GASTRONOMÍA | Gastronomía

Festival gourmet en los 5 estrellas de Madrid y Barcelona

Alta cocina y hoteles de lujo que unen para celebrar la tercera edición de Hotel Tapa Tour.
Grupo Zeta
jueves 19 de abril de 2018  -  11:38

Por tercer año consecutivo, del 1 al 31 de mayo, los hoteles de Madrid y Barcelona celebran Hotel Tapa Tour, donde la alta gastronomía en pequeños bocados será la protagonista. Como novedad en esta edición, todos los hoteles que participan son de 5 estrellas o 5 estrellas Gran Lujo, que tratarán de dar a conocer su propuesta gastronómica no sólo a través de las tapas, sino también a través de un menú degustación que se podrá reservar a través de ElTenedor. Los comensales serán recibidos con una copa de cava Anna Blanc de Blancs, Rosé o Ice de bienvenida y el precio medio del menú degustación rondará los 50 euros.

En cuanto a las tapas, tendrán un precio que oscilará entre los 7 euros y 9 euros, con la bebida incluida. Para degustarlas Hotel Tapa Tour ha creado una serie de rutas disponibles en los hoteles participantes. Estas rutas tendrán además información detalladas sobre las tapas, los precios y los horarios.

Como ya ocurriera en ediciones anteriores, las tapas participarán en un concurso de tapas de autor en el que un jurado oficial, compuesto por profesionales de la restauración, otorgará los premios a las mejores tapas de cada categoría concursante: "Mar" (elaboradas con pescados o mariscos), "Montaña" (elaboradas con carnes, aves o vegetales) y "Mar y Montaña". Las tapas ganadoras se darán a conocer el 28 de mayo en Madrid en el hotel NH Collection Madrid Suecia y el día 30 de mayo en Barcelona en el Hotel Claris.

Esta edición del Hotel Tapa Tour no será la única de 2018 sino que habrá una edición en otoño, prevista en el mes de octubre. El carácter de esta edición será solidaria -la lucha contra el hambre el mundo- y en ella participarán hoteles de todo el territorio.

Los hoteles madrileños que participarán en la edición primaveral del Hotel Tapa Tour son:

  • Barceló Emperatriz
  • Barceló Torre de Madrid
  • Gran Hotel Inglés
  • Gran Meliá Fénix
  • Gran Meliá Palacio de los Duques
  • Hotel Hesperia Madrid
  • Hotel Miguel Ángel
  • Hotel Orfila Relais & Châteaux
  • Hyatt Centric Gran Vía Madrid
  • NH Collection Madrid Suecia
  • VP Plaza España

Por su parte, los hoteles barceloneses son:

  • El Palace Barcelona
  • Fairmont Rey Juan Carlos I
  • Gran Hotel La Florida
  • Hotel Claris
  • Mercer Hotel Barcelona
  • NH Collection Gran Hotel Calderón
  • OD Barcelona
  • Ohla Barcelona
  • The One Barcelona
  • The Serras Barcelona
  • The Wittmore

Entre las propuestas de tapas se encuentran ejemplos como "Pichón con meloso de guisante lágrima", "Ribs de corvina con salsa BBQ del mar", "Pulpo templado con escabeche de cítricos" o  "Capuchino thai de gamba roja".

Hotel Tapa Tour es un proyecto independiente de la periodista y emprendedora aragonesa Nona Rubio dedicado a la promoción de la gastronomía hotelera. La iniciativa pretende abrir la restauración hotelera a la calle, reivindicando los hoteles como puntos de encuentro gastronómicos.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
CULTURA | Cultura

María Dueñas rinde homenaje a las mujeres que emigraron

La novela 'Las hijas del Capitán' viaja al Nueva York de principios del siglo XX para retratar la presencia española, cuya huella hoy se ha desvanecido.
Grupo Zeta
jueves 19 de abril de 2018  -  11:37

El fenómeno de la emigración española a Nueva York a finales del siglo XIX y en las primeras décadas del XX ha pasado durante mucho tiempo prácticamente desapercibido. Quizá ha sido cuestión de números, que, aunque nada desdeñables (decenas de miles de personas), fueron inferiores a los de grandes migraciones que llegaron a Nueva York como las de italianos o las de irlandeses. Puede deberse también, como explica el historiador de la NYU James Fernández, a que Estados Unidos encasilló a los españoles que llegaron a su territorio como "exploradores y frailes" y a que España parece que no acaba nunca de rendir la cuenta política e histórica con quienes emigraron. Como sea, ahora quizá algo cambie. Porque ese fenómeno late en las 624 páginas de 'Las hijas del Capitán' (Planeta), la cuarta novela de la superventas María Dueñas.

