades por captar clientes a través de productos que ofrecen unas buenas condiciones. La limitación no afecta a las entidades extranjeras pero sí a las que operan en España a través de su filial.

2 La gran mayoría de las entidades ha respetado la limitación sugerida por el Banco de España. No obstante, algunas han lanzado productos con ofertas a 13 y 25 meses para evitar las restricciones recomendadas por el regulador.

3 La limitación del rendimiento de los depósitos tiene un carácter retroactivo desde el 1 de enero. Es importante señalar que si se contrató un depósito de alta remuneración pasada esa fecha, los tipos contratados están asegurados ya que la penalización del Banco de España tendrá que asumirla por completo la entidad.

4 El peso de los depósitos en España alcanza porcentajes muy altos en comparación al resto de países de su entorno. Los incidentes en la venta de algunos productos como las preferentes han vuelto más desconfiados y conservadores a los inversores españoles.

5 Antes de tomar cualquier tipo de decisión sobre la cartera de inversión, resulta más imprescindible que nunca acudir a un asesor financiero.

6 Para un cliente muy conservador, puede ser una buena decisión la de continuar apostando por los depósitos ya que se trata de un producto que mantiene la seguridad, puesto que el Fondo de Garantía de Depósitos cubre hasta los 100.000 euros, y el inversor tiene garantizado el capital.

7 Otras opciones para los inversores más conservadores las encontramos en los seguros de ahorro y en los fondos garantizados. Los seguros de ahorro acumulan una rentabilidad del 2,5% al 4,25%. Son las propias compañías las que garantizan el ahorro con su solvencia. En el caso de los fondos garantizados permiten traspasar el capital de un fondo a otro sin tributar. En algunos, su rentabilidad se sitúa en el entorno del 3% pero sólo permiten ahorrar a medio plazo (3 ó 4 años). Ojo con los costes.

8 La inversión en renta variable solo puede resultar interesante en el largo plazo y para un cliente dispuesto a asumir riesgos.

9 Los pagarés bancarios o de empresa ofrecen otra alternativa de mejora en la rentabilidad. No obstante, el ahorrador tiene que tener en cuenta que estos productos no se benefician de la cobertura de hasta 100.000 euros que ofrece el Fondo de Garantías de Depósitos.

10 Los acontecimientos que se han producido en España en las últimas fechas, derivados de la actual crisis financiera, han puesto de manifiesto la falta de un programa de cultura financiera en nuestro país. En este punto, se hace más que necesario que las instituciones promuevan un importante plan de educación financiera en las escuelas.


Publicidad

LO MÁS VISTO EN INVERTIA

ASÍ FUE LA SEMANA

PRÓXIMAS CITAS

BOLSA

OPINIÓN

DESTACADOS

RECOMENDACIONES

ESPECIALES ANTERIORES