Bolsa | Entrevista

"Todavía vemos a la renta variable como el activo con más potencial"

Carlos Vallés, broker en DIF Broker España, confía en una favorable recta final de año en los parqués y espera "un buen tono en las bolsas" para los próximos meses". Por ahora, se inclina a pensar que "las corrección son una oportunidad de compra"
Invertia
domingo 25 de noviembre de 2018  -  06:00

Marta Nieva

Carlos Vallés lo tiene claro: "El mercado está para seguirlo de cerca". Es un consejo acorde a una situación en la que las caídas han dejado oportunidades siempre y cuando sean detectadas. El bróker de Dif Broker considera que la renta variable retiene su condición como "activo con más potencial", aunque reconoce la existencia de riesgos que conviene vigilar.

Pregunta (P.): ¿Que se puede esperar en los mercados en los próximos mese, después de un año tan complicado y volátil?

Respuesta (R.:): Tras las fuertes caídas de octubre, esperamos un mejor comportamiento hasta final de año. Noviembre y diciembre suelen ser buenos meses para los mercados Si los conflictos no van a más, seríamos positivos para el primer semestre de 2019. El mercado está para seguirlo de cerca, no obstante, esperamos un buen tono en las bolsas y, seleccionando bien los activos, vemos las correcciones como oportunidades de compra.

P.: ¿En qué tipo de activos ven más potencial?

R.: A pesar de la incertidumbre, seguimos viendo a la renta variable como el activo con más potencial. Pensamos que las mejores oportunidades van a estar en mercados que peor comportamiento han tenido en los últimos meses, como Europa, o mercados asiáticos como Japón, China e India. Evitaríamos el sector automovilístico por el riesgo arancelario y por los ajustes que tiene que afrontar para adaptarse a las energías limpias.

P.: ¿La fase de ajuste en las bolsas está llegando a su fin o se esperan nuevas turbulencias?

R.: Vivimos en un entorno muy cambiante. Las previsiones del crecimiento mundial, aunque continúan en niveles altos, se han tenido que ajustar a la baja para los próximos años. No obstante, creemos que el crecimiento mundial sigue en un ciclo expansivo. Los bancos centrales están empezando a retirar estímulos y a subir los tipos de interés, lo que puede seguir ralentizando el crecimiento. Por otro lado, el nivel de endeudamiento mundial está en máximos históricos y veremos cómo se hace frente a esta situación. Además, en esta ocasión tenemos que afrontar retos como la revolución tecnológica y la energética.

P.: ¿Cuáles son los principales riesgos?

R.: El principal peligro en Europa puede venir desde Italia, por el aumento de déficit presupuestado en contra de oos criterios de la UE. Además, habrá que seguir muy pendiente del conflicto comercial entre EEUU y China, y de los términos en que se concrete la salida de Reino Unido de la UE. De manera más global, es importante observar cómo reaccionan los mercados ante la normalización de tipos de interés y el aumento de la rentabilidad de la renta fija.

P.: ¿Cuáles son las previsiones en renta fija y cómo está afectando a estos activos factores como la subida de tipos en EEUU y la incertidumbre en Italia?

R.: Seguiríamos fuera de la Eurozona, y miraríamos emisiones en dólares, siempre con duraciones cortas para mitigar las previsibles subidas de tipos.

P.: La volatilidad de las divisas está dando más de un disgusto a las empresas y al mercado, ¿cuáles son las previsiones a corto y medio plazo?

R.: Creemos que entramos en un entorno más favorable, pero no podemos descartar nuevos conflictos en un futuro. Los países emergentes suelen tener una mayor inestabilidad política y, en consecuencia, periodos de fuerte volatilidad en sus divisas. Lo hemos podido comprobar este año en países como México (peso), Brasil (real), Argentina (peso) y Turquía (Lira), países donde las empresas españolas tienen mucho peso.

P.: ¿En qué monedas ven más potencial?

R.: Esperamos que el Banco Central Europeo (BCE) continúe con la retirada de estímulos en la Zona Euro y que para finales de 2019 se empiecen a normalizar los tipos de interés. Esta situación debería fortalecer al euro durante 2019. Por el contrario, pensamos que la libra va a continuar depreciándose ante una salida de la UE más dura de lo esperado.

En el caso del yen japonés, su papel como divisa refugio ante la escalada de la tensión comercial ha frenado su depreciación que esperamos se acelere durante 2019. El dólar estadounidense continuará fuerte por la buena marcha de la economía en Estados Unidos y por la previsión de subida de los tipos. En el caso de los emergentes, pueden continuar con el rebote las divisas como el real brasileño o la lira turca. En Asia vemos, con buenos ojos a la rupia india para posiciones compradoras y al yen para posiciones vendedoras.

P.: La incertidumbre en la evolución del precio del petróleo ha vuelto a escena ¿cómo se están posicionando y cuáles son las previsiones?

R.: Creemos que va a ser difícil que siga aumentando el precio del petróleo. Se prevé que disminuya la demanda mundial por los vientos en contra que enfrenta la economía, en general, y países consumidores clave, en particular, debido a las disputas comerciales y los volátiles mercados emergentes. Además, países como EEUU y Canadá cada vez consiguen ser más competitivos gracias a la técnica del fracking y, a partir de determinado precio, 65 dólares aproximadamente, exportan petróleo, lo que provoca un fuerte aumento de la oferta, presionando a la baja el precio. Por este motivo, y a pesar del anuncio del recorte de la producción por parte de la OPEP en 2019, creemos que el precio del crudo se moverá en un rango entre los 50 y los 80 dólares.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
IBEX -0,06%
IBEX