La autora de 'El tiempo entre costuras', 'Misión Olvido' y 'La templanza' ha pasado unos días en la ciudad elegida como escenario de su obra en un viaje promocional. Y en una entrevista cuenta que "la primera idea era escribir sobre mujeres emigrantes, sin saber adónde las iba a mandar". Pensó en la Operación Canguro, un programa gubernamental de emigración asistida a Australia, o en movimientos dentro de la península de zonas rurales a las ciudades. Hasta que se le cruzó Nueva York. "Pensé que no sabíamos nada de esa inmigración, que no fue igual que la de Argentina o Cuba pero tuvo trascendencia y duró décadas".

Al descubrir que había mucha información en fuentes como el diario 'La Prensa'; que hay quien lleva más de diez años trabajando en documentarla, como James Fernández y Luis Argeo (que publicaron el libro 'Invisible Immigrants'), y que quedaba gente viva o sus descendientes, Dueñas se decidió. "Como con 'El tiempo entre costuras', he tenido la inmensa suerte de contar con voces vivas", explica. "Dentro de cinco o diez años no habrá esa primera persona. Y mientras tenga la posibilidad de acceder a esa fuente maravillosa de recursos creo que vale la pena utilizarlos".

Tres hermanas

Dueñas supo también que quería que el libro tuviera "un protagonismo más plural que los anteriores". Y así ideó a Victoria, Mona y Luz Arenas, tres hermanas malagueñas que, nada más llegar con su madre a la ciudad, pierden a su padre en un accidente y tienen que salir adelante en una urbe dura, cada una con su personalidad, cada una con sus objetivos. "Haciendo malabares con tres vidas podría ofrecer una perspectiva más rica de todo el entorno y me apetecía como reto literario".

Para Fernández, el historiador, "es como si María hubiera animado fotografías, imaginando el antes y el después". Y considera también "un gran acierto" que la autora haya elegido situar la acción en los años previos a la guerra civil, un conflicto que rompió los sueños de muchos de volver a España.

Las aventuras y desventuras de las Arenas, en las que van apareciendo también personajes reales como Xavier Cugat y Alfonso de Borbón, transcurren además en un Nueva York donde la huella de esa colonia española es casi ya imperceptible. No queda nada en la calle Cherry, donde estaban los muelles. Y en la Calle 14, epicentro de lo que se conoció como Little Spain, solo sobrevive una iglesia (que no se puede visitar) y el establecimiento La Nacional. "Me sorprende y me apena esa poca huella", lamenta Dueñas. "Debería haber un esfuerzo institucional por apoyarlo pero... Somos muy dejados. De pronto queremos construir castillos en el aire y se nos llena la boca con la marca España, pero las cosas que tenemos las cuidamos mal".

Historias "épicas"

Ella, al menos, ha hecho su parte. Y habla con pasión y confesando profesar "total admiración" por las mujeres reales que emigraron. "Era gente que no había salido nunca del pueblo y daba el salto y abandonaba el mundo que conocía. Se metían en un barco, muchas veces solas, embarazadas o con niños, con su maleta de cartón... No hablaban ni palabra de inglés y se deslomaban para trabajar en lo que fuera. Sobrevivían, batallaban en la compra o con el casero para que no las engañaran, en el colegio... Son historias épicas".

Dueñas encuentra un paralelismo no tanto con las mujeres que se van ahora de España sino con las inmigrantes que llegan de Latinoamérica, de Europa del Este, de África... "Te cuentan cómo viven y se te cae el alma a los pies. Con ellas es con quien comparo a las emigrantes de mi novela".

