Banca

El BCE ahorrará 2.000 millones al año a la banca con su paliativo a los tipos negativos

Con las condiciones de liquidez actuales, la 'factura' diaria baja de los 19 a los 15 millones de euros

El BCE empezará a aplicar el 'tiering' el 30 de octubre

Pedro Calvo

El presidente del BCE, Mario Draghi./EFE

El presidente del BCE, Mario Draghi./EFE

Tal como se esperaba, el Banco Central Europeo (BCE) ha rebajado este jueves los tipos de interés importantes ahora, los de la facilidad de depósito. Los ha recortado en 10 puntos básicos, con lo que pasarán a estar aún más en negativo, en el -0,50%. Y tal como se esperaba también, la entidad presidida por Mario Draghi ha introducido un paliativo para que esta rebaja adicional no sea tan dañina para los bancos europeos. 

En concreto, ha introducido un sistema de niveles ('tiering') que consta de dos escalas, de tal modo que una parte del exceso de liquidez actual de la banca seguirá sufriendo la penalización que suponen los intereses de la facilidad de depósito en negativo, en tanto que otra parte quedará exenta de esa 'sanción'. Este sistema comenzará a funcionar desde el 30 de octubre

RESERVAS EXCESIVAS Y MULTIPLICADOR

Actualmente, el exceso de liquidez del sector, es decir, la parte por la que tiene que pagar, se acerca a los 1,8 billones de euros. Hasta la fecha, todo este dinero pagaba el mismo interés, el establecido en la facilidad de depósito. Con esa suma, la 'factura' diaria alcanza los 19,3 millones de euros. O 7.051 millones al año, aunque ha llegado a ser mayor. En 2018, el coste total superó los 7.400 millones de euros. 

De esos 1,8 millones, el grueso, casi 1,2 billones, procede de las reservas de más que los bancos tienen en el BCE sobre las reservas exigidas por la institución. El resto, unos 580.000 millones, proviene del dinero que las entidades aparcan en facilidad de depósito del BCE

Con el 'tiering', el BCE va a poner su punto de mira en el grueso, en las reservas excesivas. El resto, el dinero que esté en la facilidad de depósito, seguirá pagando el peaje que supone ahora el tipo de interés de la facilidad de depósito. En adelante, ese -0,50%. 

Lo que ha dicho el BCE que va a hacer es lo siguiente. Va a coger el volumen de reservas mínimas que exige a los bancos -actualmente, 132.047 millones-, le va a aplicar un multiplicador -que en este caso, según ha dicho, será 6 y que será el mismo para todas las entidades- y el volumen obtenido -132.047x6=792.282 millones de euros- será el que quedará exento de la penalización y será remunerado al 0%

Con las cifras de liquidez actuales que el BCE proporciona, el exceso de reservas sujeto a penalización llega a esos casi 1,2 billones de euros. Con el 'tiering' ya en vigor, ese volumen se reduciría a 520.000 millones de euros -ahora, esos casi 1,2 billones descuentan una vez las reservas mínimas; en adelante se descontarán seis veces-. 

Tomando esta cifra, y sumándole esos 580.000 millones de la facilidad de depósito, se obtiene que el exceso de liquidez expuesto a la nueva 'penalización' del -0,50% merma de esos cerca de 1,8 billones a 1,1 billones. Al día, y siempre sobre la base de las cifras actuales, la 'factura' se reduce hasta los 15 billones de euros. Al año, 5.500 millones, 1.500 millones por debajo del 'castigo' actual y 2.000 millones por debajo del de 2018 y del que iba a camino de marcar en 2019. 

Si no hubiera introducido este nuevo sistema, la rebaja de los tipos al -0,50% se hubiera traducido en una 'factura' de 24,1 millones sobre esos casi 1,8 billones actuales. Al año, 8.800 millones de euros. Y aún hubiera sido mayor teniendo en cuenta que la nueva ronda de financiación bancaria a largo plazo (TLTRO III) y la reanudación del programa de compras de activos (QE2) seguramente elevarán más el exceso de liquidez y hubieran conducido a una 'penalización' mayor que en los últimos años. 

Esta medida beneficia especialmente a los bancos españoles e italianos, cuyas reservas excesivas se sitúan en torno a esas seis veces por encima del mínimo exigido. En los bancos alemanes y franceses, al tener un exceso de reservas mucho mayor, el impacto será menor. 

En la nota en la que ha ofrecido estos detalles, el BCE ha matizado que la remuneración del dinero exento de la penalización y el multiplicador "pueden cambiar a lo largo del tiempo". 

*Por error, en una primera versión del artículo se mencionaba que el impacto diario menguaba de 19 a 13 millones, cuando pasa a 15 millones. 

Gráficos relacionados