Bolsa

El grifo de financiación se cierra en la bolsa: las ampliaciones de capital se hunden a mínimos de la crisis

Vuelve a caer la emisión de acciones para 'scrip dividend'

La prima sobre el valor nominal se reduce a menos de la mitad

José Manuel Del Puerto

El grifo de financiación se cierra en la bolsa: las ampliaciones de capital se hunden a mínimos de la crisis

La bolsa española pierde fuerza como fuente de financiación para la empresa española. Sus cotizadas han captado la cifra más baja de la última década mediante ampliaciones de capital. El volumen más raquítico desde el estallido de la última crisis económica justo cuando cada vez más voces comienzan a hablar sin rodeos de fin de ciclo.

A lo largo de este 2018, las cotizadas españolas apenas han conseguido levantar 9.466,55 millones de euros por esta vía de financiación. Es solo un tercio del volumen que consiguieron sumar al término del ejercicio anterior y se queda a un 78% de igualar los 16.893,76 millones del cierre del año 2008, el más crítico de esta última crisis, siempre según datos recopilados por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Esta drástica caída se debe a la aplicación de unas primas de emisión mucho más bajas que en ejercicios anteriores para las acciones de nueva creación. Un frenazo que es consecuencia de mismas dudas sobre la solvencia de la economía que han provocado el hundimiento de casi el 16% que acumula el Ibex 35 y de la caída en los volúmenes de salidas a bolsa que ha dado al traste con operaciones como la de la petrolera Cepsa.

Las cifras de la sociedad rectora de las bolsas españolas muestran que mientras que el año pasado se recaudaron 8,9 euros por cada euro nominal de ampliación, este ejercicio apenas se han conseguido 4,2 euros. Menos de la mitad en cuestión de solo un año. Al comienzo de esta última década, cada nuevo euro nominal emitido se traducía en la captación de 6,9 euros de tesorería.

SUBE EL NÚMERO DE OPERACIONES

Al contrario de lo que ha ocurrido con los importes de emisión, en el segmento principal de la bolsa española se han producido cuatro operaciones de ampliación de capital más que el año pasado. Aunque insuficientes para compensar el retroceso de las primas, se han alcanzado 71 operaciones que han sumado 8.664 millones de euros, contando con las que han llevado a cabo Solarpack y Arima en sus respectivos debuts bursátiles.

Las dos operaciones de mayor volumen celebradas este año han tenido por objetivo financiar adquisiciones corporativas. Fluidra completó una ampliación de capital por 1.079 millones de euros para lanzarse a la compra de la estadounidense Zodiac. La segunda del ranking es la de 891 millones llevada a cabo por Bankia para asumir la absorción de Banco Mare Nostrum (BMN). En el primer caso, el importe se correspondía con un 42,4% del capital social de su emisora, mientras que en el segundo apenas se sobrepasó el 7,1%.

Otras dos cotizadas han realizado ampliaciones de capital con el mismo objetivo este año: Colonial para la compra de Axiare e Inypsa para su fusión con Carbures dando lugar a Airtificial.

EL PESO DE LAS SOCIMIS

Las cotizadas del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) han tenido un protagonismo relevante en las cifras de este año. En esta plataforma se han celebrado 36 ampliaciones de capital por 802 millones de euros. En estos números, las sicavs han perdido peso un año más, mientras que las socimis han sido especialmente activas, con 14 operaciones, el doble que hace un año. Estos vehículos especializados en inversión inmobiliaria han logrado sumar 367 millones con sus emisiones de nuevos títulos.

Por otra parte, del importe total captado en este año, las estadísticas de BME señalan que 3.522 millones se corresponden a ampliaciones destinadas a satisfacer pagos de dividendo en acciones de nueva emisión. El peso de este tipo de operaciones “viene perdiendo fuelle desde 2015”, señala el informe, hasta el 37,2% de este año 2018

Gráficos relacionados