María Dueñas, en Nueva York. / EFE / CARLOS LUJÁN

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
SOCIEDAD | Sociedad

Nace una cría de chimpancé a la vista del público en Bioparc de Valencia

Los visitantes pudieron ver a la madre con su hijo en brazos todavía con el cordón umbilical y protegidos por las otras hembras.
Grupo Zeta
jueves 19 de abril de 2018  -  11:32

Una cría de chimpancé nació este martes por la tarde en el Bioparc de Valencia a la vista del público, que pudo observar el momento del parto y, posteriormente, a la madre con su hijo en brazos todavía con el cordón umbilical colgando y protegidos por las otras hembras, según ha informado en un comunicado el parque valenciano.

Todo sucedió de forma natural e imprevista y, a los pocos minutos, la madre se tumbaba en la hierba para tomar el sol con su bebé y aprovechar las agradables temperaturas del primaveral atardecer.

El chimpancé pertenece al grupo reproductor de la subespecie 'Pan troglodytes verus' que habita en las zonas que recrean las selvas africanas de Bioparc Valencia. Los progenitores llegaron en el 2015, 'Moreno', el macho reproductor, procedente de Parco Natura Viva en Bussolengo (Italia) y 'Natalia' desde Bioparc Fuengirola.

Para ambos es su primera cría, pero "el buen carácter" del padre, "el óptimo" aprendizaje reproductivo de la madre que vivió la crianza de su hermana y la compañía de las otras hembras "presagian que todo discurra con total normalidad", según las mismas fuentes.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
DEPORTES | Deporte

La mirada inglesa de Pep

Inglaterra se rinde al buen fútbol del equipo de Guardiola aunque reclaman dar un paso más en Europa la próxima temporada.
Grupo Zeta
jueves 19 de abril de 2018  -  11:31

Pep Guardiola llegó a Manchester y se le presentó como una estrella del rock. No tuvo un inicio óptimo, cuando su equipo no tenía consistencia para jugar, todos los minutos, como estaba entrenando. Compuso algunos 'singles' pero insuficientes para publicar un álbum. Pep necesito una temporada para depurar la plantilla y tener todos los elementos para competir al máximo nivel.

Fue a la segunda. Con detalles que nos indican que el proyecto aún tiene margen de mejora, como la inesperada eliminación europea. Este año sí, la Premier League sí ha visto el fútbol que podía esperar, porque esperaban lo mejor, del técnico de Santpedor. “Estamos aquí para hacer algo especial, no para las estadísticas ni los números”, afirma Pep.

Mirada poliédrica

La mirada hacia Guardiola siempre tiene dos ángulos, también en Inglaterra. La inglesa es una de las culturas futbolísticas más resultadistas y cuando pierdes, aunque sea solo un partido, se cuestiona absolutamente todo. Le pasará también al técnico del City la temporada que viene, cuando su equipo falle. Sea en Anfield o en Bournemouth.

Sin embargo, ya no se podrá decir que el fútbol que predica Guardiola no se puede aplicar. ¿Pero pueden hacerlo en una fría y lluviosa noche en el campo del Stoke? Han respondido tantas veces a esta frase de culto, en estadios complicados y equipos tradicionales de balón largo y defensa rocosa, que ya no tiene sentido seguir preguntándolo.

Rendidos a las evidencias

La caída contra el Liverpool en Champions demostró que hay miradas que no querían ser cambiadas y que el fútbol de Guardiola se criticará siempre desde una vertiente, pero otra mirada, ahora mayoritaria y favorecida por el resultado, se ha rendido al fútbol del City. Han sido tan superiores que no hay discusión.

Sirvan como ejemplos los elogios del pelotón de comentaristas del programa estrella del país: el 'Match of the Day' de la BBC, presentado los sábados por Gary Lineker. Durante esta temporada los mejores cumplidos han sido para los jugadores celestes. “Su fútbol es sensacional. Un placer a la vista”, dijo el exdelantero del Newcastle, Alan Shearer.

Como una obra de arte

“Fútbol total. Es como ver al Barça pero sin Messi”, añadió Danny Murphy, ex del Liverpool. Un integrante de los 'Invencibles' del Arsenal, Martin Keown, dejó paso a la imaginación: “Son artistas. Ponen a Sané a un lado y a Sterling en el otro. Y en el medio, De Bruyne y Silva, que son los pinceles. Lo que pintan para nosotros es muy bonito”.

