Empresas | Empresas

Santander chequeará entre empleados y familiares del Popular el éxito de sus bonos fidelización

Los trabajadores de la red del Popular empiezan la carrera para colocar los bonos de fidelización que Banco Santander ha lanzado para ‘compensar’ a los afectados por la resolución del banco. Y la orden es iniciar esa colocación por los propios empleados y sus familiares, en un momento de máxima tensión en las oficinas ante el recorte de plantilla esperado a medida que avance la integración.
Clara Alba / Invertia
miércoles 13 de septiembre de 2017  -  17:02

Tarde del lunes 11 de septiembre. Altos cargos del Santander mantienen reuniones en la mayoría de los territorios con directores del Banco Popular. En estos encuentros, y según explican desde la sección sindical de UGT en la entidad, se confirma que Santander lanzaría sus bonos de fidelización en los días siguientes. Y se traslada el mensaje de que la máxima prioridad es comercializarlos, primero, entre empleados del grupo y sus familiares.

El objetivo parece claro. Santander busca acelerar el proceso y demostrar que su oferta es la mejor opción para los afectados (que si la aceptan renuncian a acciones legales), iniciando su colocación por un colectivo en el que el rechazo parece una opción poco viable. Al menos así lo consideran desde los sindicatos, ante el temor a que la operación esté ligada en cierta medida a los futuros recortes de puestos de trabajo. Hay que recordar que un 70% de la plantilla del Popular acudió a la ampliación de capital del banco en 2016. 

“Ya ha pasado en ocasiones anteriores, como en la propia ampliación de capital, y nos preocupa la presión comercial que podemos sufrir los trabajadores para la contratación masiva del producto, así como la que se haga sobre los familiares accionistas para que firmen el bono y renuncien por tanto a la reclamación por vía judicial”, insisten los representantes de UGT.

El mismo martes por la mañana, los empleados recibieron una clase de formación antes de iniciarse la ‘campaña de colocación’. Desde el sindicato aseguran que, de momento, “no se han dado ni plazos ni cifras”. Pero sí los esperan para los próximos días.

“El problema es que habrá quien no quiera aceptar la oferta, pero tendrá que llamar a sus compañeros y familiares para colocarles el bono”, explican las fuentes consultadas.

Uno de los objetivos del Banco Santander con esta acción comercial es limitar la avalancha de acciones judiciales que ya han iniciado su curso en Europa y en la Audiencia Nacional, y cuya estimación de costes para el banco presidido por Ana Patricia Botín oscila entre los 600 millones de euros previstos por Citi a los 2.400 millones que manejan los analistas de Kepler.

Quien acepte la oferta renunciará a emprender acciones legales (o a retirar las ya iniciadas) contra el Santander y los miembros de su consejo de administración. A cambio, recibirán estos bonos perpetuos que exigen una permanencia de 7 años en el Santander, con lo que la entidad se asegura la fidelidad del cliente, con un cupón anual del 1%. Los bonos se negociarán en el mercado secundario de renta fija, pero se estima un descuento del entorno del 70% sobre su valor nominal, por lo que será complicado recuperar por completo todo el dinero perdido en acciones y bonos del Popular.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Vídeos

graficos-relacionados


+0,15%
IBEX 35