Empresas | Empresas

CIE y Gestamp, a la cola de la industria del motor en potencial tras la primera batalla de la guerra comercial

La primera batalla en la guerra comercial desatada por Trump ha acabado con tratado de paz. Pero la industria automovilística está lejos de reponerse del fuego cruzado recibido.
José M. Del Puerto / Invertia
miércoles 29 de agosto de 2018  -  06:00

Las compañías de automoción han sido blanco frecuente de amenazas y subidas de aranceles por parte del primer mandatario de EEUU en los últimos meses. Una presión que ha provocado fuertes retrocesos en bolsa y el consiguiente engorde de potenciales alcistas. Una tendencia de la que se han escapado en gran medida las españolas CIE Automotive y Gestamp, que ahora se colocan muy lejos de las ‘gangas’ del sector.

Los analistas de Alphavalue señalan sin dudar que el sector ‘autos’ “ha sido el principal chivo expiatorio” de Trump. Una condición que se ha traducido en un “verano difícil” que ha incrementado el retroceso del sector en bolsa más allá del 12%, que es lo que cae el índice Stoxx Europe 600 Automóviles y Componentes desde que empezó el año. Sin embargo, en muchos casos el optimismo del mercado hacia esta industria se mantiene prácticamente intacto, con lo que resultan potenciales que rebasan incluso el 40% de revalorización hasta llegar al precio objetivo para algunas compañías.

La alemana Porsche es la que cuenta con más pista para acelerar de aquí a final de año siempre que el inquilino de la Casa Blanca se lo permita. Los 81,71 euros por acción en los que se sitúa el precio objetivo que le otorga el consenso que recoge Thomson Reuters supone un potencial del 47% desde su actual cotización en la Bolsa de Fráncfort. De los analistas que siguen su trayectoria, 11 aconsejan la compra, cuatro se decantan por mantener y solo uno invita a sus asesorados a la venta.

Otra germana se coloca segunda en la parrilla de salida. La fabricante de componentes Valeo, cuyo negocio es más similar el de las dos compañías que representan al sector en la bolsa española, cuenta con un potencial del 44% hasta los 57,14 euros en los que se sitúa su precio objetivo. Diez analistas recomiendan compra. Los mismos que marcan mantener. Solo tres aconsejan deshacer posiciones.

EL PROTECCIONISMO TAMBIÉN GOLPEA EN WALL STREET

Para Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4 Banco, es indudable que la “gran volatilidad” que domina en el sector automoción en los últimos meses es fruto del “actual entorno de amenazas proteccionistas”. Sin embargo, el pacto con México podría traer como una de sus primeras consecuencias “el levantamiento mutuo de aranceles sobre acero y aluminio”, materiales básicos de esta industria, y el blindaje de la industria americana del automóvil.

Las marcas ‘made in USA’ ya fueron señaladas por Trump hace meses, lo que provocó que muchas de ellas anunciasen planes de inversión y crecimiento en territorio estadounidense. Por este motivo, no es de extrañar que tres de sus firmas de vehículos más conocidas cuenten hoy por hoy con potenciales bien jugosos: Ford (+10%), Caterpillar (+17%) y General Motors (+23,5%).

Un reciente informe de Goldman Sachs apuntaba que “el sentimiento inversor es aún bajista” por motivos más allá de la guerra comercial. En este punto, el gigante de la inversión explicaba que la cautela había ganado fuerza “después de que la administración de Ford hiciera declaraciones amplias sobre los planes de reestructuración” para ahorrar 25.500 millones hasta el año 2023 sin detalles al respecto. El resultado: reconocimiento a su “alta rentabilidad por dividendo” y su “valoración barata”, pero “marginación por falta claridad”.

Así podría explicarse que de las tres mencionadas antes sea la que menor potencial consigue. Y no porque haya corrido más que sus rivales al alza, pues ha perdido un 20% de su capitalización en lo que va de año.

Este caso es el que ha influido a esta orilla del Atlántico. El efecto de contabilizar depreciaciones extraordinarias de activos junto a la progresiva apreciación del euro frente a divisas como el dólar y un buen puñado de emergentes ha lastrado los balances del sector y obligado a recortar sensiblemente las previsiones de beneficio para el conjunto del año e incluso para más tiempo. “El sector está experimentando rebajas mientras que el mercado interno europeo está en excelente forma”, señalan desde Alphavalue.

De vuelta a Alemania, donde la automoción tiene un peso superior al 11% en la ponderación del índice DAX de la Bolsa de Fráncfort, Continental ejemplifica este panorama. El consenso de Reuters da un potencial del 29% a sus títulos, pero entre las embestidas de Trump y la amargura de sus balances trimestrales, en lo que va de año acumula precisamente una caída del 29%. Volkswagen arroja un balance mejor, con una cancha alcista del 38% y una bajada de ‘sólo’ el 16% desde enero.

El panorama se repite en la italiana Fiat Chrysler (+27%), las francesas Renault (+32%) y Michelin (+25%) y la alemana Daimler (+20%), por citar algunos de los exponentes más reconocidos de la industria automotriz europea.

EL VERSO SUELTO ESPAÑOL

La diversificación de carteras de productos y geografías son el punto de distinción que los analistas ven para CIE Automotive y Gestamp. A pesar de que ambas están muy lejos de haberse comportado con la brillantez que se las prometían las previsiones del mercado, a estas alturas de la batalla suman un 9% y un 13% a sus gráficas, respectivamente. Esa es la razón de que ambas se tengan que conformar ahora, por el camino que llevan ya recorrido, con potenciales del 10% y el 6,5% frente a su cotización.

Ni uno solo de los 13 analistas que siguen de cerca el negocio y la evolución bursátil de Gestamp aconseja la venta, según el panel de Reuters. Seis recomiendan la compra. Y siete, mantener.

Entre los primeros, Renta 4, que incluye al valor en su cartera modelo por ser “uno de los escasos proveedores (carrocería, chasis y mecanismos) de fabricantes de automóviles ligeros con capacidad global”, lo que le ha permitido acceder a una cuota de mercado del entorno del 15% y superar el crecimiento medio de sus rivales en cerca de cuatro veces. Todo ello con un plan de negocio con horizonte en el próximo ejercicio que marca “objetivos atractivos y alcanzables”, según la entidad española.

Como en la anterior, otros seis analistas aconsejan comprar títulos de CIE Automotive, la última compañía en entrar al Ibex 35, mientras que solo dos se decantan por la venta. Entre los que se decantan por engordar carteras están los de Link Securities, que la consideran como “una de las compañías industriales cotizadas más atractivas de la bolsa española”, incluso a pesar de la fuerte revalorización acumulada (+63,5%) en su último año antes de la inclusión en un índice que en el mismo periodo había caído un 10%.

El experto Íñigo Isardo ve “atractivo” su modelo de negocio y de gestión debido también a “una estructura financiera sólida” y “la elevada visibilidad futura de resultados”. Con estos componentes le da un precio objetivo de 38,42 euros, que supera con holgura el de 29 euros por título del consenso de Reuters.

- El acuerdo comercial EEUU - México incluye límites a la importación de vehículos hacia Washington

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.