El seleccionador belga Roberto Martínez explicó que Pep Guardiola es una de las mentes más avispadas del mundo de los banquillos. Quizás el mejor elogio vino de una leyenda mancunian. Y roja. Éric Cantona, sin tapujos: “Me encantaría jugar en un equipo entrenado por Pep Guardiola”. 

AP / TIM IRELAND

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
MOTOR | Motor

Piaggio Gita, el carrito de la compra robot que te sigue a todas partes

La revolución de los vehículos autónomos está a la vuelta de la esquina, aunque este carrito de la compra robot no se queda atrás.
Grupo Zeta
jueves 19 de abril de 2018  -  11:29

El futuro ha llegado, el futuro está aquí. Nada importan ya los vehículos autónomos, ni cualquiera de esas tecnologías tan avanzadas que van a lograr que los coches acaben conduciéndose solos en unos pocos años. No, ya nada de eso nos importa. Tras haber descubierto el carrito de la compra robot que nos seguirá allá donde queramos, todo lo demás pierde importancia. Y es que (fuera bromas) Piaggio ha inventado algo que, a primera vista, puede parecernos uno de esos inventos graciosos, pero inútiles. Sin embargo, al darle unas vueltas, nos damos cuenta que realmente puede llegar a convertirse en uno de esos otros inventos que pueden hacernos nuestro día a día mucho más fácil. Empecemos por el principio.

Piaggio, marca que muchos de vosotros conoceréis por Vespa, lleva años ideando con conceptos de dos ruedas bastante modernos. Uno de los resultados de esa pruebas que van llevando a cabo poco a poco ya tiene nombre. Gita, un pequeño robot pensando para el transporte de mercancías. Es decir, lo que todos entendemos por carrito de la compra, pero autónomo. Aunque más que entenderlo como un producto final, debemos incluirlo dentro de las actividades Fast Forward con las que Piaggio intenta innovar y adelantarse a la competencia.

Como ya hemos dicho unas líneas atrás, Gita nos ayudaría a hacer nuestra vida cotidiana más fácil, pues cargar con la compra es algo que, a veces, puede resultar complicado a aquellas personas que no disponen de un coche. Otras veces, el problema lo encontramos en el peso, demasiado para sujetarlo todo nosotros mismos. Sea como sea, Gita nos ayudaría a cargar con los productos de la compra sin ningún esfuerzo. Además, el robot también sería capaz de hacer entregas sin ayuda de ninguna persona en áreas que conozca.

Gita es un robot de forma circular que cuenta con dos ruedas incrustadas en su cuerpo de las que solo sobresale el neumático -parecido al de una bicicleta-. Tiene una altura de 66 centímetros, incluye una tecnología que le permite evitar obstáculos con los que pueda encontrarse y puede transportar una mercancía de hasta dieciocho kilos de peso. Y en cuanto a la velocidad, puede llegar a moverse a 35 km/h, lo que no está nada mal para un pequeño robot.
Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
VIAJES | Viajes

Ocho razones por las que enamorarse de Cádiz

A través de estos ocho lugares, amarás y entenderás la Tacita de Plata.
Grupo Zeta
jueves 19 de abril de 2018  -  11:24

Por Carolina Oubernell

No existe en el mundo dos ciudades tan parecidas. Cádiz y La Habana son hermanas de una misma madre. La ciudad española, abierta al océano Atlántico, esconde sus secretos en ocho lugares. Conocerlos es la mejor forma de amar la Tacita de Plata.

Catedral

Hoy es neoclásica, aunque años antes fue otra cosa. La Catedral de Cádiz tiene una cúpula mayor vestida de azulejería amarilla. Por dentro el templo es más soberbio que por fuera. Tiene capillas barrocas donde se erigen bellas tallas de la imaginería andaluza. El tesoro catedralicio está en otra sala. En él se expone la custodia del Corpus Christi, una de las mejores muestras de la orfebrería gótico flamígera en España. En este templo está enterrado el compositor gaditano Manuel de Falla.

