CULTURA

10 grandes series de mafiosos para ver en 'streaming'

GRUPO ZETA

10 grandes series de mafiosos para ver en 'streaming'

Si después de ver 'El irlandés' en Netflix, adonde llegó este miércoles, queda hambre de gánsters, una buena opción es iniciarse en alguna gran serie de esta temática, empezando, quizá, por la que produjo Scorsese: 'Boardwalk Empire'. En este artículo hemos seleccionado hasta una decena entre las localizables en plataformas. Es decir, no están todas las que son: habría estado bien recuperar aquella versión de 'Los intocables' con Robert Stack o clásicos impulsados por Michael Mann como 'La historia del crimen' y, sobre todo, 'Corrupción en Miami', raro caso de producto cultural que ejemplifica los 80 pero se mantiene realmente moderno.

Sea como sea, están todas las que son: desde la serie que ayudó a establecer las coordenadas del antihéroe masculino predominante en la tele de prestigio de este siglo ('Los Soprano', claro) hasta un estreno reciente con Forest Whitaker y Vincent D'Onofrio como mafiosos reales frente a frente ('El padrino de Harlem'), pasando por una historia de superhéroes muy noir en la que, por cierto, también brilla D'Onofrio ('Daredevil').

La estructura del negocio gansteril, tan ligado a la familia, al traspaso entre generaciones, encuentra su mejor marco narrativo en las distancias largas de la novela-río, la película épica de varias entregas y, sí, la serie de varias temporadas. Salvando las dos últimas selecciones, todas las producciones aquí incluidas disfrutaron de ese privilegio y pudieron hilvanar sus relatos criminales a lo largo de un considerable número de horas de televisión.   

'El irlandés' como miniserie

De hecho, hay quien se pregunta (es digno de debate) si 'El irlandés' no debió ser una miniserie de HBO en lugar de una película de 229 minutos. En una reseña para 'The Atlantic', el crítico David Sims apuntaba que el aparente nuevo clásico de Martin Scorsese es ideal para ver en casa por varios motivos: su "duración [229 minutos] se ajusta mejor a un visionado doméstico, en el que la gente podrá pulsar 'pausa' y hacer intermedios para ir al baño"; y, por otro lado, "la tersura infográfica de los rostros retocados de De Niro y Pesci tendrá un aspecto más natural en una pantalla más pequeña". Da que pensar.

De modo que aquí empieza la discusión: ¿debemos ver 'El irlandés' como Dios (Scorsese) la ha concebido, dejando que la película la que te controle e invada por completo, y no te dé ni siquiera permiso para ir al baño? ¿O es moralmente permisible enfocarla como una miniserie a añadir a esta lista de aquí abajo? Mediten un poco y, lo dicho, prueben después a repescar alguno de los clásicos aquí reunidos. Porque no, desde luego que no, ser una serie no tiene nada de malo.  

1. 'Los Soprano' (1999-2007)

Como ficción mafiosa, la creación de David Chase está a la altura de la trilogía de 'El Padrino' y 'Uno de los nuestros'. Con esta última comparte, por cierto, a un montón de actores: Lorraine Bracco, Michael Imperioli, Frank Vincent… Aunque no a la estrella de la función, ese inolvidable James Gandolfini como Tony Soprano, cabecilla de un grupo mafioso en horas bajas, como el resto del crimen organizado de vieja escuela. Su masculinidad mellada marcó la tele de prestigio. Disponible en HBO.


2. 'The wire' (2002-2008)

La muchas veces considerada, con toda lógica, mejor serie de la historia no solo humaniza al narcotraficante, sino que localiza, identifica y explica su posición en un sistema podrido. En su momento no fue demasiado vista, como está pasando con las otras grandes series que David Simon creó después de esta (en un momento hablaremos sobre 'The Deuce'). Con el tiempo, sin embargo, este relato de un Baltimore en distintas formas de desintegración ha cobrado estatus de visionado obligado. Disponible en HBO. 


3. 'Boardwalk Empire' (2010-2014)

Scorsese fue padrino, productor y primer director de esta crónica del auge y caída de Enoch L. Johnson (aquí Thompson), tesorero de Atlantic City en los días de la ley seca, cuando, en su tiempo libre, convirtió la ciudad en centro del contrabando de alcohol hacia Nueva York, Filadelfia y Chicago. Sí, Scorsese se lució bastante en el piloto, pero no subestimen el talento como director de Tim Van Patten: véase el tour de force de la masacre de los irlandeses en el sexto episodio. Disponible en HBO.  


