Economía

Recesión o depresión... ¿cómo es de profunda la crisis española?

¿España está en recesión o en depresión? Un simple término para describir la situación de la economía enfrenta a expertos desde hace meses. El último en decantarse ha sido el expresidente Felipe González, que asegura que lo que vivimos estos días es una depresión. Pero ¿hay diferencias entre ambos términos?
Invertia
martes 4 de junio de 2013  -  10:42

La RAE alude a la duración y a sus efectos para diferenciarlos. La depresión la define como un “período de baja actividad económica general, caracterizado por desempleo masivo, deflación, decreciente uso de recursos y bajo nivel de inversiones”. La recesión aparece como: “una depresión de las actividades económicas en general que tiende a ser pasajera”.

No obstante, técnicamente, suele considerarse que un país está en recesión cuando acumula dos trimestres consecutivos de contracción del PIB. Dado que España no lleva dos, sino siete consecutivos (contando el primero de este año), parece que cualquiera de los dos términos podría definir la situación actual.

La depresión suele asociarse al periodo de recesión económica mundial que se prolongó desde la crisis bursátil de 1929 hasta principios de los años 40 y que se denominó Gran Depresión. Se caracterizó por un alto nivel de paro, un desplome de la inversión y una contracción continuada de la economía. ¿Sirve para definir la situación actual de España?

LOS PREMIOS NOBEL APUESTAN POR LA DEPRESIÓN

En una columna de opinión publicada en el New York Times en 2012, el premio Nobel de Economía, Paul Krugman, reconoció que España “está en plena depresión”. “No importa hablar de recesión, España se encuentra en una completa depresión, con el paro en un nivel comparable al que registró Estados Unidos durante la Gran Depresión”, señaló.

No es el único, otro premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, también utilizó esta palabra para describir la situación de países como España y Grecia y culpó a las medidas de austeridad de la depresión.

El último en sumarse al carro de los que consideran que España vive algo más que una recesión ha sido el expresidente Felipe González, que aseguró que España "no está en recesión sino en depresión" debido al altísimo nivel de desempleo.

LOS ECONOMISTAS PATRIOS, DIVIDIDOS

José Ignacio Conde Ruiz, subdirector de Fedea, indica que, más allá de los términos que se utilicen, “lo grave es que llevamos cinco años de crisis”. En su opinión, “no hay ningún español vivo que haya sufrido una crisis de esta magnitud” y, si bien es cierto que las cifras muestran que cada vez “caemos menos, parece que el suelo no se tocará hasta final de año”. Incluso aunque los datos empiecen a mejorar, es posible que a España aún le queden varios trimestres de “semiestancamiento o crecimiento muy moderado”, sobre todo porque aún quedan reformas pendientes, como la fiscal o la laboral, que seguirán “desanimando la llegada de la inversión”.

En el plano nacional, la mayoría comparte esta opinión. El economista Jorge Valín indica que, aunque técnicamente sólo llevamos en recesión desde 2011, “no llamar a esto depresión es no querer ver la realidad”, debido a que casi todos los indicadores llevan cayendo desde 2007. Un ejemplo es el del comercio minorista, que acumula más de una treintena de meses de caída.

El director del Instituto Juan de Mariana, Juan Ramón Rallo, por su parte, se refiere a este periodo como Gran Recesión. De momento, aprecia que España ha comenzado la tercera fase de esta Gran Recesión, de la que no saldrá hasta el año 2015.

Promedio (0 Votos)


graficos-relacionados


+1,35%
IBEX