Draghi oculta sus cartas hasta la reunión del BCE de marzo

Europa Press

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha advertido de que los riesgos a la baja para el crecimiento de la zona euro cada vez pesan más y ha enumerado una larga lista de amenazas que rodean a la economía del euro, incluyendo desde el auge del proteccionismo a un 'Brexit' caótico, pero ha evitado dar pistas sobre la posible respuesta de la institución a este empeoramiento, emplazando a la reunión que el Consejo de Gobierno celebrará en marzo.

"Draghi eligió mantener sus cartas contra el pecho", señala Bart Hordijk, analista de Monex Europe, añadiendo que el banquero italiano eludió responder directamente a la pregunta sobre las expectativas de la primera subida de tipos del BCE y solo dejó ver que se mencionó la posibilidad de reeditar las subastas de liquidez a largo plazo, pero sin ofrecer detalles al respecto.

"Esto permite ganar algo de tiempo al BCE y ofrece la oportunidad de un rebote de los recientes datos macroeconómicos de la zona euro y una potencial mejoría del entorno de crecimiento", añadió el analista.

Por su parte, Marilyn Watson, desde BlackRock, coincidió en señalar la ausencia de detalles por parte de Draghi sobre potenciales actuaciones del BCE, limitándose a confirmar que los consejeros del banco central no se olvidan de las subastas de liquidez a largo plazo conocidas como TLTRO.

"Creemos que el BCE mantendrá un enfoque muy prudente en la retirada de su política monetaria laxa", declaró Watson.

En este sentido, Nick Wall, gestor del fondo Merian Strategic Absolute Return Bond, de Merian Global Investors, considera que Draghi ha hecho lo correcto al no actuar de forma reactiva, ya que las condiciones del entorno económico podrían mejorar o empeorar.

"La zona euro es un pasajero en la desaceleración global provocada por EEUU y China", apuntó el experto, advirtiendo de las limitaciones reales de las herramientas a disposición del BCE, que básicamente se compone de su orientación a futuro y del recurso a nuevas subastas de liquidez condicionada (TLTRO), por lo que "tiene sentido reservar la pólvora" de cara a los próximos meses, que pueden resultar cruciales para la economía.

De este modo, desde IG el analista Aitor Méndez subrayó que el Consejo de Gobierno ha acordado darse un tiempo para evaluar con mayor precisión el alcance de todos estos factores de riesgo para la economía y volverá a reevaluar la situación en su encuentro de marzo, cuando la entidad ya posea nuevas estimaciones de inflación y crecimiento.

Gráficos relacionados