4. 'Peaky Blinders' (2013-)

Como 'Boardwalk Empire', este éxito sorpresa de BBC nos retrotrae a la elevación del mito del gánster, cambiando el paisaje de Nueva Jersey por los Midlands Occidentales. La creación de Steven Knight explora el submundo de la banda de mafiosos titular, terror de Birmingham durante los años 20. Ya va por la quinta temporada, pero de momento no muestra señales de agotamiento: sigue siendo eléctrica, en parte gracias a su maravillosamente anacrónica banda sonora rock. Disponible en Netflix.


5. 'Gomorra' (2014-)

Hay quien echa en cara a Scorsese que sus sagas de gánsters pueden, a pesar de la virulencia, embellecer una realidad funesta, sin ningún glamur. Quizá incluso el propio Marty llegó a echarse eso mismo en cara, y por eso apadrinó la física, sucia y visceral 'Gomorra', película dirigida por Matteo Garrone a partir del libro de Saviano. La serie posterior ha marcado una especie de renacer de las series italianas: de directores o guionistas suyos han surgido 'Suburra' y la trilogía '1992'-'1993'-'1994'. Disponible en HBO y Sky.


6. 'Narcos' (2015-2017)

Especie de embriagante cóctel 'pulp' de 'Uno de los nuestros' (esa omnipresente e irónica voz en off) y 'The wire' (su análisis micro-macro de un sistema político convertido, al final, en verdadero villano de la historia), este temprano éxito de Netflix es mejor de lo que se suele decir últimamente. Dejemos los acentos a un lado y regocijémonos en la propulsión narrativa de este gran thriller semihistórico, todavía interesante incluso después del fin de cierto capo de la droga. Disponible en Netflix.


7. 'Daredevil' (2015-2018)

¿Cómo? ¿Una serie de superhéroes en un artículo instigado por una película de Scorsese? Así es, aquí nos gusta explorar lo mejor de todos los mundos. Y la (extinta) conexión Marvel-Netflix, que dio pie a series más 'noir' que cualquier otra cosa, llegó a su seguro auge con esta adaptación de las aventuras del abogado ciego y católico-irlandés Matt Murdock. Desde el primer episodio, sea como sea, queda claro que el gánster Wilson Fisk (inmenso Vincent D'Onofrio) es la estrella de la serie. Disponible en Netflix.   


8. 'The Deuce (Las crónicas de Times Square)' (2017-2019)

The Deuce era en los 70 el apodo de la calle 42 de Manhattan, donde ahora hay mucha tienda aceptable, pero entonces proliferaban más clubs turbulentos, sex shops y salones de masaje que solía controlar la mafia. David Simon y George Pelecanos (creador y guionista capital, respectivamente, de 'The wire') quisieron dedicarle una serie entre la cierta nostalgia y el baño de realidad; una historia emotiva, con personajes imborrables, de la evolución del trabajo sexual durante los 70 y 80. Disponible en HBO.


9. 'McMafia' (2018-)

Hossein Amini (guionista de 'Drive') y James Watkins (director del filme de culto 'Eden Lake') adaptaban aquí con astucia, a pesar de lo que dijeran algunas críticas, el best-seller de Misha Glenny sobre el crimen organizado transnacional. James Norton (malo de 'Happy Valley') encarnaba a un joven banquero que empieza a mezclarse, aunque no quería, en los turbios negocios de su familia; es el hijo de un jefe de la mafia rusa. Lujo, corrupción y cosmopolitismo, una triada siempre eficaz. Disponible en Prime Video.


10. 'El Padrino de Harlem' (2019-)

El nombre ya lo explica todo: 'El Padrino de Harlem' es una clásica saga criminal con el Harlem de los 60 como paisaje. Su antihéroe central es el personaje real Bumpy Johnson (Forest Whitaker), cuyo regreso al hogar tras diez años de prisión pudo ser más feliz; lo que era suyo pertenece ahora a una familia genovesa. Muy listos, los productores han fichado a Vincent D'Onofrio como Vincent Gigante, jefe de dicho clan. ¿Whitaker contra D'Onofrio? No hace falta decir nada más. Disponible en HBO.  

Gráficos relacionados