Bolsa | Bolsa

Cristiano Ronaldo, Mourinho y Rodgers: el álbum de Lindsell Train, la gestora a la que le gusta el fútbol

El fútbol es mucho más de césped que de parqué. Pero hay excepciones. En forma de clubes cotizados. Y de grandes inversores que se fijan en ellos. Como la firma británica Lindsell Train.
Pedro Calvo / Invertia
sábado 14 de julio de 2018  -  06:00

¿Qué tienen en común el jugador portugués Cristiano Ronaldo, el entrenador luso José Mourinho y el míster británico Brendan Rodgers? El fútbol, desde luego. El primero, flamante fichaje de la Juventus de Turín tras nueve históricas temporadas en el Real Madrid; el segundo, técnico del poderoso Manchester United; y el tercero, inquilino del banquillo del clásico Celtic de Glasgow escocés.

Pero hay algo más que les une. Los tres cotizan en bolsa y los tres comparten una accionista muy especial: Lindsell Train.

POCOS VALORES, POCA ROTACIÓN

Lindsell Train es una gestora británica de fondos de inversión creada en el año 2000 por Michael LIndsell y Nick Train, que retienen el 73% de la propiedad de la firma. Con unos activos bajo gestión de unos 16.000 millones de euros, son fieles a unos pocos principios muy básicos -gestionar el dinero de los clientes como si fuera el suyo, alinear sus intereses con los de sus clientes y tener visión de largo plazo-, a partir de los cuales su estilo de gestión cuenta con cuatro creencias fundamentales.

La primera, que “los inversores infravaloran las franquicias con negocios duraderos y generadores de caja”. La segunda, que “la concentración puede reducir el riesgo”. La tercera, que “los costes de transacción son un impuesto sobre la rentabilidad”. Y la cuarta, que “los dividendos importan incluso más de lo que tú piensas”. O lo que es lo mismo, en sus fondos no abundan las posiciones, sino que como mucho incluyen “entre 20 y 35 activos” en cartera, según precisan, y no hay demasiada rotación -“menos de un 5% por año”-.

SÓLO LOS QUE DOMINAN

La clave, por tanto, reside en elegir bien esos pocos valores en los que invierten y con los que luego pasan una buena temporada juntos. Por eso llama la atención que entre las posiciones de dos de sus fondos, el Lindsell Train UK Equity Fund y el Lindsell Train Global Equity Fund, aparezcan tres equipos de fútbol: la Juve, el ManU y el Celtic.

Los clubes de fútbol cuentan con una legión de seguidores fieles y están expuestos a audiencias millonarias, multiplicadas y globalizadas por las nuevas posibilidades tecnológicas, que permiten que sus marcas sean muy reconocidas sin necesidad de realizar grandes inversiones en publicidad o marketing. Estos son, según reconoció este mismo año Michael Lindsell, dos de los grandes motivos de la querencia de la firma hacia los equipos de fútbol.

Hacia los grandes, eso sí. Por ejemplo, el Borussia Dormund alemán no está en su cartera. ¿Por qué este no y los otros tres sí –los cuatro son los grandes clubes cotizados-? Lindsell también lo explica: en sus respectivas ligas, la Juve, el ManU y el Celtic son los clubes de referencia.

APUESTAS RENTABLES

Y lo cierto es que está apuesta por el fútbol no le está saliendo nada mal a la gestora, cuyo nombre ha sonado con más fuerza por el rutilante brillo del fichaje del verano, el de CR7 por parte de la Juve. Lindsell es el segundo mayor accionista del equipo turinés, por detrás Exor, el holding controlado por la familia Agnelli, y posee el 10% de su capital desde 2016, aunque entró en su accionariado en 2012.

Antes de que el mercado especulara con la llegada del delantero luso a la ‘Vecchia Signora’, ese 10% tenía un valor de mercado de 72 millones de euros. En poco más de una semana, esa participación ha pasado a valer 86 millones. Ahora bien, su idilio con las acciones de la Juve viene de más atrás, porque los títulos del club subieron un 16% en 2016 y un 154% en 2017

Con el Manchester, la relación de Nick Train viene de lejos. De los años 90. Ha llegado a decir que el ManU ha sido "la mejor inversión de su carrera". Ahora, ya como Lindsell Train, en el Manchester United de Mourinho la gestora cuenta con 7,9 millones de acciones -todas de la clase A, que tienen menos derechos de voto-, representativas del casi el 5% del capital -aunque sus derechos de voto se limitan al 0,5%-, aunque. El valor de mercado de esta posición ronda los 140 millones de euros. En 2017, los títulos del Manchester subieron un 39% y en 2018 avanzan un 6%. 

En el Celtic escocés, ganador de las siete últimas ligas, Lindsell también es el segundo mayor accionista. Posee más de 16 millones de títulos, representativos del 17,4% del capital del club, que ahora tiene un valor de mercado próximo a los 19 millones de euros. En 2017, las acciones del Celtic se dispararon un 83% y este año apenas suman un 1%.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Vídeos

graficos-relacionados