Banca

BBVA se reserva el derecho a 'reclamar' el bonus a Francisco González

El ex presidente del BBVA cobró 4,05 millones en 2018

Carlos Torres cobrará 2,45 millones de euros de sueldo fijo este año

Clara Alba

BBVA se reserva el derecho a 'reclamar' el bonus a Francisco González

BBVA acaba de publicar su informe anual de gobierno corporativo y los puntos que los directivos del banco aprobarán en su próxima junta de accionistas, convocada para el próximo 15 de marzo. En el orden del día destaca la política de retribuciones del banco, por la que, según el documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Carlos Torres cobrará un salario fijo de 2,45 millones de euros este año. La cifra se incrementará en otros tres millones de euros si se cumplen todos los objetivos marcados por la entidad. 

Está previsto que los accionistas también ratifiquen el nombramiento de Onur Genç como nuevo consejero delegado en la reunión. Su salario para este año será de 2,18 millones de euros, a los que se sumarán otros 2,66 millones en retribución variable. En total, 4,84 millones de euros. Por su parte, José Manuel González-Paramo cobrará 1,19 millones de euros en 2019. 

Los documentos remitidos por el BBVA a la CNMV también reflejan que el ex presidente de la entidad, Francisco González, despidió 2018 con una retribución total en metálico de 4,058 millones de euros, a los que habría que sumar 1,416 millones del beneficio de las acciones que suma un total de 5,474 millones de euros el pasado año. 

Sin embargo, el banco establece una serie de cláusulas por las que se reserva el derecho de reclamar a Francisco González el bonus que, según ha detallado, todavía no ha cobrado. En concreto, sería el 40% de la retribución variable que se desembolsa durante el primer trimestre del año. Luego faltarían otros 1,32 millones de euros cuyo pago se difiere los siguientes cinco años. BBVA establece, además, que estos pagos se rigen por el sistema de los consejeros ejecutivos, en el que existen cláusulas que permiten reducir la retribución variable después incluso de que el directivo las haya cobrado. 

La figura de Francisco González también ha sido protagonista en el informe de gobierno corporativo publicado también este miércoles por la entidad. En el documento, BBVA reconoce el riesgo reputacional que ha supuesto en los últimos meses el ‘caso Villarejo’ por el que el todavía presidente de honor del banco habría, supuestamente, contratado los servicios del ex comisario para ‘espiar’ a altos cargos públicos, empresarios y periodistas durante el intento de asalto de Sacyr a la entidad. 

Tal y como ha repetido Carlos Torres en varias ocasiones, BBVA insiste en que si los hechos se confirman “podría tener un impacto reputacional negativo para el banco”. Del mismo modo, el banco asegura que “podría estar inmerso en investigaciones judiciales”, auqn reconocen que todavía no se ha producido ninguna notificación formal “en relación con la contratación de actividades presuntamente irregulares”. 

Gráficos relacionados