El sector inmobiliario pide "certidumbre" y que haya una norma en la que todos los actores estén de acuerdo

Europa Press

El sector inmobiliario pide "certidumbre" y que haya una norma en la que todos los actores estén de acuerdo, o al menos "una especie de unanimidad" para regular el mercado inmobiliario español.

Así lo han señalado diferentes representantes del sector inmobiliario desde el ámbito político hasta el asegurador pasando por las propias inmobiliarias o 'socimis' y 'servicers' en un encuentro organizado por el Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA) para analizar los 100 días que han pasado desde la entrada en vigor del Real Decreto de medidas urgentes en materia de alquiler.

Asimismo, también se ha puesto de relieve que el tema de la duración del contrato de arrendamiento es "muy importante", porque los propietarios particulares, que son los tenedores del 97% de las viviendas en alquiler en España, temen no saber cómo van a evolucionar los precios y si van a poder recuperar la vivienda.

Este incremento del tiempo de duración del contrato está provocando que los propietarios particulares tengan reticencia a poner la vivienda en alquiler y estén decantándose bien por vender o bien por subir los precios de su propiedad.

También han señalado que existe una menor disposición, sobre todo de los propietarios, a negociar. De hecho, han remarcado que se han vuelto más estrictos a la hora de cerrar la firma de contratos.

Asimismo, el consejero general de Coapis, José María López Agúndez, ha puesto de relieve que, desde la entrada del Real Decreto, se ha observado un incremento de los precios del 4% y un descenso de los contratos firmados del 8%, datos que no ha compartido la representante del Grupo Parlamentario Socialista, Mar Rominguera. En esta línea, se ha remarcado que el mercado está perdiendo dinamismo, está "como parado" y entrando en fase de prudencia.

No obstante, han coincidido en que el auge del alquiler ha llegado para quedarse y que para fomentarlo es imprescindible que haya estabilidad y que se dejen las reglas del juego claras. De hecho, han alertado de que la realidad del mercado es que hay una falta de producto disponible "impresionante" y consideran que se debe hacer frente a la demanda en todos los sectores (vivienda social, asequible y nueva).

Los principales actores del sector inmobiliario han instado a buscar soluciones, porque han recordado que España va a necesitar 2,5 millones de viviendas para alquilar en los próximos años.

También han destacado que el Real Decreto no aminora la tensión que existe entre la oferta y la demanda en determinados ámbitos geográficos del país.

EL PSOE VE MODERACIÓN EN LOS PRECIOS

Por su parte, la representante del Grupo Parlamentario Socialista, Mar Rominguera, ha recordado que el decreto se pensó teniendo en cuenta el carácter social de la vivienda y ha resaltado que lo primero que se ha intentado es acabar con la vulnerabilidad del inquilino.

Así, ha pedido al resto de representantes del sector que se adapten a lo que la norma dice. También ha instado a que actúe también para evitar supuestos casos de economía sumergida que puedan producirse.

También ha resaltado que los datos que maneja el Gobierno ponen de relieve que ha habido una senda de moderación de los precios. Así, ha señalado que, según datos de un portal inmobiliario, el precio por metro cuadrado pasó del 10,7 euros por metro a 10,8 euros entre marzo y abril, un 0,8% más, mientras que el año pasado el aumento en el mismo periodo fue del 2%.

"La necesidad urgente del sector está dando sus frutos", ha añadido la representante del Grupo Parlamentario Socialista, que también ha hecho hincapié en que "la realidad es que hay que adaptarse y dar solución a los problemas".

Por el contrario, desde el Grupo Parlamentario Popular, Ana Zurita ha puesto en duda que el Real Decreto sea "un instrumento que venga para quedarse con plena seguridad jurídica".

Asimismo, ha remarcado que el Real Decreto no era ni de urgencia ni de extrema necesidad y han criticado que la elevación de la duración de los contratos a siete años es "elevada" y que la creación de 20.000 viviendas no es una a corto plazo, mientras que, bajo su punto de vista, sí lo es invertir en seguros para poner vivienda inactiva a disposición del mercado.

"La gente no pone vivienda inactiva a disposición del mercado porque no se atreve", ha apostillado Zurita, tras pedir también medidas que velen por el sector inmobiliario "a corto plazo".

Gráficos relacionados