Enhanced by Google
Buscador Terra. Buscar en Internet
Saltar navegación

Buscador de Cotizaciones y Noticias

Principales novedades de la declaración de la renta de 2012

La campaña de la renta de 2012, en la que más de 19 millones de contribuyentes españoles rendirán cuentas con Hacienda, arranca el martes 2 de abril. Desde ese día, y hasta el 2 de julio, se puede pedir y confirmar el borrador. La campaña trae muchas novedades, como la recuperación de la deducción universal por compra de vivienda y la eliminación del cheque bebé.

Inés Calderón / www.invertia.com
Miércoles, 27 de Marzo de 2013 - 8:23 h.

En líneas generales, no tendrán que declarar los contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio 2012 rentas procedentes exclusivamente de rendimientos menores a 22.000 euros de un solo pagador. Este límite se mantendrá cuando se trate de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales.

En caso de que superen esta cantidad, estarán exentos de tributar los que tienen más de un pagador y cobraron menos de 11.200 euros en 2012.

Para los que sí tienen que presentar la declaración, hay muchas novedades fiscales. Éstas son las más importantes:

Deducción por vivienda otra vez universal

Deja de existir el límite de renta impuesto en 2011 para deducirse la compra de vivienda habitual. Quienes hayan comprado, construido, ampliado o rehabilitado su casa podrán deducirse anualmente hasta 9.040 euros, un tope que se incrementa hasta 12.080 euros si la obra se ha hecho para personas con discapacidad.

Esta deducción se suprimirá para las viviendas adquiridas desde el 1 de enero de 2013, aunque esa modificación no se notará hasta la siguiente campaña de la renta.

Suben las deducciones por obras en la vivienda

El límite de renta máximo para desgravaciones por obras en la vivienda sube hasta los 71.007 euros. Además, el porcentaje de deducción aumenta del 10% al 20% y el límite máximo de deducción anual por cada contribuyente se eleva de 4.000 a 6.750 euros. El tope de incentivos para varios ejercicios, por su parte, se incrementa desde los 12.000 a los 20.000 euros.

Mejora la tributación del alquiler

Los que viven de alquiler pueden desgravarse hasta un 10,05% de lo que hayan pagado si su renta es inferior a 24.107 euros. Los propietarios de la vivienda no tienen que pagar impuestos por hasta el 60% de lo ingresado. Incluso están exentos de tributación si los inquilinos son jóvenes de entre 18 y 30 años (ó 35 años si el contrato se firmó antes de este año).

Se acabó el cheque-bebé

Desaparece la deducción de 2.500 euros por nacimiento o adopción que se aprobó en el ejercicio 2007.

Más impuestos a las rentas más altas

El IRPF tiene desde el año pasado dos nuevos tramos. Quienes tuvieron el pasado año una renta superior a 120.000 euros pagarán un punto más de IRPF en su tramo estatal, un 22,5%. Los que ganaron más de 175.000 anuales, hasta el 23,5%. Casi todas las comunidades han incluido modificaciones en la misma línea en el tramo autonómico.

Suben los impuestos sobre el ahorro

La fiscalidad del ahorro también se ha elevado. Quienes han obtenido por esta vía un rendimiento superior a 6.000 euros, deben pagar un tipo del 19%. Los que obtuvieron más de este importe, tienen que pagar un 21%.

Los ahorros también pagan más que en el anterior ejercicio, ya que aquellas cuantías que van hasta los 6.000 euros tuvieron que tributar al 19%, mientras que a partir de esa cantidad el tipo se elevó hasta el 21%.

Bajan los impuestos para prejubilaciones y bonus

Las rentas irregulares, aquellas ganadas de forma excepcional a raíz de la actividad laboral (bonus, opciones sobre acciones, indemnizaciones, premios de jubilación, etc.) quedan libres de impuestos por el 40% de la cuantía hasta los 300.000 euros a partir de ahora.

Las comunidades autónomas tienen transferida la capacidad de aprobar sus propias deducciones en materias como el alquiler de vivienda habitual y de realizar cambios en los tipos del IRPF, por lo que conviene estar al tanto de las peculiaridades de cada región.

Regresa el impuesto de patrimonio

Están obligados a declarar por este impuesto quienes tengan un patrimonio global de más de un millón de euros. Tendrán que hacerlo si el valor de su vivienda habitual supera los 300.000 euros y si la suma de sus ahorros, acciones y resto de bienes tiene un valor por encima de los 700.000 euros. No obstante, hay cambios según las comunidades autónomas.


Publicidad

VÍDEO

MÁS NOTICIAS

TRUCOS

HERRAMIENTAS

DUDAS