Empresas | Empresas

50.000 millones de euros: la brecha que separa a la banca de su victoria contra el ladrillo

En los últimos dos años, la venta de activos inmobiliarios en bloque ha ayudado a reducir la morosidad de la banca española por debajo del 7%. Sin embargo, la cifra aún está por encima del 4,81% que marca la media europea, con las grandes del sector manteniendo aún unos 50.000 millones de euros de ladrillo en cartera.
Clara Alba / Invertia
sábado 18 de agosto de 2018  -  06:00

Las últimas cuentas semestrales del sector bancario reflejan cómo los bancos cotizados en el Ibex 35 (Santander, CaixaBank, BBVA, Bankia, Sabadell y Bankinter), junto con Liberbank, han reducido de media 0,39 puntos porcentuales la tasa de morosidad de enero a junio hasta niveles de 5,2%, con una cobertura cercana al 58%.

Las entidades también han logrado recortar el saldo de dudosos en un 18% interanual, mientras que los activos adjudicados lo hacen en un 19%, según datos recopilados por los analistas de Renta 4 que incluyen el impacto del acuerdo de Santander con Blackstone y el aumento de este tipo de activos por la incorporación de BMN en Bankia.

“Cabe destacar que se acelera la venta de activos en bloque, como es el caso del acuerdo de Santander, el de Caixabank con LoneStar para la venta del 12.800 millones de euros brutos de activos inmobiliarios o el de BBVA con Cerberus para traspasar 13.000 millones”, indica Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco. “Un tipo de operaciones que no descartamos que podamos seguir viendo dentro del sector ante el mayor interés para la compra de este tipo de activos”, asegura.

Mucho más teniendo en cuenta que, pese al esfuerzo realizado, las entidades deben seguir trabajando para mejorar sus balances, en un entorno muy complejo para avanzar en términos de rentabilidad con los tipos de interés todavía en mínimos.

 Según los resultados semestrales del sector, la única entidad que ha visto aumentar sus adjudicados es Bankia, con la absorción de BMN. En concreto, la cifra supera los 4.400 millones de euros. En total, los principales bancos cotizados en la bolsa española se acercan a los 50.000 millones de euros en activos adjudicados en balance, a pesar de haberlos reducido en casi un 20% respecto al primer semestre del año anterior.

EL RETO DE LA MOROSIDAD

Aunque la morosidad bancaria se ha reducido notablemente respecto a los niveles alcanzados durante la crisis, los expertos destacan que este sigue siendo un reto que el sector financiero no puede dejar en un segundo plano, ante la importancia que esto supone para facilitar el proceso de consolidación del sistema financiero y el flujo del crédito. “Nuestras estimaciones señalan que la morosidad seguirá descendiendo en los meses sucesivos a un ritmo en torno al 28,6% interanual, pudiendo situarse a finales de 2018 alrededor de los 70.400 millones de euros constantes, cifra significativamente inferior a los 94.676 millones de euros con los que cerró 2017”, indican los expertos de Axesor en un reciente informe sobre el sector.

En concreto, los expertos esperan que la ratio de morosidad se sitúe a finales de 2018 en el 5,9%, muy lejos del histórico 13,62% marcado a finales de 2013 y notablemente inferior al 6,69% del mes de mayo de este año.

Del mismo modo, y teniendo en cuenta que el crédito constructor ha sido uno de los grandes problemas de la banca en los últimos años, los analistas de Axesor estiman que el crédito bancario concedido a las sociedades inmobiliarias y las constructoras en el primer trimestre del año fue de 129.694 millones de euros constantes, un descenso en la comparativa interanual del 16,8%. “Nuestras previsiones indican que en los meses sucesivos el crédito concedido a las sociedades ligadas al “ladrillo” seguirá bajando a una tasa superior a la actual y que el primer semestre del año se habrá cerrado en 117.852 millones de euros constantes (-21,1%)”.

Según los datos de la firma, la ratio de mora de las sociedades promotoras y constructoras se situó en el primer trimestre de 2018 en el 13,95%, un ajuste interanual del 43,9%, casi 6 puntos inferior a la registrada en el cuarto trimestre de 2017. “Es una cifra muy superior a la de las familias pero que logra reducirse de manera significativa, ya que llegó a situarse en el 37% a finales de 2013 y hace solo un año superaba claramente el 20%, lo que da idea de la mejora lograda”, indican los expertos.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
IBEX 0,24%
IBEX