Banca

Bankia y Sabadell, los bancos que más dependen de las comisiones para generar ingresos

De media, los ingresos por comisiones pesan un 24% sobre el margen bruto del sector

En algunas entidades como Bankia, Sabadell y CaixaBank el porcentaje ronda el 30%

Clara Alba

Bankia y Sabadell, los bancos que más dependen de las comisiones para generar ingresos

Ha sido el gran oasis de los bancos en los últimos años para salvar sus ingresos frente al difícil escenario de los tipos de interés en mínimos. Las comisiones por la venta de productos y servicios han crecido de forma exponencial a medida que los ahorradores españoles iban abriendo su mente hacia otro tipo de caminos más allá de los depósitos para invertir o ahorrar su dinero, como los fondos de inversión. 

Sin embargo, la tendencia ha sufrido un notable frenazo este año, justo en el momento en el que el Banco Central Europeo (BCE) se plantea un nuevo recorte de tipos para estimular la economía, entre otras baterías de medidas. En concreto, los seis bancos del Ibex 35 (Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell y Bankinter), despidieron el primer semestre del año con unos ingresos por comisiones de 11.051 millones de eurosun 0,16% menos que en el mismo periodo del año anterior. 

El descenso, aunque ligero, preocupa a los directivos del sector, ya que las comisiones siguen siendo un componente muy importante en el margen bruto de las entidades. De media, tienen un peso del 24% sobre los ingresos totales, aunque en determinadas entidades supera incluso el 30%, según los datos de las últimas cuentas semestrales de las entidades. 

De los seis bancos del Ibex, el que más 'depende' de las comisiones para generar ingresos es Bankia. En concreto, la entidad ingresó 533 millones de euros en comisiones durante el primer semestre del año, lo que implica un 32% de su margen bruto en el periodo, que ascendió a 1.671 millones de euros. El notable crecimiento de su negocio de fondos de inversión ha sido fundamental para mantener estas cifras en línea con las registrados en el mismo periodo de 2018, cuando la entidad ingresó unos 539 millones de euros por comisiones. De hecho, Bankia Fondos ha sido la gestora que más dinero captó de enero a  junio, según datos de Inverco, con unas suscripciones netas de 632,13 millones de euros. 

CAIXABANK Y SABADELL

CaixaBank y Sabadell también se sitúan por encima de la ‘media de dependencia’ de los bancos para sustentar su cuenta de resultados. En concreto, esta partida supuso el 32% del margen bruto de CaixaBank de enero a junio, con ingresos por 1.248 millones de euros frente a los 4.445 millones de euros totales. Por su parte, Sabadell ha sido de las pocas entidades capaces de mantener con contundencia sus ingresos por comisiones, con 706 millones de euros en el periodo analizado que implican un peso del 28,3% sobre el margen bruto (2.492 millones de euros). 

Entre los grandes, BBVA es el que tiene una menor dependencia de las comisiones sobre el total de sus ingresos, pues los 2.470 millones de euros que ingresó por este concepto hasta junio apenas supone un 20,5% sobre el margen bruto, que se situó en 11.989 millones de euros. Del mismo modo, Bankinter rebaja la media de la industria con unas comisiones netas de 231 millones en los seis primeros meses del año, que suponen un 23% sobre los 1.004 millones de margen bruto registrado en el periodo. 

Durante las últimas presentaciones de resultados celebradas a finales de julio, los grandes directivos del sector coincidieron en señalar que los recursos fuera de balance están detrás de la mayor parte de los ingresos por comisiones. Es el caso de los fondos de inversión o los seguros, frente a otro tipo de ‘tasas’ como las que cobran por operaciones de 'trading' o medios de pago como las tarjetas.

La gran pregunta ahora es si, ante el reto de incrementar los ingresos para hacer frente al giro ‘dovish’ de los bancos centrales, las entidades financieras españolas apostarán por tomar medidas hasta ahora nunca vistas, como cobrar por los depósitos bancarios de los particulares. De momento, todas ellas han descartado hacerlo con sus clientes minoristas, aunque ya han comenzado a hacerlo con sus clientes corporativos, grandes patrimonios y otros clientes institucionales. 

Gráficos relacionados