Mis finanzas | Mis Finanzas

Digitalizar la banca al ritmo del cliente: solo un 8,6% cambiaría su entidad por una Fintech

La carrera digital en el sector bancario es un hecho. Pero, ¿está preparado el cliente para nuevos productos y formas de relacionarse con su entidad? Según un estudio de Funcas y Finnovating, si los usuarios quisieran cambiar de banco, el 44,3% apostaría por otro tradicional. La banca online aparece en segundo lugar, mientras que apenas un 8,6% convertiría a una Fintech en su entidad de referencia.
Clara Alba / Invertia
miércoles 28 de febrero de 2018  -  15:50

Es evidente que al sector financiero le preocupa la irrupción de nuevos competidores como las Fintech y, en menor medida, las BigTech (Google, Facebook, Amazon…). Se nota en los avances que en los últimos tiempos han realizado entrando de lleno en la tecnología Blockchain, comprando o aliándose con firmas tecnológicas o con cifras de inversión en estas unidades de negocio que, en años anteriores, ni siquiera daban a conocer por su escaso volumen en la mayoría de los casos.

Nadie quiere quedarse atrás precisamente en el negocio que más crece. La oferta de financieras digitales y productos que pueden contratarse online se ha multiplicado en los últimos años. Pero, tal y como explica Santiago Carbaró, director de Estudios Financieros de Funcas, “es imprescindible estimular también el lado de la demanda, la digitalización del cliente” que, en muchas ocasiones, por una cuestión generacional o por el temor a la seguridad en sus transacciones, no se atreve a apostar por ella.

Para analizar estos retos, Funcas ha elaborado el primer Barómetro de Innovación Financiera junto con la firma Finnovating, en el que miden a través de diez indicadores el estado de la oferta y la demanda de los servicios digitales en España. Y, aunque los datos reflejan cierto avance de ambas partes, el impacto aún es limitado entre unos clientes cien por cien fieles a la sucursal bancaria.

El informe, basado en una encuesta realizada a 2.000 clientes bancarios de 18 a 70 años, demuestra que el 90% apuesta todavía por su banco tradicional para realizar sus principales actividades financieras. Es cierto que el 53% de ellos trabajan con más de una entidad. De ellos, el 40% sí opta porque esa segunda sea un banco digital.

Es una cifra creciente, pero evidencia que aún queda mucho para que la banca online se consolide en el mercado, y para que las tradicionales puedan generar rentabilidad suficiente con el desarrollo de nuevos productos alternativos que se vendan vía online.

Otros datos como el grado de satisfacción con los bancos ‘de referencia’ también evidencian que al cliente le cuesta pensar en nuevas fórmulas de relacionarse con su entidad. A pesar de todos los quebrantos ocurridos en los últimos tiempos (preferentes, mala praxis en la venta de productos, cláusulas suelo, etc), el 80% de los usuarios sigue realizando más del 75% de sus operaciones financieras con su entidad principal. “Existe una vinculación muy importante del cliente medio con su banco, y apenas un 8% de los españoles acuden a una entidad no principal más veces que a un banco”.

El trabajo con el usuario desde las propias entidades resulta crucial en este sentido. Y es que el 10% de los consultados desconoce por completo si su banco ofrece alternativas a los “productos tradicionales”, aunque las aplicaciones móviles y los pagos a través de formatos como Apple Pay son avances bien considerados por los usuarios. Aun así, solo el 14% afirma tener la intención de buscar alternativas de producto en entidades distintas a su principal, como la banca online o las Fintech. “A la pregunta de ‘¿estaría dispuesto a empezar a trabajar con otra entidad si le convence algún producto?’, solo un 20% lo haría sustituyendo por completo a su banco actual”, indican los expertos.

Eso en cuanto a la fidelidad a la sucursal ‘a pie de calle’. Pero las cifras se multiplican si se trata de buscar ese nuevo proveedor financiero en las Fintech o Bigtech. “La acogida de estos nuevos proveedores por parte de los clientes españoles es aún reducida”, explican desde Funcas. Según el índice que mide la propensión al cambio elaborado por los expertos, si un cliente tuviese que cambiar de banco, el 44,3% seguiría apostando por otro tradicional, frente al 40,6% que se plantearía un banco digital y el 8,6% que apostaría por una Fintech. Apenas el 4,5% se atrevería a llevar sus finanzas del día a día a una gran compañía tecnológica. Ni siquiera para abrir una simple cuenta corriente. Y el término Fintech es un claro desconocido entre la mayor parte de la población encuestada: el 86% desconoce a qué tipo de empresas engloba y a qué se dedican.

A pesar de que los datos reflejan aún un largo camino para introducir las novedades digitales entre los usuarios, el crecimiento masivo del uso del móvil y de los smartphones, incluso entre la población de más edad, saca a la luz cifras como que el 41% de los usuarios estaría dispuesto a utilizar canales digitales para contratar un producto tradicional.  

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
IBEX 0,31%
IBEX