Mis finanzas | Entrevista

Perea: "Hay que estar preparado para una caída importante, pero no dramática, en todos los activos"

El director de inversiones de Tressis considera que el escenario actual invita a estar preparado ante alguna caída importante en los mercados, aunque no cree que vaya a haber una corrección dramática. No obstante, afectará a todas las clases de activos y habrá niveles interesantes en la renta variable.
El Nuevo Lunes
domingo 16 de julio de 2017  -  11:10

Ignacio Perea es  director de Inversiones de Tressis. Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid y cuenta con más de 20 años de experiencia en mercados, análisis de riesgos y en la gestión de equipos. Antes de su incorporación a Tressis, Perea trabajó como managing director en Novaster y, previamente a este cargo, ejerció durante diez años como director de Inversiones en Aegon, empresa aseguradora a la que estuvo vinculado la mayor parte de su trayectoria profesional y en la que también trabajó como responsable de Renta Fija. 

La incorporación de Ignacio Perea a finales de junio como director de Inversiones de Tressis potencia este departamento de de la compañía y refuerza la estrategia de crecimiento, consolidación y visibilidad en el mercado español, según la entidad.

— ¿Cómo se presentan los mercados de cara el segundo semestre?

— Nos movemos en una arena complicada. Cuando ya has hecho un primer semestre tan bueno como el pasado empiezas a ver cuáles son aquellas cosas que podrían poner en riesgo las rentabilidades tan interesantes que llevamos. Es un momento para ser cauto y probablemente para esperar a que se aclare el panorama.

 El fondo es bueno pero hemos corrido mucho. El contexto económico sigue siendo positivo, sobre todo en Europa, y así lo reflejan todos los datos que van saliendo  de PMIs, crecimiento, inflación. También es positivo el clima empresarial, según el IFO alemán. En Estados Unidos no termina de llegar el paquete de medidas que iba a aplicar Donald Trump. Aunque parece que están intentando impulsar las medidas sanitarias, no hay acuerdo entre los senadores. Las  posibilidades de su puesta en marcha apuntan más a 2018 que a 2017. A la vista de este escenario parece que Europa se está posicionando de manera más positiva de lo que sería Estados Unidos.

Por otra parte las volatilidades están en niveles mínimos históricos. Y cuando hay un nivel de complacencia tan grande en el mercado cada vez que pasa cualquier cosa el mercado se descuadra. Las declaraciones de los gobernadores de los Bancos Centrales en torno a la estrategia de salida de las políticas de liquidez están generando mayor incertidumbre y volatilidad en los mercados. Ya hemos visto correcciones y creemos que podría haber más.

 

— ¿Es momento de invertir en Bolsa?

— Es un momento para estar preparado ante alguna caída importante. No creo que vaya a haber una corrección dramática pero afectará a todas las clases de activos y va a haber niveles interesantes en la renta variable. Los bancos han subido bastante al calor de las potenciales subidas de tipos de interés porque había un cambio de ciclo pero han corrido demasiado. Puede ser el momento de estar fuera pero estar preparados y tomar alguna posición si se concreta el discurso de Draghi y el resto de gobernadores. No obstante, los bancos ya lo han descontado y están cayendo algo.

Son interesantes los sectores vinculados al ciclo, como consumo, la tecnología, sobre todo la parte de Iberseguridad que se está comportando muy bien ante la incertidumbre que hay en el contexto internacional de los ciberataques. Hay empresas que se dedican a eso y lógicamente deberían ver incrementado la demanda de sus productos.

 

— ¿En qué empresas ve más potencial?

— Estamos  empezando a salir de aquellos sectores que se han revalorizado más como utilities y bancos para posicionarnos en otros que no han corrido tanto. Energía puede ser una idea pero nos da un poco de respeto por la volatilidad que está teniendo el petróleo.

Dentro de esos sectores Indra podría hacerlo bien, sobre todo por área de seguridad y defensa. También los valores vinculados a los semiconductores están funcionado bien.

Y fuera del mercado español nos gusta bastante Amazon. Estamos viendo que es un modelo que funciona casi para cualquier producto y lo está haciendo muy bien. La compra de supermercados ecológicos Wole Foods, le da una capacidad logística importante y demuestra que es un modelo de negocio aplicable a cualquier cosa.

 

— ¿La renta fija está recuperando un mayor protagonismo en las carteras ante la posibilidad de que la estrategia de salida del BCE de las medidas expansivas llegue antes de lo previsto?

