MOTOR

Coches ECO que contaminan más que algunos con etiqueta 'C'

Grupo Zeta

Coches ECO que contaminan más que algunos con etiqueta 'C'

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia que la etiqueta 'ECO' de la Dirección General de Tráfico (DGT) se ha convertido en un "reclamo comercial" de las marcas y ha advertido de que algunos vehículos microhíbridos o mild-hybrid (etiqueta ECO) contaminan más que un modelo diésel o de gasolina, con distintivo 'C'.

La OCU advierte que muchos de los vehículos que portan la etiqueta 'ECO' son microhíbridos de gran cilindrada, por lo que aunque se reduzcan sus emisiones un 10% gracias a esta tecnología, siguen siendo más contaminantes que vehículos con etiqueta 'C' (diésel a partir de 2014 y gasolina a partir de 2006) de poca cilindrada o potencia.

Los microhíbridos son vehículos con motores de combustión a los que se les añade un sistema eléctrico de 48 voltios, que proporciona un ahorro de aproximadamente el 10% de consumo de combustible y, por tanto, logran una reducción de entre un 10 y un 15% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y óxidos de nitrógeno (NOx). Estos sistemas proporcionan apoyo al motor de combustión en la gestión del sistema de arranque y permite la marcha por inercia al desconectar cilindros para ahorrar combustible.

Un sistema basado en la propulsión, no las emisiones

En este sentido, la OCU considera que el actual sistema de concesión de etiquetas es "injusto" porque está basado en las tecnologías del motor y no en las emisiones reales de los vehículos. No obstante, cree que es un "buen paso inicial e importante" para concienciar a los conductores de la contaminación. Además, pone de manifiesto que no hay datos oficiales sobre las emisiones reales de los contaminantes que perjudican a la salud (micropartículas y NOx), subrayando que el sistema "favorece a unos vehículos en perjuicio de otros sin un criterio objetivo".

"El sistema de etiquetas ambientales condiciona el acceso de los ciudadanos a las áreas de circulación restringida de las grandes ciudades, discriminando en este caso a los dueños de coches que, aunque contaminan menos, tienen una etiqueta peor", apunta. En este sentido, la OCU cree que debe revisarse el sistema de concesión de etiquetas medioambientales para que estas puedan cumplir con su objetivo

Gráficos relacionados