Economía.- La Fed afronta su reunión con el pronóstico de una subida de tipos pese a la presión de Trump

Europa Press
miércoles 19 de diciembre de 2018  -  08:47

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal (Fed) afronta su última reunión del año, que se celebrará este miércoles, con el pronóstico casi asegurado de que realizará una nueva subida de los tipos de interés, pese a las presiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para no hacerlo, según el consenso de los analistas consultados por Europa Press.

En concreto, el mercado anticipa que la autoridad monetaria elevará los tipos de interés en un cuarto de punto porcentual, hasta un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,5%.

De hecho, en las actas de la última reunión de la Fed, que tuvo lugar entre el 7 y el 8 de noviembre, se recogió que los participantes del mercado "expresaron que otro aumento en el rango objetivo de los tipos de interés probablemente se justificaría bastante pronto si la información sobre el mercado laboral y la inflación estaba en línea o era mejor que las expectativas actuales".

Pero en las últimas semanas, el consenso mostrado entonces por el FOMC se ha visto alterado por la continua presión de Trump.

"Ya no existe tanta unanimidad sobre la posibilidad de que la Fed suba los tipos por cuarta vez este año, aunque el mercado sigue esperando que sí lo haga", ha explicado el analista de Self-Bank Felipe López-Gálvez, quien ha añadido que, en caso de que se frenasen las subidas, los países emergentes "podrían verse beneficiados".

En este sentido, el analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros ha añadido que aunque la tasa de desempleo en Estados Unidos se mantuvo en noviembre en el 3,7%, el nivel más bajo desde diciembre de 1969, "parece que no es suficiente para Trump".

Por este motivo, los analistas del banco escandinavo Nordea han señalado que la Fed podría cambiar su objetivo a "parar" la tendencia a la baja del desempleo. Esto se debe a que el banco central ya está cumpliendo su mandato dual de estabilidad de precios y pleno empleo, por lo que un descenso más acusado del paro es un "riesgo" por el consiguiente aumento salarial y crecimiento de la inflación.

PRESIÓN DE TRUMP.

Este martes, Trump mantuvo sus críticas hacia la postura del banco central presidido por Jerome Powell. "Espero que la gente de la Fed lea el editorial del 'Wall Street Journal' antes de cometer otro error. No dejéis que el mercado se vuelva más ilíquido de lo que ya está. Sentid el mercado, no hagáis caso a números sin significado", ha asegurado en su cuenta de Twitter.

De igual forma, ya el lunes se mostró en contra de la postura de la autoridad monetaria. "Es increíble que con un dólar muy fuerte y virtualmente sin inflación, el mundo exterior explotando a nuestro alrededor, París en llamas y China a la baja, la Fed esté incluso considerando una nueva subida de los tipos de interés", apostilló el presidente del país norteamericano en la red social.

En octubre, el jefe del Ejecutivo de Estados Unidos cargó contra el banco central estadounidense al afirmar que la Fed "se ha vuelto loca", expresando públicamente su desacuerdo con el ritmo de normalización de la política monetaria tras la subida de tipos anunciada el pasado mes de septiembre.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión 'Fox', el presidente de Estados Unidos centró entonces sus críticas en la figura del presidente de la Fed, añadiendo que estaba cometiendo "un gran error".

EL CAMBIO DE TONO DE POWELL.

Aunque los analistas tienen claro que el banco central subirá los tipos de interés esta semana, la incertidumbre se centra en los pronósticos para 2019. Prácticamente todos los expertos consultados por Europa Press dan por seguro que la Fed rebajará las hasta cuatro subidas previstas para el año que viene en su diagrama de puntos ('dot plot').

Un argumento a favor de esto es el discurso que dio Powell el pasado 28 de noviembre, cuando aseguró que los tipos de interés están actualmente "por debajo" de lo que se considera un nivel "neutral" para la economía. Esto es, que no acelera ni lastra el crecimiento.

Las palabras del presidente de la Fed supusieron un cambio absoluto de tono, ya que un mes antes había afirmado que el precio del dinero de Estados Unidos se encontraba "bastante lejos" de situarse en un nivel neutral.

Asimismo, el vicepresidente de la entidad, Randal Quarles, apoyó en los últimos días el discurso de su superior. "Cuanto más se aproximen los tipos de interés a su tasa neutral, menos útiles se vuelven para la economía", especificó.

Sin embargo, pese a las presiones del Ejecutivo del país norteamericano, "la Reserva Federal ha demostrado que está avanzando hacia una política monetaria neutral y que ya no está en piloto automático", según el director global de renta fija de Allianz Global Investors, Franck Dixmier.

INCERTIDUMBRE EN 2019

Los analistas de Bank of America Merrill Lynch han asegurado que la atención del mercado estará "centrada" en los cambios que realice la Fed en su diagrama de puntos y en sus previsiones macroeconómicas. El banco estadounidense prevé que el FOMC apunte a dos subidas en 2019 y un solo incremento en 2020.

La rebaja de los pronósticos de incremento de los tipos de interés se debe a que "las perspectivas de la Fed de cara a 2019 se han enturbiado ante la aparición de indicios de ralentización económica, agotamiento de los estímulos presupuestarios y endurecimiento de las condiciones financieras", según la opinión del director de inversiones de renta fija de Fidelity International, Andrea Iannelli.

Debido a esos indicios de ralentización y, dado que a partir de enero todas las reuniones de la entidad llevarán aparejada una rueda de prensa, la Fed podría optar este miércoles por aplazar a su próxima reunión la subida de tipos, según la responsable global de inteligencia inversora de Indosuez Wealth Management, Marie Owens.

Por otro lado, de las actas de la última reunión de la Reserva Federal también se desprende que el FOMC debatió acerca de si en las próximas comunicaciones sería positivo evitar a hacer referencia a que la Fed espera "más incrementos graduales" en los tipos de interés y comenzar a hacer un "mayor énfasis" en los datos económicos que apoyen esas decisiones.

Para el analista de Allianz Global Investors, este cambio en la forma de comunicar la política monetaria "podría hacer que el proceso de toma de decisiones de la Fed sea más impredecible, lo que significaría más volatilidad en el futuro".

De la misma forma, para el analista de Goldman Sachs Jan Hatzius, ajustar las proyecciones y el lenguaje de los comunicados de la Fed "parecería una respuesta prudente a la turbulencia del mercado".

Promedio (0 Votos)


IBEX -0,12%
IBEX