Banca

Los analistas recortan un 8% su previsión de beneficio para la gran banca en 2019

El consenso cree que el sector ganará 16.220 millones en 2019, frente a los 17.720 millones estimado a principios de año

Los mayores ajustes de previsiones se producen en BBVA, CaixaBank y Bankia

Clara Alba

Los analistas recortan un 8% su previsión de beneficio para la gran banca en 2019

Es la cruda realidad. El giro ‘dovish’ del Banco Central Europeo (BCE) va a suponer un duro golpe para un sector bancario que sufre desde hace años el impacto de los tipos de interés en mínimos en su rentabildiad. 

La materia prima de la industria, el dinero, vale prácticamente cero, y la confirmación de que así seguirá siendo hasta bien entrado 2020 ha supuesto un duro varapalo para la industria, que ha perdido más de 20.500 millones de euros de valor en bolsa desde la última reunión del organismo monetario. 

Al mismo ritmo que han caído las cotizaciones, los analistas han ido recortando su estimación de beneficios para el sector, que ya despidió el primer semestre con ganancias de 7.536 millones de euros, un 11% menos que en el mismo periodo del año anterior. 

El consenso recopilado por Thomson Reuters prevé que los seis grandes bancos cotizados (Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Bankinter y Sabadell) despedirán 2019 con un beneficio conjunto de 16.220 millones de euros. Ni uno solo se libra de la rebaja de previsiones que, de media, es del 8,5% para estas entidades. En concreto, los expertos pensaban a principios de año que el sector ganaría unos 17.720 millones de euros al cierre del ejercicio

El dato revisado también implica un descenso del 2% en el beneficio respecto al conjunto de 2018, cuando la gran banca ganó 16.676 millones de euros. Según los analistas, el mayor ajuste en el beneficio lo experimentará BBVA, que ganará 4.496 millones de euros este año, un 15% menos que los 5.324 millones registrados el pasado año. La cifra también se sitúa por debajo de los 4.546 millones que los analistas preveían para la entidad a principios de 2019. 

En términos de estimación, el recorte ha sido especialmente severo para CaixaBank. A principios de enero, el consenso apostaba por un beneficio de 2.356 millones de euros para 2019. Ahora, esa cifra se rebaja un 24% hasta los 1.782 millones, que también suponen un 10% menos que el dato alcanzado en 2018 (1.985 millones de euros). 

MEJORA DEL BENEFICIO... PERO PEOR DE LO ESPERADO

Banco Santander es, junto a Sabadell y Bankinter, las únicas entidades que cerrarán 2019 con una mejora del beneficio, según el consenso del mercado. Sin embargo, los analistas también han sacado la tijera en sus estimaciones para estos tres valores.

El consenso estima ahora que la entidad cántabra cerrará el año con unas ganancias de 7.940 millones de euros, un 7% menos que los 8.556 millones esperados inicialmente, aunque ligeramente por encima de los 7.810 millones de 2018. 

La entidad presidida por Ana Botín es una de las que peor comportamiento ha registrado en bolsa en las últimas semanas, con sus títulos llegando a perder en determinados momentos importantes niveles de soporte como los 3,5 euros por acción. De todos los analistas que siguen al valor, solo 10 consideran que la entidad superará los 8.000 millones de euros de beneficio a final de año, siendo el más optimista Bankinter con una previsión de 8.392 millones de euros. En el lado contrario se sitúan los analistas de Berenberg, que apuntan a que el banco despedirá 2019 con ganancias de solo 6.625 millones de euros. 

DIFERENCIAS EN LA BANCA MEDIANA

Después de cerrar el primer semestre con un beneficio de 532 millones (+340%) por menores provisiones y el fin de la crisis de su filial británica TSB, el consenso de Thomson Reuters espera un beneficio de 784,57 para Banco Sabadell en 2019. La cifra supera con creces los 328 millones del ejercicio anterior, pero se queda lejos de los 865 milones de euros que los analistas anticipaban a principios de 2019.

De hecho, el Sabadell acaba de rebajar su previsión de margen de intereses para fin de año, al dejarla prácticamente plano frente al rango de entre el 1% y el 2% estimado anteriormente. 

Por su parte, Bankinter cerraría el año con un beneficio de 546 millones de euros, por encima de los 526 millones de 2018. Sin embargo, la cifra también se queda corta frente a los 570 millones que los expertos anticipaban para el banco comandado por María Dolores Dancausa a principios de año. 

PÉRDIDAS Y RECORTES

Dentro de la banca mediana, el mayor ajuste de los analistas ha sido para Bankia. La entidad, sumida en una grave crisis bursátil que ha llevado al valor a perder los 2 euros por acción en las últimas semanas, es una de las más afectadas por el escenario de bajos tipos de interés y las tasas de depósito en negativo. A principios de año, los analistas estimaban que Bankia ganaría 826,39 millones de euros. Ahora, esa expectativa se ha rebajado drásticamente, casi un 10%, hasta los 671,20 millones de euros, lo que implicaría un descenso del 4,5% respecto al beneficio de 2018 (703 millones). La entidad ya confirmó en su última presentación de resultados que sería imposible alcanzar su objetivo de ganar 1.300 millones de euros establecido en su plan estratégico para 2020. 

Las previsiones son poco alentadores. Sin embargo, el sector podría amortiguar el choque en los próximos meses si, tal y como apuntan los expertos, el BCE presenta nuevas medidas en septiembre para ‘compensar’ el impacto de un posible recorte en los tipos de interés. Entre las propuestas que manejan los expertos, y que mejor podría sentar al sector bancario, es la compra de acciones de las entidades más castigadas, además del regreso de las compras de deuda que finalizaron el pasado 31 d diciembre después de cuatro años en vigor.

Gráficos relacionados