Empresas

El consorcio de Slim, FCC y Acciona pacta un finiquito de 670 millones por el aeropuerto de México

Europa Press

El grupo de empresas que hace dos años se adjudicó el contrato de construcción de la nueva terminal del aeropuerto de México, en el que participan la corporación de Carlos Slim, FCC y Acciona, recibirá 14.220 millones de pesos (unos 670 millones de euros) a modo de finiquito por la cancelación del proyecto.

Así se establece en el acuerdo alcanzado este fin de semana entre el Gobierno mexicano y el consorcio de empresas, que completan las firmas locales GIA, Prodemex, La Peninsular e ICA, según informó al Secretaría de Comunicaciones y Transportes del país.

El grupo Carso, la corporación de Slim, indicó en un comunicado que la cantidad que le corresponda del finiquito le permitirá "recuperar los trabajos de construcción y de ingeniería realizadas y los materiales adquiridos".

En el caso de Acciona, aseguró que recuperará los costes en los que había incurrido en el marco del proyecto, que eran bajos dado el escaso grado de ejecución que aún presentaba el proyecto, según detalló su director de relación con inversiones, Raimundo Fernández-Cuesta, durante la presentación de resultados semestrales.

La Secretaría de Transportes de México considera que el finiquito pactado es "congruente" con el grado de ejecución del 5,26% que presentaba la obra.

Asimismo, indicó que del monto acordado, que equivale al 16,7% de lo que hubiera costado el edificio principal del 'macroproyecto', se han abonado a la firma del acuerdo 7.165 millones de pesos (unos 337,7 millones de euros).

Además, en virtud del pacto por el que se finiquita el proyecto las empresas desisten de las demandas que habían planteado ante el Gobierno del país relacionadas con el contrato.

El consorcio participado por Slim, FCC y Acciona se adjudicó en febrero de 2010 el contrato de obras de construcción del nuevo edificio terminal del aeropuerto de México, un 'macroproyecto' estimado en unos 4.000 millones de euros.

SUSPENDIDO TRAS CAMBIO DE GOBIERNO

El proyecto constituía la principal obra del nuevo primer aeropuerto del país y una de las mayores obras entonces en marcha en Latinoamérica. La terminal iba a contar con 760.000 metros cuadrados de superficie para poder acoger a unos setenta millones de viajeros, y estaba diseñada con parámetros de sostenibilidad por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero.

No obstante, a finales de 2018, tras el cambio de Gobierno, el nuevo recién elegido presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, anunció la cancelación del proyecto tras realizar una consulta pública.

En su comunicado, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes del país destaca el hecho de haber logrado un acuerdo sobre la cancelación de proyecto "en sólo siete meses".

No obstante, revela que, para ello, ambas partes se han acogido al denominado Medio Alternativo de Solución de Controversias del país.

Gráficos relacionados