Bancos centrales

Trump vuelve a la carga contra la Fed en pleno Jackson Hole

El presidente de EEUU acusa al banco central de ser "arena movediza"

Se pregunta por qué EEUU está pagando muchos más intereses que Alemania por su deuda

Invertia

El presidente de EEUU, Donald Trump, en la Casa Blanca./EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, en la Casa Blanca./EFE

El simposio de Jackson Hole ha dado el pistoletazo de salida. Y Donal Trump no ha querido perdérselo. El presidente de EEUU no está invitado al encuentro de economistas y banqueros centrales, pero en la víspera de que intervenga Jerome Powell, cabeza de la Reserva Federal (Fed), ha vuelto a presionarle para que baje tipos.

El mensaje esta vez ha sido tajante: “Luchad o id a casa”. Así termina el duro mensaje que Trump ha dirigido una vez más contra Powell y su equipo a través de su cuenta personal de Twitter. Su publicación es doblemente significativa, pues no solo se produce un día antes de la intervención de Powell en la tradicional asamblea económica, sino que llega un día después de que hayan visto la luz las actas de la última reunión del organismo.

Este documento muestra una creciente división en su seno entre partidarios de la ortodoxia y de la implementación ágil de más estímulos. Trump está con los segundos y acusa a la Fed de “poner en desventaja” a EEUU, ser un obstáculo para “hacer lo que debemos hacer” y “ganar a lo grande”. Tanto es así que acusa a Powell y su equipo de actuar como “arena movediza” mientras que “la economía lo está haciendo muy bien”.

En un paso más allá, el inquilino de la Casa Blanca ha vuelto a apuntar hacia Alemania. “La pregunta es por qué estamos pagando en intereses mucho más que Alemania y otros países”, ha apuntado al comentar la reciente emisión de deuda en la que Berlín ha conseguido colocar bonos a 30 años con un cupón del 0% por primera vez en su historia. Por si acaso no queda claro el mensaje, Trump recuerda: “Alemania compite con EEUU”.

RECESIÓN EN MANUFACTURAS

Mientras tanto, este jueves ha visto la luz el índice PMI de actividad en el sector manufacturero, que por primera vez en la última década ha entrado en terreno recesivo, al quedarse por debajo de los 50 puntos básicos. Los analistas aguardaban una lectura de 50,5 puntos, lo que habría mantenido a la primera economía mundial aún en terreno expansivo. Sin embargo, el indicador ha menguado hasta los 49,9 enteros.

Mejor suerte, pero no la suficiente como para aliviar el mal trago, ha corrido el índice del sector servicios, en 50,9 puntos. Una cota que, sin embargo, se ha quedado a 2 de alcanzar lo previsto por el consenso de economistas.

Gráficos relacionados