Fiscal

¿Cómo tributan las operaciones realizadas por CFDs?

¿Cómo se declaran las operaciones realizadas con los contratos por diferencias CFDs? Pese a la complejidad del producto, tributa como ganancias y/o pérdidas derivadas de la transmisión. En la siguiente consulta a Tributos se ofrecen detalles de su tributación en IRPF, Sociedades y Renta para no Residentes.

El contrato por diferencia (en inglés Contract for difference, CFD) es un contrato por el que se intercambia la diferencia del precio de un instrumento financiero en el momento de apertura del contrato y el precio en el momento de cierre del mismo.

El CFD refleja el rendimiento de dicho activo, por ejemplo acciones, materias primas, índices, divisas o tipos de interés, entre otros, sin la necesidad de tener la propiedad física del instrumento subyacente en sí. Son instrumentos derivados OTC (over the counter), es decir, no cotizan en un mercado organizado. Hoy en día se han convertido en una herramienta de negociación muy popular entre los pequeños inversores de todo el mundo. Incluso están ganando terreno a la inversión tradicional gracias a sus ventajas, flexibilidad a la hora de operar y fácil acceso a mercados tradicionalmente no accesibles al cliente minorista. Los CFD exigen el depósito por parte del inversor de un pequeño importe en concepto de garantías, esto le permite una gestión más eficiente de su capital, ya que sólo se moviliza una pequeña proporción del valor global de su posición.

Ahora bien ¿cómo se declaran esas operaciones con CFDs? En el foro fiscal de INVERTIA se ofrece la respuesta que, en resumen es: Como ganancias y/o pérdidas derivadas de transmisión, en donde hay que tener en cuenta que no se puede restar como mayor valor de adquisición el margen financiero pagado en posición compradora.

Con ánimo de aclarar en el Foro se enlaza una consulta de Tributos donde se ofrece todo el detalle sobre su tributación.

La sociedad de valores que realiza la consulta intermedia en la contratación de un CFD, consistente en un acuerdo concluido entre el cliente contratante y una entidad de crédito española, representada por la consultante, mediante el cual ambas partes pactan la liquidación diaria en efectivo de las diferencias, favorables o adversas, que se produzcan en el precio de cotización de una determinada acción negociada en la Bolsa española, multiplicado por el número de valores subyacentes estipulado en el contrato.

El contrato tiene una duración de un día hábil de mercado y se renovará sucesivamente por iguales periodos de duración diaria, salvo decisión en contrario de cualquiera de las partes contratantes.

En el día en que se efectúe el contrato la liquidación se calculará por diferencia entre el precio de cotización que tengan las acciones en el momento de abrirse la posición y el de cierre de mercado en la misma fecha, y en los días sucesivos el cálculo se realizará por diferencia entre los precios de cierre de cada día y el precio de cierre del día anterior.

Los contratos por diferencias se instrumentarán en una cuenta de contrato que el cliente abrirá bajo su titularidad en la entidad consultante, en la cual se efectuará la liquidación de todos los flujos que originen, así como la constitución y cancelación de las garantías necesarias.

La celebración de un contrato por diferencias requiere la aportación por el cliente de un importe en concepto de garantía cifrado en un porcentaje del precio de cotización que tengan las acciones subyacentes en el momento de apertura de la posición, con un límite de un 10%, el cual quedará retenido y bloqueado por la entidad consultante en la cuenta de contrato. Dicha garantía se ajustará diariamente para los contratos renovados, en función del precio de las acciones al cierre del mercado, de forma que se mantenga el porcentaje sobre el precio de los valores, lo que podrá originar la retención en la cuenta o la aportación complementaria por el cliente de la diferencia necesaria o, en su caso, la liberación del importe que exceda de dicho porcentaje. La finalización de un contrato por diferencias determinará la devolución al cliente de la garantía constituida.

Asimismo, la realización de las correspondientes operaciones de apertura y cancelación de un contrato por diferencias llevará aparejado el pago de unos gastos consistentes en un corretaje a la entidad consultante de un 1 por mil sobre precio total de las acciones subyacentes y una comisión de contratación equivalente al canon bursátil aplicado por la Bolsa española e Iberclear.

Gráficos relacionados