Bancos centrales

La UE da el visto bueno final a Lagarde como presidenta del BCE

El Consejo de Gobierno del BCE y el Parlamento Europeo ya habían dado su sí

El italiano Fabio Panetta ha sido elegido sucesor del francés Benôit Coueré

EFE

La UE da el visto bueno final a Lagarde como presidenta del BCE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) dieron este viernes el aval definitivo para que la francesa Christine Lagarde se convierta en presidenta del Banco Central Europeo (BCE) el próximo 1 de noviembre en sustitución del italiano Mario Draghi.

Los líderes europeos habían elegido para el puesto a la exdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) en julio pasado dentro del reparto de altos cargos en las instituciones europeas tras las elecciones europeas de mayo.

Su candidatura se formalizó poco después por los ministros de Economía y Finanzas, tras lo cual se pronunciaron a su favor el propio Consejo de Gobierno del BCE y el Parlamento, aunque sus opiniones no son vinculantes.

Lagarde recibió el visto bueno de la Eurocámara en septiembre tras una comparecencia en la que avanzó que la política de estímulos monetarios iniciada con su predecesor continuará al inicio de su mandato, aunque se vigilarán sus efectos secundarios, y anticipó que hay margen para que Fráncfort haga más inversiones "verdes".

La aprobación final este viernes en la cumbre europea era el último paso formal necesario para que Lagarde se convierta en la primera mujer al frente del emisor de la Eurozona, para un mandato de ocho años.

Su llegada coincide con un momento de relevo en el directorio ejecutivo del BCE, dónde acaban de nombrar al italiano Fabio Panetta sucesor del francés Benôit Coueré y tras la dimisión de la alemana Sabine Lautenschläger que obligará a cubrir su vacante antes de enero de 2022, cuando culminaba su mandato. Los ministros de Economía prevén nombrar a un sustituto en su reunión de noviembre.

Lagarde asumirá el mando del BCE en un momento de ralentización económica en la Eurozona más prolongada de lo previsto, sin visos de que vayan a disiparse a corto plazo las tensiones comerciales mundiales y en plena incertidumbre por el Brexit.

Gráficos relacionados