Análisis Técnico

"El gran reto del Ibex es superar la referencia absolutamente clave del 9.430"

Antonio Jaureguízar (Noesis)

Imagen de las pantallas de cotizaciones en el interior de la Bolsa de Madrid./EFE

Imagen de las pantallas de cotizaciones en el interior de la Bolsa de Madrid./EFE

El Ibex 35 se encuentra en situación de neutralidad, como puede verse en el gráfico nº 1, dado que el precio se mantiene por encima del nivel de 8.728 puntos y los últimos mínimos marcados el 15 de agosto en 8.413 son superiores a los marcados el 27 de diciembre en 8.286. 

Dicho esto, en el gráfico observamos dos líneas de tendencia:

1. Una bajista, de largo plazo, con origen a mediados de mayo de 2018 en los 10.285 puntos, que se apoya en abril y mayo de 2019 en el entorno de los 9.500 y que actualmente discurre por los 9.210 puntos (línea que en gráfico marcamos con el color rojo). 

2. Otra alcista, de corto plazo (que en el gráfico marcamos con color azul), que tiene origen el 15 de agosto en 8.413 y se apoya los días 3 y 4 de octubre en el entorno de los 8.850 puntos. 

Es interesante resaltar que ambas tendencias son válidas pero independientes la una de la otra, por lo que no tendría sentido buscar el punto de intersección de ambas como proyección del precio, aunque sí podemos utilizar ambas para plantear operaciones de trading

En el gráfico nº 2 marcamos tres posibles alternativas:  

1. Tomar posiciones en el entorno de los 9.150 puntos, esperando que el selectivo rompa la línea de tendencia bajista de medio plazo (que recordemos está actualmente en los 9.210 puntos) y busque los 9.590 puntos como primer objetivo. 
 
2. Tomar posiciones una vez sobrepasada y consolidado por encima de la línea de tendencia de medio plazo, lo cual significaría entrar en los 9.250, aproximadamente, con el mismo objetivo anterior. 

3. Aguardar (y no es seguro que ocurra) a que el precio vuelva a apoyarse en la línea de tendencia de corto plazo, con entrada en los 8.970 puntos -por donde transcurre actualmente la misma-, toma de beneficio en los 9.200 y, a partir de aquí, cierre de posiciones entre 9.200 y 9.590, preferentemente con un stop loss dinámico. 
 
Dicho lo anterior, en el gráfico nº 3 podemos observar cómo la cotización rebota al alza desde los referidos mínimos en 8.409 puntos, alcanzado un mes más tarde -concretamente el 20 de septiembre- los 9.208, lo cual significa recuperar 800 de los 1.000 puntos que había perdido previamente.

  
La consecuencia es que nos vamos acercando nuevamente a un escenario similar al que planteábamos antes del verano, por lo que conviene repasar los niveles clave desde un punto de vista técnico

Escenario positivo

- Indicador adelantado de clara mejora de tendencia en caso de que la cotización superara los 9.290 puntos

- Resistencia de nivel medio en los 9.320 puntos

- Nivel absolutamente de referencia en los 9.430 puntos. Su superación y consolidación posterior abriría una nueva fase alcista con objetivos en los 9.677-9.862 y 10.292 puntos. 

Escenario negativo 

- Primer soporte de referencia en los 9.000 puntos

- Segundo soporte de referencia en los 8.730 puntos

Gráficos relacionados