Banca

La banca española cotiza a 'precios de derribo' a la espera de la subida de los tipos

De media, las entidades cotizan a 0,7 veces su valor en libros

Únicamente Bankinter tienen una capitalización superior a su valor contable

Pedro Calvo

La banca española cotiza a 'precios de derribo' a la espera de la subida de los tipos

Los bancos españoles que cotizan en bolsa no echarán nada de menos 2018. Estaban anhelando el cambio de calendario para ver si este 2019 les trae buenas nuevas. Sobre todo, una: que por fin se ponga en marcha la deseada subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE)

Lo cierto es que la sensación de ‘déjà vu’ resulta inevitable. Hace un año su deseo era el mismo, y el hecho de que finalmente la institución presidida por Mario Draghi consumiera todo 2018 sin elevar los tipos oficiales, en el 0%, ni los de la facilidad de depósito, en el -0,40%, representó uno de los elementos fundamentales en el castigo que sufrió el sector en bolsa.

El saldo del pasado ejercicio para los bancos cotizados resulta desolador, con una caída media del 20% en el conjunto del ejercicio: Banco Sabadell se dejó un 40%; Bankia y BBVA cayeron más de un 30%; Santander, más de un 25%; CaixaBank, cerca de un 20%; Unicaja, un 14%; Bankinter, un 13%; y Liberbank, cerca de un 5%.    

CADA VEZ MÁS LEJOS

Estos retrocesos ampliaron todavía más el descuento con el que el sector cotiza con respecto a su valor en libros, una de las métricas más seguidas por el mercado. Actualmente, los ocho bancos cotizados españoles cotizan a una media de 0,67 veces sobre su valor tangible. Aunque en los últimos tiempos cotizar por debajo de su valor en libros ha sido la norma, esas casi 0,7 veces son bajas incluso desde esta perspectiva. Un dato lo ilustra: la media de los cinco últimos años, que ya es baja, alcanza las 0,88 veces, con lo que ahora están un 23,5% por debajo de esa media. Es decir, el sector sigue cotizando más a precios de derribo que de crecimiento

Los múltiplos más bajos corresponden a Sabadell, Unicaja y LIberbank, que no llegan a las 0,5 veces. Bankia se mueve en las 0,6 veces y los datos grandes bancos, Santander y BBVA, cerca de las 0,7 veces. CaixaBank acaricia las 0,8 veces y Bankinter, confirmando lo que viene ocurriendo en los últimos años, permanece como el único que cotiza por encima de su valor en libros: alcanza las 1,4 veces

"El sector se ha apoyado en las comisiones y recortar los costes, pero este camimo tiene un límite y el mercado lo sabe"

Fuentes bursátiles reconocen que estos múltiplos y los precios a los que las entidades están cotizando responden a que el mercado “no tiene claro cómo van a ganar dinero los bancos”. Es decir, falta visibilidad sobre su negocio en un contexto de mayor presión regulatoria, bajos tipos de  interés y nuevos competidores tecnológicos. 

Este escenario se sustancia en la rentabilidad que está mostrando el sector. Con las excepciones de Bankinter y BBVA, en todos los casos la rentabilidad sobre el capital (RoE) es inferior al coste del capital (CoE), situado entre el 8% y el 10% según los cálculos del BCE, lo que equivale a que no están alcanzando el rendimiento que exigen los accionistas y están destruyendo valor. Es decir, un entorno ante el que los inversores buscan otros sectores y otros valores

Hasta la fecha, los bancos han hecho frente a los bajos márgenes derivados de los bajos tipos y de una actividad crediticia que ha ido despertando poco a poco del colapso sufrido durante la crisis con comisiones por la venta y gestión de productos -fondos de inversión o seguros- y con recortes de costes para potenciar su eficiencia. Pero este proceso es costoso y tiene sus límites, de ahí que el sector espere como agua de mayo las subidas de los tipos. El problema es que no llegarán pronto, porque el BCE ya ha anticipado que no los tocará al menos hasta septiembre u octubre de 2019, ni en la cuantía que precisa el sector. 

Gráficos relacionados