Análisis técnico

"El Ibex 35 sigue estable a la espera de atacar resistencias"

Antonio Jaureguízar (noesis)

Las pantallas del interior de la Bolsa de Madrid reflejan las caídas del Ibex./Zipi, EFE

Las pantallas del interior de la Bolsa de Madrid reflejan las caídas del Ibex./Zipi, EFE

Comentábamos la semana pasada cómo el Ibex 35 se acercaba a zonas de resistencias en cotas de 9.330 puntos y 9.400 puntos, generando señales positivas, pero sin llegar a superarlas.

Hay un factor que puede haber retrasado este intento: hace unos días la CNMC propuso un recorte anual medio por la retribución que perciben las compañías que distribuyen electricidad del 7%, cantidad que asciende al 18% en el caso de las gasistas.

Esta propuesta está afectando a la cotización de Enagás, Naturgy y REE de forma directa, y Endesa e Iberdrola de forma indirecta. Visto en términos de capitalización bursátil, la suma de la capitalización de las empresas afectadas es de 150.000 millones de euros, cantidad sólo ligeramente inferior a la suma de la capitalización de Inditex (85.000 millones) y Santander (76.500 millones), las dos mayores empresas del Ibex 35.

De esta forma, el hecho de que el Ibex35 se mantenga en zona de resistencias después de las noticias que han afectado tanto al sector financiero como al de utilities considero que es un indicador de fortaleza, por lo que este “ataque” a la zona de resistencias puede producirse siempre y cuando el entorno se mantenga mínimamente tranquilo. En términos de análisis técnico, esto equivale a emplear soportes de seguimiento. Entendamos que un soporte de seguimiento es aquel que, en caso de perderse, matiza o cambia el escenario que manejamos, obligándonos incluso a ejecutar un stop loss de posiciones.

Veamos el gráfico. La zona sombreada corresponde al rango 9.330-9.400 en el cual la cotización se adentró, sin superarlo. La corrección posterior ha sido moderada, dado que se mantiene por encima de la línea directriz alcista menor, trazada en verde, la cual genera un soporte de seguimiento en torno a 9.215 puntos. 

Su pérdida no cambiaría el escenario actual, sesgado al alza, sino que advertiría de un movimiento algo más neutral y de la búsqueda de soportes más cómodos, como la zona de 9.025, marcada con una línea azul y el número 2. Por debajo de este nivel sí habría que plantearse un cambio del escenario actual y la profundización de la corrección bajista.

Gráficos relacionados