Empresas | Bolsa

¿Habrá contraopa en NH? Solo queda una semana para que algún ‘caballero blanco’ se alce contra Minor

La estadounidense Hyatt amagó. La española Hesperia prometió alternativas que no llegarán. El tiempo corre y, de momento, solo la tailandesa Minor lucha sin ahínco por el control de NH Hotel Group.
José M. Del Puerto / Invertia
miércoles 10 de octubre de 2018  -  06:00

El plazo de aceptación de los 6,30 euros que Minor ha puesto sobre la mesa por cada acción de NH Hotel Group dio comienzo este lunes. Y se extenderá todavía por 12 días más. Cualquier contraoferta por el control de la hotelera española, además de mejorar el importe ofrecido por los asiáticos, debería ser formal como tarde el 17 de octubre. El calendario aprieta y las iniciativas encaminadas para encontrar un ‘caballero blanco’ se van agotando sin resultado.

La oferta pública de adquisición de acciones (opa) de Minor International sobre NH Hoteles tiene por fecha tope de adhesión la del próximo 22 de ocubre. La ley por la que se rigen estas operaciones en el mercado español establece que cualquier puja competidora ha de llegar “hasta el quinto día natural anterior a la finalización de su plazo de aceptación”. Esto es, obligatoriamente antes del 18 de octubre. Por tanto, solo quedan siete días para llegar en plazo.

Después de muchas controversias y el amago de Hyatt, Minor figura como único contrincante en una batalla que algunos se prometían concurrida, pero que los analistas descartaban como tal. Con el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) al folleto de la operación, el plazo de adhesión a la oferta en marcha y los vistos buenos del consejo de administración y la junta general de la tailandesa y las autoridades de Competencia de España y Portugal, quedan descartados retrasos de tipo administrativo.

Con este panorama, la única vía para la ampliación de los plazos, y por extensión de la posibilidad de que surgiera una oferta competidora, está en manos de la propia Minor. En atención a lo que dicta la propia ley de opas, la tailandesa se reservó la posibilidad de extender el periodo de aceptación hasta 70 días que como máximo marca la norma. De momento, se ha conformado con los 15 días mínimos.

Desde el mercado y desde la misma cúpula de NH se apunta a que nada parece apuntar hacia una extensión de los plazos, ya que Minor no tiene por condicionante ningún mínimo de aceptación y con los compromisos de venta que ya ha alcanzado o cerrado actualmente es titular de un 46,4% de la hotelera, muy cerca del 51% que se fijaba como objetivo no vinculante en el folleto de adquisición de acciones.

“La voluntad de Minor es alcanzar y mantener una participación accionarial final en NH de entre el 51% y el 55% de su capital social, a resultas de la oferta”, recoge el folleto de la operación. A lo cual, añade que “en caso de que no alcanzase la referida participación, tiene la intención de mantener su participación en NH y continuar con la implementación de la estrategia” con la que ha desembarcado en su capital.

Además, incluso aunque se diera una acogida tal que le permitiese proceder a compraventas forzosas, las ha rechazado explícitamente. No solo eso, sino que el mismo folleto de la operación planteaba que si se alcanzaba un 73,5% de aceptación en la oferta, Minor se plantearía la venta automática de parte de las acciones a un inversor institucional -como un fondo soberano- con el objetivo de no tener que asumir un endeudamiento más elevado de lo previsto para hacerse con el control efetivo de NH.

DIEZ DÍAS PARA PRONUNCIARSE (Y HAN SOBRADO OCHO)

Un eventual ‘caballero blanco’ debería mejorar la oferta de Minor “bien elevando el precio de la contraprestación ofrecida, bien extendiendo la oferta a un número mayor de valores”. Dado que el segundo supuesto no es posible porque la actual oferta ya se dirige al 100% de las acciones del grupo, no quedaría otro camino que el de la mejora de los 6,30 euros por acción que el martes recuperó la compañía en la bolsa.

A este clavo ardiendo es al que se aferran los inversores que optan por no vender todavía. Otra postura más extendendida entre los que se niegan a desprenderse de sus títulos, incluido el grueso del consejo de adminitración de NH, pasa por considerar que la oferta no refleja el valor de la compañía y que bien la estrategia a implementar por los tailandeses o la del propio grupo auparán la cotización de la española a medio plazo más allá de sus precios actuales.

Aunque los de Minor consideran que su oferta sobre NH es “atractiva” desde el punto de vista financiero, el consejo de administración de la española niega la mayor. Para llegar a este definitivo rechazo han contado con el asesoramiento de Bank of America. Tenían hasta el próximo 18 de octubre para pronunciarse. Diez días naturales desde el arranque del plazo de aceptación, pero les han sobrado ocho, pues al segundo ya mostraron y argumentaron su oposición.

No solo eso. El actual consejo de administración de la hotelera ha lanzado un ‘roadshow’ para mostrar las bondades de la compañía en solitario y cuáles serían los efectos de la toma de control por Minor. En ambos casos el mensaje es el siguiente: la compañía cuenta con un potencial de crecimiento que no ha sido valorado y que hace atractiva la entrada de nuevos inversores. Una llamada de última hora a ‘caballeros blancos’ que puedan formular una contraopa, según los más optimistas. Una búsqueda de compañeros de viaje que estiren su cotización ya después de la opa para poder engordar el valor de su inversión o vender a precios más abultados.

La puerta que está del todo cerrada es la que hace apenas un mes habían abierto los díscolos inversores de Hesperia. Con la promesa de buscar mejores alternativas a la oferta de Minor, habían contratado a JP Morgan. Al final, han aceptado la oferta para evitar más tensiones aunque aseguran que el precio no los convence y han confirmado que romperán el pacto de gestión que ambas sociedades mantenían desde hace años no sin capítulos de crisis entre ambas cúpulas directivas.

Los tailandeses, por su parte, tienen hasta cinco días antes de que acabe el plazo que ellos mismos se han marcado -de nuevo hasta el 17 de octubre- para revisar al alza su propia oferta. Algo que, en ausencia de rivales y tras haber conseguido las cotas de control ya comentadas, parece bastante improbable.

Las reglas del mercado señalan que, en el caso de que la mejora sea modificando la naturaleza de la oferta, “será necesaria la opinión de un experto independiente que lo acredite”, una posibilidad aún más remota a siete días de que la pelea por NH quede resuelta por el momento. Una pugna que el grupo chino HNA inició con su entrada en la española en el año 2013 y siguió con la irrupción del fondo estadounidense Oceanwood en 2016.

FUERA DEL IBEX MEDIUM CAP

Mientras tanto, como es habitual en casos así, el Comité Asesor Técnico de los Índices Ibex ha decidido que NH Hotel Group se quede fuera del Ibex Medium Cap desde el martes 23 de octubre, un día después del plazo de aceptación de la opa. De este modo, el índice representativo de las cotizadas españolas de mediana capitalización "quedará temporalmente compuesto por 19 valores", ha informado el organismo.

En virtud del deseo de Minor de que la compañía mantenga su cotización en la bolsa, el valor podría recuperar su plaza. Los datos definitivos de aceptación deben anunciarse como máximo siete días después del fin del plazo establecido, con lo que el Comité ha preferido emplazar su decisión sobre el puesto temporalmente vacante a su próxima reunión de seguimiento de índices, fijada para el 10 de diciembre. Entonces, se decidirá su regreso o sustitución.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

graficos-relacionados


-1,59%
NH HOTELES