Fondos | Fondos

Paramés mantiene la calma: “No estamos preocupados con las pérdidas de nuestros fondos”

'Annus horribilis' para la estrella de la gestión de activos en España. Los fondos de Francisco García Paramés acumulan pérdidas de hasta el 8,5% este año. Desde la firma defienden que “unos meses malos no significan nada para una inversión a largo plazo”, pero ya han empezado a mover sus carteras para limitar esos números rojos.
Clara Alba / Invertia
lunes 8 de octubre de 2018  -  06:00

Que 2018 no está siendo el año de Francisco García Paramés no es ningún secreto. Las pérdidas acumuladas en los fondos y planes de pensiones que gestiona desde Cobas AM lo evidencian con pérdidas superiores al 8% en sus dos productos estrella, el Cobas Selección FI y el Cobas Internacional FI. Los descensos también superan el 8% para la cartera de grandes compañías, y rondan el 3% en los fondos Cobas Rentas y Cobas Iberia. Las caídas, que se extienden también a los dos planes de pensiones de la gestora, no son solo más abultadas que las que registran sus competidores en las distintas categorías, sino que este año tampoco logran batir, en ninguno de los casos, a sus respectivos índices de referencia.

Cobas AM nació a finales de 2016, cuando Paramés cumplió el periodo de dos años de inactividad pactado con Bestinver tras abandonar la gestora de Acciona en septiembre de 2014. Desde su creación el dinero ha entrado con fuerza en la firma, que actualmente gestiona unos 1.600 millones de euros en fondos de inversión, según los últimos datos a cierre de agosto recopilados por Inverco. De hecho, y a pesar de las pérdidas de este año, la gestora ha registrado suscripciones netas positivas todos los meses de 2018 salvo el pasado julio, cuando los inversores retiraron unos cuatro millones de euros.

“No estamos preocupados por la evolución de los fondos, más bien todo lo contrario”, indican desde Cobas AM. “Para un estilo de gestión value, con un horizonte de tres, cinco o incluso diez años, unos meses de rentabilidad malos no significan nada”, insisten. “Tampoco hemos notado un nerviosismo especial entre los clientes en los últimos meses de pérdidas para los fondos”, destacan desde la gestora.

Fuentes de la industria consultadas coinciden con este concepto del largo plazo. “Pueden ganar o perder, pero no se puede juzgar un fondo gestionado por Paramés por lo que haga en un periodo tan corto de tiempo”, indican los expertos. La misma idea manejan desde una gestora value que compite directamente en el mercado con los fondos comercializados por Cobas AM. “Son inversiones a largo plazo, no hay que dejarse desvelar por el día a día”, confirman.

Desde una firma de renta variable nacional reconocen, sin embargo, que “cuando un cliente confía su dinero y ve pérdidas durante tantos meses seguidos, es lógico que se ponga nervioso”. La misma opinión maneja Martín Huete, cofundador del gestor automatizado Finizens. Buen conocedor de la industria, recuerda que “apenas el 15% de los gestores activos en Europa logra batir a su índice de referencia”. Sin embargo, Huete coincide en que “cuando te casas con un gestor value, no puedes ponerte nervioso si sus fondos registran pérdidas un año”. “Otra cosa es que el gestor no logre revertir esa situación en los años siguientes”, añade.

LOS CULPABLES DE LAS CAÍDAS

Desde finales del primer trimestre del año la entidad se ha escudado en las fuertes caídas en bolsa de valores como la empresa suiza de alimentos Arytza para justificar el mal comportamiento de los fondos. “Arytza está pasando un momento complicado con un problema en el equipo gestor”, explican desde Cobas AM. “Pero la compañía se ha renovado con un CEO que conocemos a la perfección, se está quitando deuda con la venta de participaciones non core y llevará a cabo una ampliación de capital”, añaden. “Estamos convencidos de que una vez que pase este periodo, los bajistas se retirarán y la acción recuperará su tono”, indican desde la gestora. Una muestra de su confianza en la recuperación de la compañía es que, según indican, “hemos seguido comprando aprovechando las caídas a mínimos”.

El otro valor que ha pasado una seria factura a las carteras de Paramés este año es Teekay. “La compañía sufrió una fuerte caída en bolsa cuando anunció que frenaba su dividendo ante las fuertes inversiones que debía realizar para renovar sus buques”, explican desde la gestora. “Creemos que antes de que acabe el año anunciará la vuelta al dividendo, lo que impulsaría las acciones que compramos cuando el precio estaba por los suelos”, aseguran.

LECCIÓN APRENDIDA

No es la primera vez que Paramés pasa por un periodo de tormenta en los fondos que gestiona. “Le ocurrió también durante la época de las puntocom”, recuerdan desde la firma. “No creía en esas compañías, pensaba que era todo fachada y los fondos que gestionaba registraron notables pérdidas. Se perdió el boom, pero cuando estalló la burbuja sus carteras se dispararon, con muchos inversores huyendo de estas tecnológicas para acudir a valores tradicionales en los que el gestor llevaba mucho tiempo invertido”, recuerdan.

En 2007, el conocido como Warren Buffett español también pasó por un momento duro con su apuesta por la firma de fabricación de cartón de embalaje Smurfit Kappa. La compañía debutó en bolsa a 16,5 euros por acción en marzo de aquel año. La acción se hundió por debajo del euro por acción, precio al que Paramés siguió comprando. Los títulos cotizan ahora por encima de los 34 euros y Paramés vendió a 8 euros por acción. Hay que tener en cuenta que en este repunte del valor tuvo mucho que ver la decisión del entonces CEO de la compañía, Gary McGann, de no llevar a cabo una ampliación de capital. Algo que Arytza sí se está planteando ahora bajo la dirección del mismo McGann.

“Nos equivocamos como todo el mundo, pero nuestras apuestas son comedidas y racionalizadas”, insisten desde la firma. Fuentes del mercado apuntan a que a Francisco García Paramés no le habría sentado nada bien la decisión de la compañía de realizar dicha ampliación de capital, aunque desde la firma insisten en que mantienen su apuesta por la compañía. Todo parece indicar que el gestor tomará su decisión final sobre el valor a principios de noviembre, tras una reunión prevista con sus socios para esas fechas.

Otro de los movimientos que ya ha llevado a cabo el gestor ha sido la venta de parte de su exposición a Técnicas Reunidas. La operación podría sorprender a los partícipes, pues el valor ha sido el que más ha contribuido a evitar que las pérdidas de los fondos sean más abultadas. “Seguimos confiando en Técnicas, por eso no nos hemos deshecho de toda la participación”, explican en la gestora. Según indican, “por norma general cuando vendemos algo es porque hemos encontrado algo todavía mejor, con mayor potencial de revalorización para el futuro”. Habrá que esperar a conocer próximo informe trimestral de la gestora para saber cuál es esa compañía en la que Paramés ha encontrado un ‘salvavidas’ frente a los números rojos que han acompañado al gestor durante todo 2018.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Vídeos

graficos-relacionados


-0,96%
IBEX