Fondos | Fondos

Fondos de inversión para apostar por las grandes marcas de consumo de ayer y de hoy

La era digital está dando una nueva dimensión al consumo y, en algunos casos, dejando obsoletas las fortalezas de las grandes marcas frente a las de nueva aparición. Sin embargo, esto tampoco debe asimilarse como una pérdida de valor repentina.
Invertia
miércoles 19 de diciembre de 2018  -  06:00

Por Paula Mercado, directora de análisis de VDOS

Las compañías con una marca bien reconocida han llegado a tenerla gracias a una fuerte inversión en publicidad durante 50 o 60 años. Así han llegado a ser mundialmente conocidas Coca-Cola y Heineken, que comenzaron en ámbitos locales. Actualmente, las diferentes plataformas digitales y tiendas web permiten a las empresas de nueva creación acercar sus productos al cliente con mayor rapidez.

De la categoría sectorial VDOS de Consumo, en la que se encuadran los fondos con calificación cinco y cuatro estrellas que invierten en empresas por este criterio, el mejor comportamiento en el año corresponde a la clase F en euros de Robeco Global Consumer Trends Equities, con un 6,11% de revalorización. A un año, el fondo obtiene una rentabilidad del 5%, con un dato de volatilidad del 11,79%. Referenciado al índice MSCI All Countries World, invierte en empresas tanto de mercados desarrollados como emergentes de todo el mundo que selecciona con base en el análisis fundamental sobre tendencias de crecimiento estructurales en consumo digital, en mercados emergentes y de marcas fuertemente acreditadas.

Con estas premisas, las mayores posiciones en la cartera del fondo corresponden a acciones de Mastercard (2,89%), Amazon (2,80%), Visa (2,78%), Alphabet (Class A) (2,58%) y McCormick & Co (2,37%). La suscripción de la clase F del fondo no requiere una aportación mínima, con una comisión fija del 0,75% y de depósito del 0,5%.

La clase A en dólares de Msif Global Brands obtiene una rentabilidad desde enero del 5,38% y del 4,91% en el último año, con una volatilidad del 9,29%, que lo posiciona entre los mejores de su categoría, en el quintil cinco. El equipo de inversión considera que las compañías de alta calidad pueden generar rentabilidades superiores a largo plazo. Son compañías que disfrutan normalmente de posiciones dominantes en el mercado, fundamentadas por sólidos activos intangibles difíciles de replicar, que pueden generar sólidas rentabilidades sobre el capital operativo empleado y sin apalancamiento, además de contar con una fuerte generación de flujo de caja libre. Cuentan también con flujos de ingresos recurrentes, capacidad de fijación de precios, baja necesidad de capital y crecimiento orgánico.

Cuenta con un patrimonio bajo gestión de 2.463 millones de euros, e incluye entre sus mayores posiciones acciones de Reckitt Benckiser (8,56%), Microsoft (7,19%), Unilever (5,12%), Visa (4,88%) y Philip Morris (4,484%). Su comisión fija es del 1,4%.

Como oposición al anterior, y también con calificación de cuatro estrellas de VDOS, la clase clásica de capitalización de Parvest Consumer Innovators se revaloriza un 0,26% desde enero. En el último año, afectado por las correcciones vividas en los mercados en los últimos meses, se anota un leve retroceso del 0,04% por rentabilidad, con un dato de volatilidad en este periodo del 14,86%. El fondo invierte en acciones emitidas globalmente por compañías que innovan y se benefician de las tendencias seculares de crecimiento, incluyendo grandes movimientos demográficos, digitalización, customización y experiencia, salud y bienestar y responsabilidad.

Se gestiona activamente y puede invertir en valores que no están incluidos en el índice MSCI World Consumer Discretionary (NR). Los ingresos por dividendos se reinvierten de manera sistemática. Aplica una comisión fija del 1,5%. La clase suma un patrimonio bajo gestión de 147 millones de euros.

Hay suficientes productos y marcas que aguantan el paso del tiempo sin esfuerzo. Un buen ejemplo es la industria del diamante. En torno a 1930, las ventas de diamantes alcanzaron su punto más bajo de la historia, en parte debido al desplome de la bolsa en el ‘Martes Negro’ de 1929. Se encargó a una agencia de publicidad que cambiase esta situación y de ahí nació el histórico eslogan «un diamante es para siempre».

Tal como lo describe el gestor del fondo de Robeco, se trataba de crear un vínculo emocional con los diamantes, con la idea subyacente de que un diamante, igual que el amor, puede existir eternamente. Gracias a esta campaña publicitaria, el diamante se convirtió en el símbolo del amor y apareció como tal en películas, libros y música. Ya en 1951, el 80% de las novias recibían un anillo de compromiso con diamante, cuando esa costumbre apenas se conocía antes. Por eso, este eslogan se considera como el mejor de la historia de la publicidad.

Los dos modelos de inversión pasan por abultadas posiciones en empresas cotizadas, por lo que han de considerarse adecuados para inversores con un perfil de riesgo elevado.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
IBEX -0,47%
IBEX