Economía

Trump vuelve a la carga... pero esta vez nadie espera que la Fed baje los tipos en diciembre

El presidente de EEUU insiste en reclamar a la Fed que abarate más el precio del dinero

El mercado da una probabilidad del 0% a la bajada de los tipos e incluso contempla una subida

Pedro Calvo

El presidente de EEUU, Donald Trump./EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump./EFE

Donald Trump vuelve a la carga. Este lunes descerrajó un nuevo tuit de esos con los que es capaz de convulsionar la vida de los mercados financieros. En dos mensajes, primero anunció nuevos aranceles para las importaciones de acero y aluminio procedentes de Argentina y Brasil y luego reclamó a la Reserva Federal (Fed) que vuelva a bajar los tipos de interés. Entre ambas medidas, un hilo conductor: su deseo de que unos intereses más bajos resten fuerza al dólar y ayuden al republicano en sus mil batallas comerciales. 

Si con su primera decisión reactivó los temores arancelarios, al constatar que la onda expasiva de su cruzada no solo tiene a China y Europa en el punto de mira, y volvió a sembrar los parqués mundiales de 'números rojos', con la segunda desempolvó las presiones sobre el banco central de Estados Unidos, abandonadas en las últimas semanas, de cara a la reunión de política monetaria que celebrará los días 10 y 11 de diciembre.

El presidente de EEUU reactiva este 'marcaje' sobre la Fed empujado no solo por la proximidad de esta cita, sino también por el 'éxito' cosechado en los últimos meses, en los que la entidad presidida por Jerome Powell ha reducido los tipos en tres ocasiones y ha vuelto a poner en marcha medidas extraordinarias para engordar de nuevo su balance. La versión oficial, la defendida por la Fed, es que ninguna de esas decisiones ha venido influida por las presiones de Trump; la del mercado, en cambio, manifiesta que la Fed no ha podido ser ajena a unos ataques que no tienen precedentes. 

PENSANDO EN 2020...

Esta vez, sin embargo, parece que Trump tendrá que escribir otro tuit para volcar su enfado, porque no se espera que la Fed baje los tipos. Todo indica que tras abaratar de manera consecutiva el precio del dinero en julio, septiembre y octubre, la entidad se tomará un descanso. Ya lo anticipó Powell en la cita de octubre, y el buen tono mostrado por la última remesa de estadísticas, con excepciones como los datos procedentes de la actividad manufacturera, respalda esa posición. 

El mercado, de hecho, ni siquiera contempla la rebaja que Trump. No es ya que otorgue una probabilidad del 0% a esta opción, es que incluso conceda una probabilidad del 5,2% a que eleve los tipos cuarto de punto, hasta el 1,75-2%. El otro 94,8% recae en la alternativa de dejar los intereses donde están, en el 1,50-1,75%. 

Sin embargo, y aunque en esta ocasión sus presiones no surtan efecto, representan un anticipo de lo que con toda seguridad aguardará en los próximos meses. Con la vista puesta en las Elecciones de 2020, a las que aspira a concurrir con el crecimiento económico como principal carta de presentación, Trump no cejará en sus 'peticiones' a la Fed para tratar de alargar el actual ciclo expansivo, el más largo de la historia con 125 meses consecutivos creciendo, y de prolongar el momento dulce del que Wall Street sigue disfrutando

Gráficos relacionados