Bolsa

Credit Suisse apunta que el 24% de la deuda pública está en negativo y recomienda subordinados de líderes

La fuerte corrección de los mercados, lejos de verse como un lastre para las Bolsas, ha servido para estar más expuestos en renta variable, según Credit Suisse. En el plano macroeconómico, la entidad suiza considera que Europa vive un crecimiento sólido sincronizado, sin presiones inflacionistas ni tensiones políticas.
Carmen Del Álamo / Invertia
jueves 15 de marzo de 2018  -  13:32

Por otro lado, Estados Unidos, se acerca a su final de ciclo, inmerso en una guerra comercial por la que, de momento, no habría que preocuparse si no hay represalias, explica el banco.

El buen comienzo de año en la renta variable se hizo sentir en las Bolsas de todo el mundo, aunque la tendencia alcista se truncó a partir de febrero, ha explicado Patricia López del Río, responsable de renta variable de Credit Suisse Gestión. Enero marcó un arranque positivo, con máximos en EEUU y una aparente recuperación en Europa, si bien a continuación vino una corrección abrupta que, por otro lado, ha servido para estar más expuestos en renta variable, según la experta.

Además, ha añadido que 2017 fue atípico, y que este año, tras el repunte de la volatilidad, ha comenzado de forma común a la media europea. Por ello, ha matizado que hay que quitarle hierro a la caída que, a su vez, ha traído múltiplos del mercado más razonables. De España ha dicho que es un mercado bastante atractivo, con especial foco en bancos, compañías cíclicas y de componentes de automoción, aunque no ha especificado nombres.

En relación a la guerra comercial ocasionada por los recientes aranceles de Trump, Gabriel Ximénez de Embún, director de inversiones de Credit Suisse ha explicado que estas situaciones no benefician a nadie y que puede desembocar en una guerra comercial generalizada en el supuesto de que existan represalias. En este caso, si se vería una ralentización importante del comercio mundial. No obstante, ha matizado que mientras los impuestos no se extiendan a otros productos, tampoco habría que preocuparse.

Respecto a los factores que determinan el comportamiento de la renta variable, la responsable de renta variable de la entidad suiza se ha referido al crecimiento a doble dígito de los beneficios empresariales, que se trasladarán a este año, por la solidez de la macroeconomía. En este sentido, en EEUU el ciclo de beneficios está por encima, aunque según López, Europa, con un diferencial de crecimiento más favorable, aún tiene mucho recorrido para seguir subiendo, teniendo en cuenta el buen ciclo en el que nos encontramos.

La experta ha explicado que siguen una gestión activa de los valores basada en los fundamentales de las compañías y en la búsqueda de aquellas con ventajas competitivas, solvencia o unos resultados empresariales que se reflejan en la cotización. Ha añadido que invierten en empresas con apalancamientos financieros bajos. Por sectores, Credit Suisse apuesta por el financiero, industrial, compañías tecnológicas, y también por energéticas, especialmente petroleras, que se están beneficiando de un crudo por encima de los 60 dólares el barril.

En el mercado de deuda, Gregorio Oyaga, responsable de renta fija de Credit Suisse Gestión, ha explicado que estamos ante un nuevo mundo, donde los Bancos Centrales y la regulación han creado mercados distorsionados. Ha matizado que ocho trillones de bonos están negativo, así como un 24% de la deuda gubernamental. Asimismo, ha dicho que hay que ser cautos con el high yield y prefieren estar en deuda subordinada de grandes líderes del sector de las telecomunicaciones, energía, farmacéuticas, que no en deuda senior de otras compañías.  Por otro lado, ha señalado la posible mejora de Standard & Poor´s del rating de España a ‘A’, tal y como lo hizo Fitch.

ESCENARIO ‘GOLDILOCKS’: NI MUY CALIENTE, NI MUY FRÍO

Europa, y en concreto España, con un avance del PIB del 3% en 2017, por encima de la media europea, se benefician de un panorama macroeconómico actual marcado por un crecimiento global sincronizado, sin tensiones inflacionistas en los países desarrollados (inflación subyacente moderada, por debajo al 2%) y en los emergentes, con una clara tendencia a la baja. Según los expertos de Credit Suisse, estamos ante un escenario ‘Goldilocks’ (ni muy caliente, ni muy frio), donde la economía americana, a diferencia de la europea, se está acercando a la fase final de su ciclo.

Para el director de inversiones del banco, el plan fiscal de Trum ha sido la primera gran victoria política de su gobierno, aunque considera que EEUU, con una deuda pública por encima del 100% del PIB y en la fase final del ciclo económico, no está en el momento adecuado para aplicar estas medidas, más idóneas de una economía con tasas de paro muy elevadas. No es la situación actual americana que disfruta una tasa de paro en mínimos históricos. Además, podría provocar sustos en el terreno de la inflación, ha explicado.

Asimismo, ha señalado que la debilidad del dólar echa más leña al fuego, en un contexto de retirada de los estímulos donde el balance de la Reserva Federal empieza a disminuir. Después de un 2017 con tres subidas de tipos, se prevé para este año lo mismo (la primera tendría lugar la próxima semana). Según Ximénez, el mercado empieza a descontar cuatro subidas, aunque de continuar la inflación al alza en EEUU, podría repercutir en subidas de tipos más aceleradas.

Por su parte, en Europa estamos en pleno goldilocks, ha dicho el experto, mejor que en EEUU y España por encima de todos. En el terreno político, Alemania e Italia no han dado sustos, a pesar de un resultado incierto en el país italiano que, por otro lado, según el director de inversiones de Credit Suisse, dificultará la formación de un gobierno que pueda realizar grandes reformas en el país. Con todo, esta posible ausencia de medidas en Italia, conllevaría solo un riesgo a nivel doméstico, ha señalado. En el terreno del Banco Central Europeo, Ximénez ha señalado que tiene más margen que la FED en la retirada de estímulos y no esperan subidas de tipos hasta bien entrado 2019. Con todo, ha dicho que esta liquidez ha sido la gasolina de los mercados de renta fija y variable.

Asimismo, los mercados emergentes enfrentan un crecimiento sólido, no demasiado caliente, según Ximénez, con inflaciones a la baja y bajadas de tipos que han dado apoyo a los mercados. Así las cosas, las bolsas emergentes se han beneficiado de la debilidad del dólar en 2017, ha explicado. Por otro lado, estos países han mejorado sus desequilibrios y la media de la deuda pública está entorno al 50% del PIB. También se ha referido a China por su elevada deuda privada y que, entre otras cuestiones, le sitúa en peor lugar que otros países emergentes.

 

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Vídeos

graficos-relacionados


-0,33%
IBEX