Museo Histórico Municipal

El Museo Histórico Municipal guarda la memoria de la ciudad. En la primera planta, entre cuadros históricos, se extiende una impresionante maqueta de la ciudad tallada en marfil y maderas nobles sobre un inmenso plano azul. La maqueta fue construida pacientemente por el ingeniero militar Alfonso Ximénez, por expreso mandato del rey Carlos III. En ella reprodujo con fidelidad la disposición de la trama urbana a finales del siglo de la Ilustración.

Plaza de las Flores

Cádiz una ciudad sensorial. Los registros oficiales le dieron el nombre de plaza del Topete, pero los gaditanos la dulcificaron con el apodo de la plaza de las Flores. En sus alrededores abren cada mañana puestos de flores frescas. Hay freidurías, cafés y tiendas tradicionales. En el centro de la plaza se alza una escultura clásica que evoca a una divinidad romana ligada al trabajo y la agricultura.

Mercado de Abastos

Los tenderos de los barrios de la Viña y Santa María vociferan la mercancía recién descargada de la lonja. En sus pilas de blanco mármol ofrecen gruesos filetes de corvina, tacos de rojo atún, finos gallos, largos calamares, jugosas urtas, gambas, cigalas y caracoles. Al mercado lo rodean tiendas familiares de bolsos y marroquinerías. Al lado de la churrería hay una tienda de discos regentada por "el Melli" donde se venden los temas de los grupos ganadores del célebre Carnaval.

La Viña

La Viña es la quintaesencia de los barrios gaditanos. Es el barrio de los viejos pescadores, de las casas de vecindad crecidas en torno a un ancho patio. En el corazón de la barriada hay una plaza dedicada al Tío de la Tiza, célebre comparsista, mordaz, fino e irónico. La Viña es un barrio abierto, cuya sala de estar mira a las calles. A la tarde los feligreses entran en ella para orar ante Nuestra Señora de la Palma, una inmaculada con rostro de mujer buena, que con su pie da muerte a la serpiente que simboliza los maleficios del demonio.

Sacramento

Cádiz tiene una calle que parece cortar en dos la urbe atlántica y el pueblo de la bahía. Es la calle Sacramento, la calle de las esquinas redondeadas, carcomidas por el salitre y la vejez. De sus viviendas burguesas aún cuelgan balcones de fina forja, ventanales forrados de maderas exóticas, capiteles con motivos de ultramar. Los cañones que en otro tiempo defendieron esta plaza ante el ataque de piratas y berberiscos son hoy objeto de decoración en pasillos y fachadas. Torre Tavira, una de las muchas que aún otean el cielo, es una cámara oscura desde donde observar la ciudad.

Oratorio de San Felipe Neri

Su planta elíptica fue escenario de la promulgación de la Constitución de 1812, el grito liberador de un pueblo sometido a los dictados de las tropas francesas. Los gaditanos bautizaron su carta magna como la "Pepa", por haber sido sancionada un 14 de marzo, día de San José. En la cripta del oratorio, en un habitáculo desabrigado y silencioso, reposan los restos de los diputados fallecidos en 1811 y de aquellos ciudadanos que encontraron la muerte nueve años después durante la represión fernandina.

La Caleta

La Caleta es la playa amada de Cádiz, el arco de arena canela que como un poema antillano trae los alientos de la lejana Habana. Las barcas mecidas por la marea se reflejan en los balcones del balneario romántico de La Palma. Un espigado malecón conduce a la fortaleza de San Sebastián. Cuenta la historia que aquí estuvo el templo de Kronos, sujeto a las turbulencias de las aguas. Frente a él se halla el castillo de Santa Catalina, hoy centro cultural.

Plaza de Mina

La plaza de la Mina está enaltecida por sus altos árboles, sus elegantes kioscos y los viejos bancos de madera. El Museo de Cádiz queda aquí, en uno de los edificios nobles que enmarcan la plaza. La sala dedicada a arqueología está presidida por los dos soberbios sarcófagos antropoides de época fenicia que representan a una mujer y a un hombre. Otras salas abundan en la cultura romana. Las salas dedicadas a bellas artes muestran obras de Murillo y Zurbarán, de Rubens y Van Dick.

Foto: holgs / ISTOCK.

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

news-related