Los Veintiocho avalan que se active el procedimiento sancionador contra Italia por la deuda

Europa Press

 Los gobiernos de la Unión Europea han avalado a nivel técnico el informe presentado la pasada semana por la Comisión Europea para activar el procedimiento sancionador contra Italia por no adoptar medidas suficientes para reducir su deuda pública, que supera el 130% del PIB y seguirá creciendo en los próximos años.

 La decisión fue tomada este martes por el Comité Económico y Financiero, que reúne a representantes de los Ministerios de Finanzas de todos los Estados miembros de la UE y prepara las reuniones del Ecofin.

 Según han informado fuentes comunitarias, este órgano apoyó el dictamen de la Comisión Europa en un documento en el que pide al Gobierno italiano "medidas necesarias para garantizar el cumplimiento" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

 Este paso permite al Ejecutivo comunitario adoptar un nuevo informe en el que pida formalmente la apertura de un procedimiento por déficit excesivo por el criterio de deuda. Si Bruselas considera además que el incumplimiento es especialmente grave, podría proponer una multa equivalente al 0,2% del PIB italiano, unos 3.500 millones de euros.

 La Comisión Europea señaló el pasado miércoles que la apertura de un expediente a Roma está "justificada" porque el Gobierno de Giuseppe Conte ha relajado sus esfuerzos presupuestarios. La deuda pública cerró el año pasado en el 132,2% del PIB y crecerá hasta el 133,7% este año y al 135,2% en 2020 en un contexto de crecimiento económico débil, según las últimas previsiones de la institución comunitaria.

 El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, dejó sin embargo la puerta abierta al diálogo entre Roma y Bruselas en las próximas semanas con vistas a evitar la imposición de una multa que aumente la tensión entre ambas partes.

 Si finalmente Bruselas opta por imponer una multa a Italia, sería la primera vez que impone una sanción a un país de la eurozona por incumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. España y Portugal estuvieron cerca de ser multados en el verano de 2016, pero finalmente quedó cancelada.

Gráficos relacionados