— Se está materializando un riesgo que el mercado descuenta desde hace tiempo pero no se sabe cuándo va a tener lugar. Los tipos están muy bajos, tenemos muchos segmentos de la curva que están en tipos negativos y eso históricamente es una situación anormal. En Europa eso ha existido nunca. Estamos ante un escenario en el que los precios están mantenidos artificialmente porque el BCE está comprando 60.000 millones de papel todos lo meses y por otro lado la Fed también es tenedora de una gran cantidad de bonos. Cuando los Bancos Centrales dejen de comprar e, incluso, de reinvertir va a haber mucho papel en los mercados. Y eso, lógicamente, va a repercutir en los precios. Dicho esto, hay papel en la renta fija que lo ha hecho tremendamente bien. El segmento de High Yield donde los Bancos Centrales no están comprando papel, está mucho menos distorsionado y ha funcionado bastante bien. Incluso la parte de la deuda corporativa. Y ahí, sobre todo en los plazos cortos seguimos viendo bastante valor. En los plazos largos habría que tener más cuidado, sobre todo en los bonos de gobierno y de alta calidad crediticia que es precisamente el papel que han estado comprando los Bancos Centrales. Si dejan de comprar ese papel, lógicamente por efecto demanda, el precio tendría que caer. Y ese es el lado en el que tenemos que ser cautos.

En su momento el proceso cuantitativo se iba a terminar en marzo del 2017, luego se amplió hasta finales de este año. Ahora en cualquier momento se puede ampliar otra vez, según ha dicho Draghi. Al final la cuestión es cuándo va a tener lugar ese proceso de normalización de las compras. Estados Unidos, pionero en las inyecciones de liquidez a través del QE, ha estado entre 5 y 8 años en un proceso de compra.

Hay mucho debate sobre cómo va a salir de ese proceso y están siendo muy cautos en cuanto al proceso de normalización. De momento están hablando de reinvertir los activos que les vencen. Entendemos que también serán muy cautos en Europa porque hay muchos inversores metidos en ese  mercado y tampoco quieren que se distorsione el precio muy deprisa.

 

— ¿Están modificando las posiciones de renta fija en las carteras?

— Depende de las carteras. Dentro de nuestra visión más patrimonialista, intentamos tener una cartera diversificada con un porcentaje razonable de todas las clases de activos. La renta fija equilibra la volatilidad que pueda aportar la renta variable y ahí estamos en plazo más cortos y teniendo cautela. Buscamos dotar de estabilidad a las carteras de nuestros clientes.

 

— ¿Cómo afecta este escenario a la Bolsa española?

— La posibilidad de obtener una rentabilidad sin ningún riesgo es muy difícil con tipos tan bajos y por tanto el inversor tiene que incurrir en riesgos para obtener esa rentabilidad. Eso está favoreciendo los mercados de renta variable. En el caso de España ha sido beneficioso. El Ibex 35 ha cerrado el primer semestre con una subida del 11,7%. No obstante hay que tener en cuenta que es un índice fuertemente bancarizado y los bancos han subido mucho ante la expectativa de subida de los tipos de interés porque mejoraría el negocio bancario. Es uno de los motivos por los que el Ibex 35 ha subido más que el Eurostoxx 50. El Santander pesa cerca del 20% del Ibex, frente a un índice como el Eurostoxx 50 donde el peso de los sectores está más repartido.

Eso puede tener el efecto contrario si las expectativas de subida no tienen lugar. El Ibex 35 se verá más dañado por el peso bancario. De momento  se está manteniendo con ese diferencial tan importante.

 

— ¿Queda aún  recorrido en el Ibex de aquí a final de año?

— Sí pero hay que ser cautos. El Ibex tiene mucha exposición en bancos, muy vinculados a lo que pase con los tipos de interés. Y ahora los comentarios de los gobernadores centrales cambian de un día para otro. En principio todo aquello tendente a dar claridad al proceso de subidas, debería beneficiar a la banca. En la economía española la parte financiera está muy vinculada a tipos flotantes. Si tuviéramos un entorno de subidas fuertes de tipos incrementaría las cuotas de las hipotecas y  de deuda y detraería dinero de la renta disponible para el consumo.

 La foto neta debería ser más positiva por el peso que tienen los bancos pero no sería bueno para todos. Ante un escenario de ese estilo los sectores vinculados a consumo básico deberían seguir funcionando bien. Habría que ver los fundamentales de cada uno pero, en principio, empresas como Inditex, DIA y jugar a márgenes bajos, a un público más generalista. Habría sectores que se verían perjudicados, en particular aquellos vinculados al ocio como hoteles, turismo, etc. Habría que tener cuidado donde se mete uno.

 

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Vídeos

graficos-relacionados


+0,26%
IBEX 35