Mis finanzas

¿Miedo al riesgo? Las familias se vuelcan en los depósitos pese a las nulas rentabilidades

La batería de medidas puesta en marcha por el Banco Central Europeo (BCE) ha provocado un desplome en las rentabilidades que pagan los bancos a las familias por sus depósitos. Pese a ello, parece que los españoles no sólo siguen confiando en estos tradicionales productos bancarios, sino que lo hacen con cifras nunca vistas, en el marco de un escenario de inestabilidad que alienta a buscar una mayor seguridad.

Según las cifras publicadas por el Banco de España, la cifra de depósitos de las familias en las entidades financieras alcanzó en mayo los 759.800 millones de euros, una subida de un 1.6% respecto a los 746.900 millones del mismo mes del año pasado. Respecto a abril el incremento es de 900 millones de euros, con lo que se alcanza el dato mensual más alto desde el arranque de la serie histórica.

El aumento de los depósitos de las familias amortigua el descenso de depósitos de los fondos de inversión, que pasan de 44.500 millones de euros a 43.400 millones, según señala en un análisis el portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, que destaca además que se produjo también un aumento en los depósitos de las compañías de seguros y fondos de pensiones (42.700 millones desde 42.400 millones). En los fondos de titulización de otras entidades financieras no monetarias, la cifra sube a 210.400 millones respecto a los 209.100 millones anteriores.

Campuzano explica que a finales del año pasado las familias españolas primaban la posición en equity y fondos, también en compañías de seguros y fondos de pensiones con subidas anuales por encima del 3%, mientras que en el efectivo y depósitos recortaban un 0.4%.

Sin embargo, los datos más recientes apuntan a que el peso de los depósitos ha vuelto a aumentar en los activos financieros de las familias. ¿En parte, por la propia inestabilidad y aversión al riesgo de otros productos. Y en parte, también, por la mayor confianza hacia el sector financiero español¿, concluye el portavoz de la AEB.

Se da la circunstancia de que este regreso a los depósitos bancarios, los productos de ahorro más tradicionales, se produce en un momento en que las rentabilidades de los mismos están en mínimos. Según las últimas cifras publicadas por el Banco de España (correspondientes en este caso a abril), los tipos medios de los depósitos hasta dos años alcanzan apenas el 0.40%, una caída de más de la mitad respecto al 0.85% de hace un año.

En los depósitos a más de dos años, la rentabilidad media es de un 1.3%, mientras que en los depósitos a la vista, la banca paga de media un 0.09%.

Gráficos relacionados