Patronal nicaragüense cancela marcha para no poner en peligro a asistentes

EFE

Managua, 23 ene (EFECOM).- Los empresarios de Nicaragua acordaron hoy cancelar una manifestación que habían convocado para mañana jueves en Managua, a favor de una solución pacífica de la crisis que vive el país, después que la Policía les denegara el permiso.

Los organizadores "han tomado la decisión de suspender la convocatoria para evitar poner en peligro la vida e integridad de los asistentes", señalaron en un comunicado conjunto el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Estas organizaciones empresariales solicitaron el lunes permiso para marchar mañana por las calles de la capital nicaragüense, pero este miércoles la Policía se lo denegó.

Sostuvieron que, aunque son conscientes de que la manifestación es un derecho que la Constitución concede a todos los nicaragüenses sin excepción, "no están garantizadas las condiciones de seguridad básicas para el desarrollo" de la marcha.

El jefe de la Dirección de Seguridad Pública, Olivio Hernández, dijo que la Policía decidió "no autorizar ninguna actividad que exponga a personas, familias o bienes, al peligro; que alteren el orden y los derechos sociales, y el derecho a la paz de las familias nicaragüenses".

Las marchas no oficialistas fueron prohibidas por la Policía Nacional de Nicaragua desde el pasado mes de septiembre, cuando amenazó con encarcelar a quienes las promuevan.

Hernández basó la decisión policial en que "los solicitantes fueron partícipes en el golpe de Estado fallido de abril del año pasado".

Según la Policía, los empresarios "actuaron delictivamente contra la Constitución Política de Nicaragua, pretendiendo cambios institucionales a través de la violencia y el terror".

Asimismo, los acusó de haber promovido, incitado y ser responsables de los tranques o bloqueo de vías donde se torturó, violó y asesinó a nicaragüenses.

La solicitud del sector privado y la respuesta de la Policía ocurren en medio de una crisis sociopolítica que inició en abril pasado, y que ha dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, así como miles de heridos y decenas de miles en el exilio, tras participar en protestas contra Ortega, quien afirma haber superado un intento de "golpe de Estado".

La crisis que atraviesa Nicaragua ha dejado entre 325 y 561 muertos, y de 340 a 767 detenidos, según organismos humanitarios.

Gráficos relacionados