Banca

Santander, BBVA y Sabadell resisten el 'frenazo' en las hipotecas a tipo fijo

La nueva producción de tipo fijo en Bankia cae del 58% al 48% en el tercer trimestre

Los banqueros defienden la rentabilidad de este negocio frente a las críticas por los bajos intereses

Clara Alba

Santander, BBVA y Sabadell resisten el 'frenazo' en las hipotecas a tipo fijo

Cambio de tendencia en el mercado hipotecario español. El boom de los tipos fijos empieza a perder fuerza en las hipotecas de nueva creación. Durante la última ronda de resultados de la banca, el runrún en los pasillos apuntaba hacia una misma idea entre los directivos del sector: la expectativa de que la era de tipos bajos y el euríbor en negativo perdure en el tiempo está provocando que los futuros hipotecados retomen el interés por las hipotecas a tipo variable

La decisión parece lógica si se tiene en cuenta que estos préstamos son, por lo general, más baratos que los fijos, a lo que ahora se suma la facilidad que ofrece la nueva Ley Hipotecaria para cambiar al tipo fijo sin coste cuando la hipoteca tiene más de tres años de vida. 

Los últimos datos del INE evidencian la tendencia. La contratación de hipotecas fijas se frenó en seco en el mes de agosto, suponiendo el 41,8% de los créditos contratados frente al 58,2% de las variables. El julio esa ecuación era de 43,7%-56,3%, unos datos mucho más ‘igualados’ tras meses de impulso a los tipos fijos en la oferta comercializadora. 

BANKIA LIDERA EL FRENAZO

Aunque la caída de los tipos fijos podría explicarse por el retraso en la firma de hipotecas totales tras la entrada en vigor de la nueva norma, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, reconoce que las hipotecas fijas “han perdido atractivo en los últimos meses entre los clientes”. De hecho, de las nuevas formalizaciones que Bankia ha realizado entre julio y septiembre, ‘solo’ un 48% han sido a tipo fijo, frente al 58% que suponían al cierre del primer semestre, según datos de la entidad.

CaixaBank también ha rebajado la firma de nuevas hipotecas a tipo fijo en el tercer trimestre, según indican desde la entidad, pasando de representar un 65% del total de la nueva producción en junio al 64% actual. Aun así, los préstamos a tipo fijo apenas pesan un 9% dentro del total de su cartera. 

Este tipo de hipotecas también han dejado de crecer en las nuevas firmas de Bankinter. A cierre de septiembre, la nueva producción se situó en el 32%, el mismo porcentaje que a cierre del segundo trimestre del año. En total, los tipos fijos alcanzan el 9% de la cartera hipotecaria de la entidad comandada por María Dolores Dancausa. 

LA RESISTENCIA

El peso de la hipoteca variable también es muy superior en la cartera del Banco Santander. En concreto, los préstamos ligados a la evolución del euríbor superan el 90% sobre el total, según indican en la entidad cántabra. Respecto a los de nueva producción, un 41% de hipotecas eran a tipo fijo a cierre de septiembre, frente al 59% variables. En este sentido, sí se nota un crecimiento de los préstamos fijos (nueva producción) desde el 35% que suponían a cierre de junio. 

La situación se repite en BBVA. Dentro de su cartera, el ‘stock’ total de hipotecas a tipo fijo aún se encuentra en niveles bajos frente a otros competidores, en el entorno del 7%. Pero en el tercer trimestre la entidad incrementó del 58% al 62% la producción de nuevas hipotecas fijas. El crecimiento coincide con una agresiva campaña con la que la entidad rompió el mercado ofreciendo un interés desde el 1,05% TIN (1,75% TAE), el más atractivo de la banca tradicional.  

Sabadell es otra de las entidades que ha evitado el ‘parón’ en la constitución de nuevas hipotecas a tipo fijo. A cierre del primer semestre del año, un 67% de sus préstamos se firmaban con un interés ‘inamovible’. Entre julio y septiembre, esa cifra superó el 70% y los tipos fijos ya representan el 40% del total de la cartera hipotecaria del banco, frente al 60% de las variables. “Los tipos fijos y la mejora del crédito nos han permitido defendernos mejor de los tipos de interés”, recordaba Jaume Guardiola, consejero delegado del banco, en su última presentación de resultados. 

CRÍTICAS DESDE EL BCE

A la pregunta de si verdaderamente es rentable comercializar hipotecas fijas a los precios actuales, los directivos del sector han coincidido en una respuesta claramente afirmativa. “Hay mucha oferta en el sector y la competencia provoca tipos demasiado bajos, pero los precios medios de entrada de hoy dan rendimientos sobre el coste de capital positivos”, explicó Guardiola.

El directivo respondía así a las recientes críticas lanzadas por Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) en una reciente visita a España. “No puedo entender cómo son rentables para el sector”, criticó en un foro con presencia de altos directivos de banca en referencia a las hipotecas a tipo fijo. Enria señaló especialmente los “muy bajos tipos de interés” de los préstamos a plazos largos, como los 20 años. 

Según indican desde Sabadell, el tipo medio en las hipotecas fijas de nueva producción se sitúa entre el 1,95% y el 2%. A juicio de Guardiola, el problema tiene más que ver con la gestión de ‘stock’ en cartera, con diferenciales muy bajos “de otra época”. Desde Bankinter también indican que sus hipotecas ofrecen actualmente tipos del 1,79% a 30 años y del 1,69% a 20 años, con un diferencial del 0,9% en las variables. “Medimos con precisión los costes y para nosotros sigue siendo un negocio rentable”, asegura Dancausa.

Gráficos relacionados