DEPORTES

Carlos Sainz quiere ponerle la guinda a su mejor año en Fórmula 1

GRUPO ZETA

Carlos Sainz quiere ponerle la guinda a su mejor año en Fórmula 1

Carlos Sainz (McLaren) aspira a poner la guinda a su mejor temporada en Fórmula 1 este fin de semana en el Gran Premio de Abu Dhabi, el último del Mundial 2019. El madrileño puede acabar como 'el mejor de entre el resto' o, incluso, entre los mejores seis.

Sainz, de 25 años e hijo del doble campeón mundial español de rallies, llega a la capital de los Emiratos Árabes Unidos -que coronará por sexta vez al inglés Lewis Hamilton y a su escudería, Mercedes- como campeones, tras firmar su primer podio hace dos domingos, en Sao Paulo (Brasil), donde fue tercero. Un resultado con el que McLaren certificó su cuarto puesto final en el Mundial de constructores: 'the best of the rest', en inglés.

En su quinta temporada en la categoría reina, el talentoso piloto madrileño suma ya 95 puntos, 41 más de los que capturó en 2017, su anterior mejor campaña. En la que firmó el que era hasta ahora su mejor puesto: un cuarto, con un Toro Rosso, en Singapur. Poco antes de disputar las últimas cuatro carreras de ese año con Renault, escudería en la que pilotó -asimismo cedido por Red Bull- en 2018.

Sainz heredó este curso en McLaren el asiento que había ocupado durante los anteriores cuatro años su compatriota Fernando Alonso, que disputó su última carrera en F1 (sin que se sepa aún si fue un adiós definitivo o un 'hasta luego') hace justo un año precisamente en Yas Marina. La pista de cinco kilómetros y medio que acogerá este fin de semana la undécima edición del Gran Premio de Abu Dhabi, el vigésimo primero de 2019.

Teniendo en cuenta la pesadilla de cuatro años que sufrió con la escudería de Woking el doble campeón mundial asturiano de F1 (2005 y 2006, con Renault) -que este año ganó el Mundial de Resistencia y que ahora prepara su próximo gran reto, el Rally Dakar, en enero y en Arabia Saudí-, nadie hubiese apostado, ni de lejos, por los resultados de la temporada que están a punto de culminar Sainz y McLaren.

La escudería de Woking apostó como nuevo jefe de equipo por el alemán Andreas Seidl, que pronto confirmó al español -cuya aportación el germano nunca deja de alabar- y a su joven compañero, el debutante inglés Lando Norris, como formación para el año próximo: anunciando un proyecto de continuidad, que podría ampliarse a 2021.

Después de un complicado arranque, sin puntuar en las tres primeras carreras, Carlos sumó por primera vez en Azerbaiyán, donde fue séptimo; antes de acabar octavo ante su público en el Gran Premio de España en Barcelona; y de confirmar que se podía apuntar más alto, al firmar un sexto en las calles de Mónaco.

Esa plaza la repetiría, tras un undécimo puesto en Canadá, en Le Castellet (Francia). Donde Hamilton dejaba encarrilado, con su sexto triunfo en las primeras ocho carreras, el Mundial 2019.

Antes de acabar octavo en Austria, Sainz explicaba que nunca se había sentido "tan integrado" en un equipo de Fórmula Uno. Y que ni él, ni McLaren -la segunda escudería más laureada de la historia- estaban en la categoría reina par ser los mejores "de entre el resto"; en referencia a los pilotos que no militan en los tres equipos dominantes: Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Carlos fue sexto en Silverstone (Inglaterra). Y en Hungría, antes del parón vacacional de agosto, repitió el quinto puesto conseguido una semana antes en la lluviosa y caótica Hockenheim (Alemania).

Tras la reanudación del Mundial, la mala suerte le impidió entrar en los puntos en Spa (Bélgica), en Monza (Italia) -se tuvo que retirar en ambas carreras- y en Singapur.

Pero en las últimas cinco carreras tan sólo ha dejado de sumar en México, con un sexto puesto en Rusia, un quinto en Japón y un octavo en Austin (Estados Unidos); antes del 'bombazo' de Interlagos. Un circuito que siempre trae buenos recuerdos a la afición española, ya que fue en esa pista en la que festejó de forma matemática sus dos títulos mundiales Alonso; que estará presente, en su condición de embajador de McLaren, este fin de semana en Yas Marina.

Sainz culmina de forma más que notable una temporada en la que los agoreros anunciaban lo peor. Y aún puede ponerle la guinda al curso en Yas Marina. Una pista en la que no puntuó en sus primeras tres campañas en la Fórmula Uno; pero donde acabó sexto el año pasado.

Un puesto en el que puede finalizar el campeonato. "No será fácil, pero nos hemos preparado bien para el fin de semana y confío en que tengamos una buena carrera", explicó Sainz antes de llegar a la capital de los Emiratos.

Gráficos relacionados