Buscador de Cotizaciones y Noticias

Pasos para reclamar lo pagado de más por las plusvalías municipales

Una sentencia del Constitucional exime de pagar este tributo a quienes vendan su vivienda a pérdidas, según se ha conocido este viernes. Consulta cuáles son los pasos a seguir para recuperar lo pagado de más.

Elboletin.com
Viernes, 17 de Febrero de 2017 - 14:31 h.

El Tribunal Constitucional ha dictaminado en una sentencia que las personas que hayan vendido su vivienda por un valor inferior al precio al que la adquirieron no tienen que pagar la plusvalía municipal. El tribunal se ha pronunciado así tras declarar inconstitucional la norma foral que regula el impuesto sobre la plusvalía en Guipúzcoa.

Si bien ya desde hace unos años cada vez más contribuyentes estaban obteniendo sentencias favorables que obligaban a los Ayuntamientos a devolverles lo pagado por la plusvalía en esos supuestos, la sentencia del Tribunal Constitucional supondría un importante espaldarazo a los que aún no lo hayan hecho. En este sentido, Legálitas recuerda que, de acuerdo con el artículo 104 de la Ley de Haciendas Locales, este impuesto grava el incremento de valor que experimenten los inmuebles, que se pone de manifiesto a consecuencia de su transmisión. Sin embargo, la plusvalía municipal no depende del valor de compra o del valor de venta.

El ayuntamiento en el que está situado el inmueble no tiene en cuenta si ha habido o no un incremento de valor en el inmueble, sino que toma como base el valor catastral del suelo y lo multiplica por un coeficiente en función del número de años que hayamos tenido el bien y, además, por un tipo impositivo que viene contemplado en la Ordenanza Municipal de ese ayuntamiento. Por ello, el resultado siempre es positivo y deberemos pagarlo, aunque hayamos tenido que vender por debajo del precio de compra, algo a lo que se han visto obligadas muchas familias en estos últimos años, como consecuencia de la crisis que ha venido atravesando el país. Casos en los que en lugar de una ganancia se ha obtenido una pérdida y no ha existido tal plusvalía.

Especialmente duro -recuerda Legálitas- es el caso de aquellos que debieron pagar plusvalía, no por una venta, sino después de haber perdido el inmueble por no haber podido hacer frente al pago de la hipoteca, bien en una ejecución hipotecaria, bien en una dación en pago, a pesar de que el valor por el que se transmite es generalmente muy inferior al de precio por el que lo compraron.

Aunque se estableció para estas situaciones una exención del pago de ese impuesto en un Real Decreto-Ley el 4 de julio, solo afecta a los casos en que se trata de la vivienda habitual y además no se disponga de más bienes. Es decir, que segundas viviendas, oficinas y locales de negocio quedaron fuera y sus dueños (a pesar de perder el inmueble por no poder pagar la hipoteca), quedaron en deuda con su ayuntamiento por “el incremento de valor” que les supuso esa pérdida. Y como en la mayoría de los casos no pagaron la plusvalía (si no podían pagar la hipoteca, difícilmente podrían pagar la plusvalía) fueron sancionados.

CÓMO RECLAMAR

Desde Legálitas recomiendan la reclamación de este impuesto teniendo en cuanta los siguientes pasos:

- Una vez que se ha efectuado el pago del impuesto, (requisito fundamental), el primer paso es presentar un escrito de solicitud de rectificación y devolución de ingresos indebidos, ante el ayuntamiento que ha recaudado el impuesto, haciendo constar el importe satisfecho.

- De este modo se abrirá la vía administrativa, y la Administración tendrá que contestar dando plazo para interponer Recurso de reposición y si lo permite (hay poblaciones que no disponen del Tribunal Económico Administrativo municipal) a continuación Reclamación Económico Administrativa que será resuelta esta última por el Tribunal Económico Administrativo municipal correspondiente, agotándose así la vía administrativa. 

- Es entonces cuándo podremos iniciar un procedimiento judicial que es dónde más posibilidades de ganar tenemos. El plazo es de dos meses para interponer un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia correspondiente, y así veremos si dicho tribunal nos da o no la razón.

Antes de iniciar la vía judicial es aconsejable valorar cada caso, porque no siempre va a compensar interponer un contencioso administrativo. Si el propio ayuntamiento nos realiza la liquidación (porque ha pasado el plazo voluntario para pagarlo y no lo hemos hecho o porque realizan liquidación administrativa) y nos da un plazo para contestar, hay que aprovechar dicho plazo para interponer el correspondiente escrito de alegaciones o recurso de reposición, pero no debemos olvidar efectuar el pago.

VIDEOS INVERTIA Vea más vídeos aquí


Publicidad



FOROS

Descubre lo que se comenta en los foros más dinámicos de bolsa.

mi INVERTIA

Los últimos 5 valores o mercados visitados quedarán aquí reflejados.

No has visitado ningún valor

Mis Acciones

Accesos directos a tus valores o mercados preferidos

Añade nuevos valores

No has creado accesos directos

Mi Cartera

Crea "carteras" con tus valores preferidos y observa su evolución.

Date de AltaCrea tu cartera

No tienes carteras creadas.