Fondos | Fondos

Inversor conservador busca rentabilidad: cómo dar el salto a bolsa con paracaídas

Las gestoras buscan soluciones ante el gran problema de capturar más rentabilidad para los partícipes conservadores sin elevar demasiado su perfil de riesgo.
Clara Alba / Invertia
martes 27 de noviembre de 2018  -  06:00

Los últimos años de tipos de interés en mínimos históricos han provocado que los activos tradicionalmente considerados como más seguros dejen de serlo. Y, por si fuera poco, muchos de ellos como la renta fija suponen un verdadero quebradero de cabeza para los inversores, con pérdidas en buena parte de los fondos de la categoría en este 2018 más que complicado para los mercados.

Sin embargo, ganar dinero en bolsa también está resultando difícil este año. Por eso, resulta casi imposible convencer a los ahorradores españoles, tradicionalmente más conservadores, de que si quieren arañar algo de rentabilidad deben subir un escalón su perfil de riesgo.

Algunas gestoras han apostado en los últimos meses por los conocidos como ‘fondos consolidados’ en la búsqueda de este difícil equilibrio entre rentabilidad y riesgo. Estos productos establecen unas líneas rojas a través de complejas fórmulas desarrolladas en muchos casos por matemáticos e ingenieros que trabajan codo con codo con los equipos de gestión para intentar proteger parte del capital de los partícipes.

Uno de los primeros en lanzarse a este segmento del mercado fue Abante que, de la mano de Morgan Stanley, lanzó en febrero de 2017 del Abante 80% Protección Creciente. De forma diaria, este fondo de inversión consolida el 80% del valor máximo liquidativo (el precio que marca cada participación en un momento determinado, que se calcula dividiendo el patrimonio total del fondo entre el número de participaciones en circulación en ese momento).

Con una comisión de gestión del 1,35% y de depósito del 0,25%, y una inversión mínima de 10 euros, la idea era introducir en activos de algo más de riesgo a aquellos inversores que, por miedo, permanecen fuera del mercado en momentos puntuales de incertidumbre, perdiéndose las subidas del mercado a largo plazo. Para compensar ese ‘temor’, la firma ofrece esta red de seguridad por la que el producto solo puede perder el 20% de su inversión día a día.

BBVA AM también cuenta con una gama Consolidación, con un fondo que protege el 85% del valor liquidativo entre los más populares del mercado. Con el paso de los meses, otras gestoras se sumaron a esta idea. Santander AM lanzó el pasado mayo el Santander PB Consolida 90, el primero que alcanzaba un 90% de protección. Es decir, que solo puede perder un 10% de la inversión. Sin embargo, y a diferencia de los otros fondos de su clase, Santander prefirió limitar su comercialización a sus clientes de banca privada.

Deutsche Bank ha sido la última entidad en sumarse a esta tendencia, con un fondo multiactivo que incluye un método de coberturas que también limita la potencial pérdida máxima del 10%. El DB PWM I-A3 Portfolio-Plus 10 “responde a la necesidad de aportar soluciones a inversores moderados que, en el entorno actual de bajos tipos de interés y alta volatilidad, no consiguen alcanzar sus objetivos de rentabilidad y desean conocer con el mayor grado de confianza, la pérdida máxima a la que están expuestos”, indica Álvaro Vitorero, director de inversiones y multiactivos de Deutsche Bank WM.

El directivo aclara que el fondo establece ese “10% de pérdidas máxima en los siguientes 12 meses, con un intervalo de confianza del 99%”. Es decir, solo habrá una de cada 100 sesiones en la que la pérdida máxima puede superar ese umbral del 10%. Destinado a inversores de banca privada, el producto requiere una inversión mínima de 10.000 euros.

Al contrario que las gestoras del Santander y de Deutsche Bank, Liberbank optó este año por centrarse en los clientes minoristas cuando lanzó en septiembre, junto con JP Morgan, el fondo Liberbank Protección, con el que la entidad también ofrece una protección del 90%. Es decir, si la estrategia no falla, el producto sólo podría perder como máximo y de forma diaria un 10% de su valor liquidativo.

“En un modelo económico donde el ahorro es vital poder permanecer invertido sin que la volatilidad sea relevante es muy importante”, indican desde Deustche Bank. En la gestora insisten en que la respuesta está en “capitalizar la inversión y el ahorro a largo plazo con la seguridad de limitar el riesgo y ganar más en los momentos de subidas”.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
IBEX -0,11%
IBEX