Análisis Técnico

"El escenario de ruptura alcista que está en marcha en el Ibex depende de mantener el 9.400"

Sandra Nieto (Noesis)

Imagen de las pantallas de cotizaciones en el interior de la Bolsa de Madrid./EFE

Imagen de las pantallas de cotizaciones en el interior de la Bolsa de Madrid./EFE

Técnicamente, el Ibex 35 se encuentra en un punto crítico desde una perspectiva de medio plazo. La fase bajista terminó al final del año pasado y, desde entonces, a lo largo de todo el 2019, el selectivo ha desplegado un movimiento puramente lateral o neutral. Ahora bien, este movimiento admite dos versiones. 

La primera sería una fase estrictamente lateral, es decir, completamente neutral. Según esta perspectiva, se habrían producido señales de ruptura alcista relevantes.

Sin embargo, dado que el doble mínimo de 2019 se produce en niveles ligeramente distintos, también es admisible, técnicamente, que el movimiento lateral tenga una cierta pendiente, es decir, que esté ligeramente inclinado hacia arriba, en cuyo caso no se habría producido ninguna ruptura del canal lateral

No es posible decantarse por uno u otro, por lo que solo queda la opción de monitorizar especialmente esta posible alerta y para ello emplearemos gráficos diarios.

En el gráfico diario vemos que la zona crítica, en principio (lo matizaremos a continuación), surge en el soporte de los 9.500 puntos. Este soporte, además de anterior resistencia, se genera en el hueco de escape al alza del 13 de diciembre. Ejerce de base, pero debe tenerse muy en cuenta que una de las pesadillas del analista técnico es la que se refiere a los ruidos o dilataciones. Es decir, niveles que son perforados y recuperados rápidamente. A posteriori es sencillo verlos, pero cuando se están produciendo no lo es. Vemos que en 9.500 ha habido tres dilataciones con las sombras inferiores (se considera sombra a la zona de cotización fuera del rango apertura-cierre).

Con todo ello, no olvidemos, tal y como anticipábamos la semana pasada, que 9.400 puntos es el último soporte aceptable. ¿Aceptable para qué? Para mantener el escenario de ruptura al alza en marcha. En caso de perder los 9.400 puntos continuaría la fase lateral de 2019, al menos de momento.

Ahora bien, llamemos de nuevo la atención sobre el soporte de los 9.400 puntos. También podemos encontrarnos dilataciones y ruidos en esta zona. ¿Cómo distinguirlos en el momento? Es muy difícil detectarlos justo cuando se producen, es algo con lo que debe convivir el analista técnico. Pero hay indicios que ayudan. Un ruido se recupera rápidamente, es más intradiario que pegado al cierre, puede producirse con o sin volumen, por lo que el volumen no ayuda especialmente.

En cualquier caso, es la zona que claramente se debe observar, la cota de soporte de los 9.400 a 9500 puntos, puesto que si se está produciendo una ruptura alcista el tramo de medio plazo sería relevante. 

Gráficos relacionados