Análisis

"Si el inversor no quiere asumir riesgo, que sea consciente que va a disminuir su poder adquisitivo"

Video de Ana Rosa Castro, responsable de ventas de Nordea en España

Apuesta por las cédulas hipotecarias como alternativas para los inversores de renta fija

Invertia

Ana Rosa Castro, responsable de ventas del equipo de Nordea en España, da su visión en este video de la actual desaceleración de la economía. Apueta por las cédulas hipotecarias como alternativas de inversión para los inversores conservadores de renta fija.

Según sus palabras, "estamos en un experimento monetario y esto conlleva mucha incertidumbre y sobre todo muchos cambios o retos para ese cliente más conservador."

De ahí lo que vemos son complicaciones, menos alternativas dentro de la parte de renta fija y sobre todo que el inversor conservador tenga que plantearse invertir en activos más arriesgados a lo que históricamente venía acostumbrado. Si no quiere asumir ese riesgo, que sea consciente de que va a disminuir su poder adquisitivo debido al efecto de la inflación.

Respecto al funcionamiento de las cédulas hipotecarias, indica que es un activo bastante seguro. Cuenta con una triple garantía.  La UE sitúa a la cédula hipotecaria al mismo nivel que el depósito bancario hasta 100.000 euros. Esto lo que significa es que en el momento en el que una entidad financiera entrase en quiebra, en la prelación de pagos la cédula hipotecaria estaría en primer lugar. Serían los primeros en recuperar su inversión.

Además, "debido a la gran seguridad del activo, si miramos los 200 años de histórico que tiene el activo no ha habido ninguna insolvencia en cédula hipotecaria europea. Además es un mercado amplio, tiene bastante liquidez porque contamos con 2,5 billones de cédulas hipotecarias europeas.

Gráficos relacionados