MOTOR

Qué papeles debes llevar en el coche y cuánto te costará no hacerlo

GRUPO ZETA

Qué papeles debes llevar en el coche y cuánto te costará no hacerlo

Ahora que el invierno se fue y llega el buen tiempo cada vez serán más habituales las escapadas de fin de semana, los viajes a la playa en coche o multitud de desplazamientos cortos para ir a la piscina, al campo o incluso a comprar. No obstante, hay que tener en cuenta que hay una serie de documentos que deben llevarse obligatoriamente en cualquier desplazamiento y que su ausencia es motivo de sanción económico e incluso de puntos.

De este modo, hay tres documentos obligatorios que el conductor debe asegurarse de llevar en el vehículo. En primer lugar, el conductor debe siempre llevar el carné de conducir en vigor y actualizado. Los únicos exentos de llevar el carné son los conductores que se acabe de examinar y, en este caso, llevarán la autorización provisional expedida por la Jefatura de Tráfico. Sin carné o autorización provisional no se podrá circular.

En segundo lugar, es obligatorio llevar siempre que el vehículo circule el permiso de circulación. Asimismo, el conductor debe asegurarse de llevar también la tarjeta de inspección técnica del vehículo con el último informe de la ITV y la pegatina correspondiente pegada en el parabrisas para todos los coches que superen los cuatro años de antigüedad.

Por último, desde 2008 no es obligatorio llevar la póliza del seguro del vehículo ni el recibo del último pago en vigor, elementos que antes sí se debían llevar por obligación. Actualmente, los agentes pueden comprobar en el mismo control si el vehículo está correctamente asegurado. No obstante, desde Tráfico recomiendan llevarlos para facilitar los trámites.

Sanciones por no llevarlos

En caso de pérdida de cualquiera de estos documentos, será necesario acudir a una comisaría para denunciar su pérdida y así evitar un uso fraudulento de los mismos. En caso de no llevarlos porque no se dispone de los mismos o porque el conductor los olvida, las autoridades podrán sancionar la circulación del vehículo.

En caso de no llevar el carné de conducir, los conductores se enfrentan a una sanción que suele ser de 10 euros. No obstante, si alguno de los datos reflejados en el permiso de circulación no está actualizado, la sanción puede ascender hasta los 80 euros. En caso de que esté caducado, la multa llegará hasta los 200 euros y, por último, si el conductor no está autorizado a conducir por retirada del carné, la sanción será de 500 euros y conllevará la retirada de cuatro puntos del mismo.

En cuanto al permiso de circulación, su ausencia puede conllevar una multa de hasta 10 euros. Si el vehículo no tiene permiso de circulación, la infracción será grave y la multa se disparará hasta los 500 euros. Asimismo, circular con la ITV caducada o con una ITV desfavorable acarreará una multa de hasta 200 euros. Si se conduce con un vehículo con una revisión negativa, la sanción será de 500 euros.

En el caso del seguro obligatorio, si el conductor circula sin seguro las autoridades podrán inmovilizar el vehículo y aplicar sanciones al titular del vehículo que variarán desde los 601 hasta los 3.005 euros.

Gráficos relacionados