Análisis

"Telefónica dibuja un canal alcista con un objetivo ambicioso cerca de los 7,5 euros"

La estrategia de 'trading' ofrecería una revalorización cercana al 10% desde los niveles actuales

XTB realiza un análisis técnico de la operadora de telecomunicaciones

Guillermo Torrego (XTB)

"Telefónica dibuja un canal alcista con un objetivo ambicioso cerca de los 7,5 euros"

La empresa española de telecomunicaciones Telefónica negocia un acuerdo con sus dos principales rivales en el mercado brasileño América Móvil y TIM para acometer la compra de activos de OI (cuarto operador de ese mercado). La entidad busca con sus rivales un pacto para aprovechar sinergias y reducir el nivel de la competencia, lo que podría otorgar a Telefónica un mejor posicionamiento en uno de sus principales mercados, como es el caso de Brasil.

Las acciones de Telefónica se encuentran inmersas en un movimiento correctivo hasta registrar el mínimo histórico de los 5,85 euros en agosto. Desde ahí los títulos se han recuperado hasta los 7 euros por acción y podría ser esta cota la primera zona de resistencias a las que se podría enfrentar el valor. 

Desde un punto de vista técnico, la cotización de Telefónica parece formar un canal alcista con apoyos tanto en la parte alta y baja de dicha formación. Después de registrar el mínimo local en los 6,68 euros, que coincide con un nuevo toque en a la parte baja de la estructura, pensamos que el precio pueda dirigirse a las resistencias de la zona de los 7 euros y de superarlas, podriamos ser mas ambiciosos con nuestro objetivo y marcarlo cerca de los 7,5 euros. La estrategia de 'trading' podría suponer una revalorización cercana al 10% desde los niveles actuales.

Por el lado contrario, podemos observar varias señales que podrían debilitar el impulso de las acciones de la empresa de telecomunicaciones que está viviendo ultimamente. El indicador RSI ha entrado en una zona de sobrecompra por encima del 70 y el precio ha cortado a la media móvil de 100 sesiones (linea gris) a la baja. En este sentido, para minimizar el riesgo de la compañía intentaremos colocar un stop-loss justo por debajo del nivel 38.2 del retroceso de Fibonacci desde su último movimiento impulsivo en los 6 euros por acción. 

Gráficos relacionados