Banca

Bankinter propone a sus clientes mover las sicavs a Luxemburgo ante la amenaza de Podemos

María Dolores Dancausa pide al Ejecutivo no caer en "modelos de gobierno ya superados en Occidente"

Bankinter reconoce que tardará "dos o tres años" en recuperar resultados récord tras la segregación de Línea Directa

Clara Alba

Bankinter propone a sus clientes mover las sicavs a Luxemburgo ante la amenaza de Podemos

"Inquietud". Es la palabra con la que María Dolores Dancausa ha definido su perspectiva ante el nuevo Gobierno de coalición en España. La consejera delegada de Bankinter ha dejado claro que no le gustan nada algunas de las medidas que pretende el nuevo Ejecutivo, especialmente desde la parte de Unidas Podemos. Sin citar directamente al partido, la banquera ha reconocido que desde hace meses se reúnen con sus clientes de banca privada para ofrecer alternativas a las limitaciones a las sicavs que podrían aprobarse en los próximos meses. 

En concreto, el director financiero de Bankinter, Jacobo Díaz, ha explicado que están ofreciendo a sus clientes trasladar sus sicavs a Luxemburgo a través de un compartimento, o bien fusionarse con otros fondos, entre otras alternativas. Aún así, aseguran que de momento ninguno lo ha considerado y, de hecho, "están entrando más sicavs de las que están saliendo" en el grupo.

Durante la presentación de resultados de la entidad, Dancausa ha expresado que en el actual Ejecutivo "hay personas muy prepadas y otras que quieren imitar modelos de gobierno superados en Occidente", en una clara alusión a los representantes de Podemos. En este sentido, advierte del riesgo de "una lucha de modelos económicos, políticos e ideológicos" en la que la mejor noticia sería que se imponga “el modelo europeo, el respeto a las instituciones y la libertad frente al intervencionismo". 

La consejera delegada de Bankinter también ha criticado la posible subida de impuestos al sector. "Nosotros hemos pagado religiosamente el 27% que nos corresponde", insiste Dancausa. “No me gustan las subidas de impuestos si no responden a un plan claro de política fiscal, que de momento no se atreve a hacer ningún Gobierno”, ha indicado. “Las subidas de impuestos indiscriminadas no llevan a ningún lado porque lo único que hacen es frenar el crecimiento y la evolución del empleo”, insiste la directiva. 

La directiva también se ha pronunciado sobre la futura Tasa Tobin que gravará las transacciones financieras. “Ni el propio Gobierno sabe cuánto van a recaudar con ese impuesto”, ha criticado, explicando que lo ideal sería que, si se implanta, se haga a escala europea y no nacional. “Si no, el inversor se empezará a ir hacia cotizadas que no sean españolas".

ADIÓS A LOS RESULTADOS RÉCORD EN 2020

Bankinter ha inaugurado este jueves la temporada de resultados anuales de la gran banca española. Y lo ha hecho con un beneficio récord de 550,7 millones de euros, un 4,6% más que en 2018, incluyendo las cifras de EVO Banco y Avantcard, cuya integración en las cuentas del grupo se produjo el pasado 31 de mayo.

Desde el año 2012, marcado por las provisiones a las que tuvo que hacer frente el sector por los ‘decretos Guindos’, el banco ha superado siempre los resultados del ejercicio anterior, en un periodo marcado además por los bajos tipos de interés. Sin embargo, y de cara a 2020, las previsiones de los analistas apuntan a una caída del beneficio hasta los 535 millones de euros, sobre todo por la segregación de Línea Directa. “La operación es muy buena en todos los sentidos y el mercado reconocerá su valor”, ha defendido Dancausa.

La directiva ha confirmado que Línea Directa seguirá en los libros de Bankinter hasta después de verano, reconociendo que no lograrán presentar unas nuevas ‘cuentas récord’ en el presente ejercicio. “No tengo ninguna duda de que nos recuperaremos dentro de dos y tres años, porque otras líneas de ingresos están creciendo y hemos hecho importantes provisiones en las hipotecas multidivisa y, cuando se eliminen, también revertirá en los resultados”, ha indicado Dancausa.

SALIDA A BOLSA… ¿SE QUEDARÁN LOS ACCIONISTAS?

La consejera delegada de Bankinter ha explicado que “este era el momento oportuno” para segregar Línea Directa mediante una salida a bolsa, recordando que la cifra el retorno total de la inversión que el banco realizó en 2009 (al comprar a Royal Bank of Scotland su 50% en la aseguradora) asciende a 1.058 millones repartidos en forma de dividendo desde ese año. A ese dato se sumarían los 1.184 millones de la distribución en especie de la prima de emisión en forma de acciones que se realizará cuando se cierre la operación.

Ante la posibilidad de que la salida a bolsa de Línea Directa derive en una venta de acciones por parte de los accionistas, Dancausa se ha mostrado confiada. “Quién se encuentre con acciones de la aseguradora podrá optar entre venderlas, mantenerlas o apostar por los dos valores… están en la mejor de las condiciones porque esos títulos tendrán liquidez”, ha indicado la directiva. "Si fuera yo no vendería ninguna y no esperamos ‘ventas masivas’”, ha insistido Dancausa, recordando que Bankinter mantendrá el 17% en la aseguradora.

OBJETIVO: RECUPERAR INGRESOS

Es cierto que la aportación de Línea Directa al beneficio del grupo ha ido cayendo año a año, por el propio crecimiento del banco. En concreto, Línea Directa aportaba el 34% del beneficio del grupo en 2014 y la cifra ha ido cayendo hasta el 19% actual. Sin embargo, este negocio supuso un 20% de los ingresos de Bankinter a cierre de 2019. “A partir de ahora, el reto es igualar o superar los ingresos que nos ha generado la aseguradora, pero confío en que la actividad bancaria nos ayudará a conseguirlo en el medio plazo”, indica la banquera. Del mismo modo, confirman que la entidad no cambiará su política de dividendo, con un pay out del 50%.

COMISIONES Y CUENTA NÓMINA

En este sentido, Dancausa ha destacado la mejora de ingresos derivados de la comercialización de cuentas nómina, en un momento en el que algunas entidades han comenzado a cambiar sus condiciones para ‘eliminar’ de su balance a los clientes menos rentables. De momento, Bankinter no piensa tocar las condiciones de su cuenta nómina remunerada, que ofrece un 5% TAE el primer año cumpliendo ciertos requisitos.

“El hecho de no haber cambiado en ningún momento las condiciones ha producido réditos”, indica Dancausa. En este sentido, ha recordado que el saldo en cuentas nómina se ha multiplicado por tres desde 2014 hasta los 10.436 millones de euros, también un 25% superior al dato registrado en 2018. Del mismo modo, descartan cambiar sus políticas de comisiones como ya están haciendo otros bancos. “Hay que saber dónde se puede cobrar y dónde no, y nuestra política no pasa por una subida de comisiones.

Ante los rumores que apuntan a que Bankinter pueda participar en el proceso de fusiones que se avecina para el sector, la entidad sigue apostando por un modelo de crecimiento orgánico. “Ni nos han invitado ni prevemos fusionarnos con ninguna entidad”, ha explicado Dancausa, recordando que tampoco sienten ningún tipo de presión para entrar en el proceso.

Gráficos relacionados