Finanzas

Por qué estar más informados nos hace peores inversores

Existen multitud de estudios cuya conclusión es que la mente humana no está diseñada para tomar buenas decisiones de inversión por su visión cortoplacista, su impulsividad y su escasa tolerancia al riesgo. Cullen Roche, columnista de Marketwatch, añade otro lastre a esta lista de limitaciones: el exceso de información.
Invertia
viernes 14 de agosto de 2015  -  13:36

En un mercado tan volátil y complejo como el actual, es imprescindible contar con buen análisis e información de calidad. Sin embargo, basta con ver la evolución bipolar de las bolsas europeas en los últimos meses, al son de cada nueva declaración sobre Grecia o China, para comprender por qué dar demasiada importancia a la actualidad puede ser peligroso.

Roche sostiene que una de las principales causas de los pobres resultados de muchos gestores e inversores es dejarse arrastrar por la volatilidad del mercado y centrar su operativa cada vez más en el corto plazo, lo que se traduce en comisiones de intermediación e impuestos que limitan las posibles plusvalías.

El columnista explica que desde los años 80, coincidiendo con el inicio de la era tecnológica y el crecimiento exponencial de la información disponible, la volatilidad bursátil se ha disparado. Y, si bien existen numerosas causas para explicar este fenómeno, como la aparición del trading algorítmico o la creación de toda clase de complejos productos financieros, Roche no cree que esta relación sea una simple casualidad.

En la era del exceso de información resulta cada vez más sencillo perder la perspectiva y obsesionarse con la operativa a corto plazo, lo que se traduce en un mayor pago de comisiones e impuestos. Desde 1940, el ahorrador medio estadounidense ha pasado de tener un horizonte inversor de 7 años a revisar su cartera cada pocos meses, sin que esta gestión activa se traduzca necesariamente en mayores retornos. De hecho, la rentabilidad esperada del S&P 500 a tres años vista es la misma hoy que hace 65 años.

Es decir, tener un mejor acceso a la información no nos ha hecho más racionales o eficientes como inversores, sino que nos ha llevado a obsesionarnos más con el día a día en los mercados, disparando así la volatilidad bursátil. Cabe argumentar que estos movimientos ofrecen mayores oportunidades de trading para el inversor avezado, pero también representan un riesgo adicional que no siempre se refleja en el retorno de la inversión.

Promedio (0 Votos)


IBEX 0,08%
IBEX