Motor

Los coches más fáciles de robar

El sistema de arranque sin llave puede reducir el tiempo de robo en un 90%

Grupo Zeta

Los coches más fáciles de robar

La revista británica What Car? ha llevado a cabo una prueba para desvelar los coches más fáciles y más difíciles de robar. Los robos en el Reino Unido han ido en aumento, registrándose un número récord de 106.000 robos en 2018, y es por eso que el medio británico ha llevado a cabo la prueba.

Según los resultados, hay vehículos en los que bastan 10 segundos para entrar y arrancarlo sin ni siquiera forzar su puerta. La clave, en ese sentido, es el sistema de entrada y arranque sin llave. Este sistema permite entrar y arrancar el vehículo sin tener que sacar la llave del bolsillo, algo muy cómodo pero, como se arroja de la prueba del medio británico, muy arriesgado. Con este sistema, la llave se comunica con el vehículo mediante un código binario que puede ser fácilmente robado para, mediante un aparato diseñado para ello, entrar y arrancar el vehículo como si se llevara la llave. Todo lo que necesita el ladrón es acercarse con el aparato a cino o seis metros de la llave para robar el código.

Los coches más fáciles de robar

La revista del Reino Unido ha probado siete vehículos, todos equipados con el sistema de arranque sin llaves. Según sus resultados, bastan 10 segundos para abrir y llevarse un DS 3 Crossback, el mismo tiempo que llevaría robar un Audi TT RS cuando se den algunas condiciones, ya que Audi ha mejorado la seguridad de su sistema desactivando la llave cuando esta está quieta o alejada del vehículo. Algo parecido pasa con el BMW X3 y el Ford Fiesta, imposibles de robar si las llaves se desactivan pero sustraíbles en un minuto, 40 segundos para entrar y 20 para arrancar, si las llaves permanecen activas y cerca de los coches. Con un Mercedes-Benz Clase A, que usa la misma tecnología de seguridad que Audi, BMW y Ford, el tiempo de robo es de 50 segundos en total si la llave está activada.

Asimismo, solo se necesitarían 30 segundos para entrar y arrancar un Land Rover Discovery Sport pero sería imposible robar un Discovery estándar. La explicación está en un sistema de seguridad de banda ultra ancha incorporado en el segundo pero no en el primero. En el Discovery 'normal' es posible entrar, pero imposible arrancar el vehículo.

Según revela What Car?, el tiempo medio de robo de coches con un sistema de cerradura convencional asciende hasta superar los dos minutos y 30 segundos, con lo que el sistema de entrada y arranque sin llave puede llegar a reducir el tiempo en un 90%.

Gráficos relacionados